Captain Tsubasa: Rise of New Champions

El nuevo juego de Captain Tsubasa logra ser un juego ideal para los fans, aunque su rendimiento en algunas plataformas deja mucho que desear.

Plataformas: Nintendo Switch (Reseñado)/PC/PS4
Desarrollador: Tamsoft
Publishers: Bandai Namco
Lanzamiento: Agosto 27/2020
Género: Fútbol que no es FIFA

Sin duda, Bandai Namco es el rey indiscutible cuando hablamos de juegos basados en anime. Son múltiples las propiedades que se publican bajo su nombre –desarrolladas por otros estudios, claro-, desde Dragon Ball Z, Naruto y One Piece, a One Punch Man, My Hero Academia, Fairy Tail y Sword Art Online. Aunque Rise of New Champions no es el primer título de Captain Tsubasa, si vendría a ser el más grande desde Dream Team, lanzado únicamente para dispositivos móviles en 2017.

Desarollado por Tamsoft, Captain Tsubasa: Rise of New Champions no es solo un título que apela al fan del anime por su EXCELENTE fanservice, sino que es también un juego robusto en sus mecánicas pese a ciertas fallas, pero especialmente por respetar la obra original.

Rise of New Champions trae consigo un modo campaña llamado The Journey que está dividido en dos partes; Episode: Tsubasa y Episode: New Hero. El primero se centra en el arco del tricampeonato de secundaria, en el que Tsubasa quiere ganar por tercera vez el torneo regional juvenil. De forma líneal nos enfrentaremos a todos los equipos como sucedió en el anime, respetando la línea argumental de lo visto en la serie

Por su parte, New Hero es una adaptación del arco final del campeonato internacional sub-16, en el que la selección de Japón está compuesta por la gran mayoría de personajes que han recorrido la serie, y donde Alemania –bajo el liderazgo de Karl-Heinz Schneider- es el gran favorito por ser la agrupación más robusta y poderosa.

La diferencia de Episode: New Hero con respecto a Episode: Tsubasa, es que es que no solo permite la creación de un personaje original que podemos mejorar basado su experiencia y relación con amigos y rivales, sino que muy en la línea de las novelas visuales japonesas, esta ofrece tres rutas distinas según escojamos nuestro punto de inicio: Furano, Toho o Musashi.

Es importante aclarar que el personaje que podemos crear no tomará el papel de protagonista, sino que será un jugador más en la selección de Japón, y está en nuestras manos hacerlo crecer para que sus habilidades no solo estén a la par –o superiores- a la de sus amigos, sino también de la de sus rivales.

Hacer esto es sencillo puesto que cada partido da puntos de experiencia que podemos invertir en diversas estadísticas como ataque, defensa, técnica, velocidad, etc, sin embargo, también hay fases conversacionales con múltiple elección –muy a lo Mass Effect- en los que según nuestra respuesta podemos acceder a fases especiales de entrenamiento que ayudan a mejorar nuestra relación con amigos o rivales, y por tanto, nuestras habilidades.

Con el paso del tiempo nuestro personaje puede acceder a una amplia gama de habilidades de otros personajes, desde el Drive Shot de Tsubasa, al Tiger Shot de Kojiro, así como otras técnicas secundarias y de apoyo de otros jugadores incluso si no son de Japón.

En general la dificultad de los partidos no es muy elevada, pero se hacen MUY interesantes porque dada la fidelidad con el manga/anime, hacer una acción puntual en el campo detonará una secuencia in-game como si fuera el anime, por lo que podemos ver legendarias secuencias como el barrido de los hermanos Korioto o el Drive-Shot de Tsubasa desde media cancha, entre otros más.

Son secuencias muy interesantes y da gusto ver que estén dentro del juego, aunque puede ser molesto no saber qué hacer en qué momento, por lo que también podría depender en cierta medida de la suerte del jugador.

En términos de jugabilidad, Captain Tsubasa: Rise of New Champions es un juego robusto y muy interesante por la forma en que implementa el sistema de “poderes”. Aquí contamos con una barra de ‘Espíritu’, la cual sirve justamente para poder hacer las técnicas especiales de las que dispone cada personaje en la plantilla. Esta barra con el tiempo desciende, y entre más “cansado” esté el personaje, este tardará en hacer un disparo o será proclive a ser barrido por el oponente.

Fuera de lo anterior, Rise of New Champions funciona como un juego de fútbol “común y corriente”, salvo por la acción desenfrenada y la ausencia de un árbitro que a NADIE le importa.

Profundizando en los usos del ‘Espíritu’, este no solo sirve para hacer regates y pases especiales, sino también para hacer los milagrosos disparos de Tsubasa, Kojiro o cualquier personaje que tenga una técnica especial asociada al ataque. Solo basta con sostener el botón presionado para que el disparo cargue y listo.

Hacer esto supone un riesgo pues, aunque el disparo cargado es bastante potente, también deja indefenso al jugador, por lo que fácilmente puede ser embestido y perder el balón. Es posible hacer regates si cargamos el disparo en movimiento, pero aun así se depende del ‘Espiritu’, así que no es una técnica que esté desequilibrada.

Sumado a todo lo anterior, también existe una “técnica” llamada V-Zone que podemos activar cuando el espíritu del equipo se llena. Básicamente esto potencia las habilidades de los jugadores por un tiempo límite y permitirá movimientos más fluidos y ataques más potentes en menor tiempo. Indiscutiblemente es un viento a favor si lo sabemos utilizar, pero también hay que reforzar la defensa cuando es usada por el oponente.

Aunque en general las mecánicas asociadas al ‘Espíritu’ son muy robustas, hay una en particular que no encaja del todo y rompe el ritmo de juego. Los arqueros cuentan también con esta barra y la forma de vencerlos es haciendo que se agote, por lo que la única forma de lograrlo es spameando disparos al arco.

Después de 3 o 4, el arquero no podrá detener cualquier ataque ofensivo en su área, incluso si es un tiro sencillo.

Es desafortunado porque quita la tensión del partido y lo vuelve predecible, especialmente porque en últimas la táctica se resume en hacer pases hasta que Tsubasa –o el personaje correspondiente según el equipo- pueda hacer su disparo cargado. Teniendo en cuenta la potencia del tiro, este puede agotar más o menos al portero, más si son los Neo Shots.

Por fortuna, Captain Tsubasa: Rise of New Champions trae consigo un modo de juego versus local y online, donde si bien persiste la táctica de agotar al portero, se cuenta con un reto distinto al poder enfrentar un oponente con sus propias técnicas y alineaciones, aunque ciertamente la plantilla de equipos no es la más extensa.

Desafortunadamente, la versión de Captain Tsubasa: Rise of New Champions para Nintendo Switch no sale bien librada, y es que pese a la fidelidad visual, no solo presenta caídas en los FPS, sino que algunas “pantallas de carga” pueden ser molestas, especialmente las que dan pie a los eventos “cinemáticos” dentro de los partidos de la campaña, los cuales tardan un par de segundos en aparecer antes de retomar el juego.

Captain Tsubasa: Rise of New Champions es un título que no se queda solo con el fanservice del anime, sino que es propositivo en su gameplay pese a sus falencias. Es un juego divertido con un carácter más arcade que otros juegos de fútbol, pero tampoco deja atrás la táctica, especialmente si tenemos en mente que no todas las técnicas son disparos potentes.

Su falta de contenido extra puede espantar a algunos, pero en general, si son fans de manga/anime, esta es una entrega que vale la pena tanto por el grueso de su modo campaña, como por los secretos, su excelente banda sonora –accesible desde el menú- y amplia selección de desbloqueables.

Reseña hecha con una copia de Captain Tsubasa: Rise of the Champions para Nintendo Switch provista por Bandai Namco Latinoamérica.

A %d blogueros les gusta esto: