Concrete Genie

Concrete Genie

Plataformas: PS4 (Reseñado)
Desarrollador: PixelOpus
Publishers: Sony Interactive Entertainment
Lanzamiento: Octubre 8/2019
Género: Clases de pintura sin Bob Ross

Como dijimos en nuestras impresiones de Tokyo Game Show, Concrete Genie parecía ser una de las grandes sorpresas del 2019, y es que tanto su premisa como dirección de arte hacen que este sea un juego llamativo. Pese a que es una experiencia muy corta, esta apuesta de Pixelopus cumple con lo prometido y entrega una historia cálida con un gameplay que, si bien no es 100% cómodo, si es diferente.

Concrete Genie nos pone en los pies de Ash, un chico que viven en un pueblo portuario llamado Denska. Un día, mientras dibujaba al atardecer, llegan los estereotípicos bullies a intimidarlo y romper su liberta, solo para luego encerrarlo en una góndola que lleva a un tenebroso y olvidado faro.

Allí empieza nuestra aventura, y allí es donde encontramos a nuestro primer Genio: Luna.

Por alguna razón, uno de los dibujos de Ash cobra vida y se convierte en una surte de guía que lo orienta en su misión: para salvar a Denska, tiene que iluminar el pueblo (literalmente). Darle vida a través de sus dibujos para que ese pequeño lugar, vuelva a brillar cómo lo hacía antes.

Con esa simple premisa y un pincel mágico, tenemos que ir por todo el pueblo encendiendo unas bombillas para así ir recuperando el brillo de la ciudad, todo mientras erradicamos una especie de slime oscuro que parece ser la razón por la cual Denska ha entrado en decadencia.

Aunque la campaña no es compleja en sí misma, es muy interesante por los temas que trata. Ash, a través de la pintura y su pincel mágico, es capaz de entender el por qué los bullies son como son, develando que cada uno tiene una razón para ser así, pero no excusándolos. Si bien no se profundiza en sus problemas, este título busca crear conexiones que puedan curarlos internamente, y es que, si hay algo que este título quiere transmitir, es eso.

Para devolverle el brillo a Denska tenemos que usar pintura mágica, con la cual tenemos que pintar unas bombillas que están a lo largo de todos los niveles. Estas bombillas están conectadas entre sí e iluminarlas devuelve la vida a un sector. La cosa, es que entre más avancemos, más descubrimos por qué este pueblo parece muerto y como siempre, es culpa del capitalismo. No es un chiste.

Es una historia sencilla pero encantadora y gracias a su presentación se siente casi como una película en stop-motion.

Sobre la jugabilidad, Concrete Genie centra sus mecánicas en la pintura y para ello podemos elegir dibujar con el stick del mando o con el sensor de movimiento del Dualshock 4. El más “cómodo” de estos es el segundo, ya que, al depender del sensor del control, hace que el pintar sea más orgánico a diferencia del stick, que hace que los trazos sean más rígidos y restrictivos.

Seguramente la experiencia en PlayStation VR será distinta y mucho más intuitiva, especialmente por el PlayStation Move, pero no pudimos probarlo con esta modalidad.

En sí, Denska no es un pueblo muy grande, pero si tiene distintas zonas que tenemos que ir iluminando con nuestra pintura mágica, donde cada una tendrá a su vez pequeñas áreas que debemos completar para seguir avanzando.

Así pues, la idea en Concrete Genie es encontrar las hojas de nuestro diario, las cuales tienen diseños que podemos usar para pintar nuestro entorno, mientras vamos resolviendo algunos puzles de ambiente con ayuda de nuestros genios mágicos.

Los genios solo se pueden crear en ciertas partes del mapa. Al llegar, abriremos un menú en el que debemos seleccionar su cuerpo, orejas, cola y demás para luego darle vida. A partir de ahí, ese genio se desplazará por la pared junto a nosotros, sin embargo, para moverse con libertad tenemos que pintar sobre la superficie.

En sí, estas criaturas mágicas sirven para todo y también tienen un alineamiento elemental (Fuego, Electricidad, Viento y Hielo), donde cada uno debe ser usado con precisión para poder avanzar. Los puzles a veces requieren de uno o más genios, así que es recomendable PINTAR TODO, ya que así ellos se podrán mover libremente y no se perderán por el pueblo.

Ya hacía el final del juego se incorpora un sistema de combate que en principio se siente extraño, más que todo por la premisa misma del juego, pero que es funcional a pesar de algunos problemas con el movimiento de la cámara.

Aunque se puede pintar libremente en casi toda superficie vertical, hay que prestar atención tanto a los genios como a ciertas marcas en las paredes. Lo primero, porque los genios requieren de atención y mantenerlos felices nos dará súper pintura, que es como la pintura normal pero súper (DUH), y lo segundo porque esas marcas normalmente ocultan algún secreto.

Un aspecto que quizá pueda espantar a algunos es su duración, y es que Concrete Genie no supera las 6 horas. Sin embargo, este tiempo es más que ideal, ya que si no fuera por el cambio de ritmo al final del juego se habría sentido repetitivo: después de todo, vamos de un punto a otro haciendo lo mismo y eso puede llegar a cansar.

De hecho, esta fatiga puede ser evidente en nuestras pinturas, y es que, al tener una función, uno prefiere que sean funcionales más no bonitas. En lo personal, mi versión de Denska está llena de pastos, fogatas y arcoíris, todo con el fin de cubrir la mayor cantidad de espacio por la que el genio se pueda mover sin problema.  

No obstante, Concrete Genie viene también con un modo de dibujo libre, con el que podemos visitar todas las zonas del juego para recorrerlas nuevamente sin presión. Esta modalidad la llamaría la ‘Zona Creativa’, ya que es donde se pueden explorar mejor las herramientas de pintura, especialmente si a lo largo de la campaña hemos encontrado todas las paginas para dar vida a genios más pintorescos.

Concrete Genie no es un título para todo el mundo, irónicamente. Pese a sus mecánicas y abundancia de puzles, no hay mayor mayor desafío. Aquí la experiencia se centra en el dibujo y en la historia de Ash. Pero que eso no los espante, es un juego corto que se hace querer por su tono, dirección de arte y ambientación. Además, en la PlayStation 4 estándar corre de maravilla.

Puede ser repetitivo, según cómo lo jueguen, pero también puede ser gratificante si se toman su tiempo para explorar las herramientas de pintura que hay disponibles. Concrete Genie estará disponible el 8 de octubre y será exclusivo de PS4.

Reseña hecha con una copia de Concrete Genie para PS4 provista por Sony Interactive Entertainment.