Cloudpunk

A pesar de sus errores narrativos, Cloudpunk logra contar una interesante historia de Cyberpunk sin recurrir a varios clichés clásicos.

Plataformas: PS4 (Reseñado)/PC/Xbox One
Desarrollador: Ion Lands
Publishers: Merge Games
Lanzamiento: Octubre 15/2020
Género: Cyberpunk, pero no 2077

Sin duda el Cyberpunk tiene diversas variantes. En muchos casos es común ver el futuro que lidia con las cosas básicas como alta tecnología o en su defecto historias relacionadas a la exploración espacial y como los humanos prosperan gracias a la tecnología.

Pero hay un fragmento del género que busca hablar de la desigualdad que podría llevar el futuro que hemos visto en películas como Dredd (Con menos enfoque de acción) o como vemos en algunos momentos de Blade Runner

Cloudpunk es un juego que le apunta a ese fragmento y a pesar de una historia muy interesante, el juego tiene problemas que le impiden ser un gran exponente del género.

El título nos cuenta la historia de Rania, una mujer que viene de la península a la ciudad de Nivalis. Allí conseguirá trabajo en la empresa de mensajería Cloudpunk que la ayudará a subsistir.

Al mejor estilo de Collateral de Michael Mann, Cloudpunk ocurre en una noche, donde Rania se verá envuelta en un misterio incluyendo un detective androide y una misteriosa inteligencia artificial que “gobierna” Nivalis. 

La idea de “Una noche en la vida de…” es bastante interesante y argumentalmente se presta para muchas cosas muy buenas, esto le permite brillar un poco en varias áreas, pero lastimosamente muestra que el gran problema del juego es su enfoque y el ritmo en el que cuenta su historia.

Dentro de la historia principal, hay varios hilos más pequeños que le apuntan a redondear un poco más toda la historia que rodea Nivalis y sus habitantes. El World Building del juego es muy bueno, porque logra ser lo suficientemente robusto para ser interesante, pero sin explicar demasiado para no arruinar el misterio.

Aquí es donde comienza el problema de ritmo. El juego corta la narrativa para pasar al siguiente hilo narrativo, entonces cuando uno vuelve de una historia y luego va a otra, se siente que no hay una conexión entre ambas. 

Esto es un problema porque en ciertos momentos parece que sencillamente metieron estas historias que podrían ser una misión secundaria, parte de la principal para alargar el juego, más no para darle un valor adicional al juego

Siento que si se hubiesen enfocado en todo lo que rodea a Cloudpunk y la IA, el juego se hubiese sentido más puntual en su mensaje, el resto fácilmente podrían ser misiones secundarias que habrían servido para expandir el lore de la ciudad y el juego.

En especial porque hay personajes que parecen ser muy interesantes o claves, pero que sencillamente desaparecen casi que de la nada y le resta fuerza a la historia después de pasar un buen tiempo mostrandolos.

Mecánicamente el juego es bastante sencillo, la mayoría de las misiones serán entregas donde tendremos que recoger o entregar algo, pero también podremos explorar algo más de Nivalis a pie.

El manejo del “carro” de entregas es bastante sencillo, el carro se controlará con el Stick izquierdo, mientras que la altura del carro la controlaremos con el derecho. Como la conducción es el núcleo principal, Ion Lands creó un buen balance en la facilidad de manejar necesaria y la exploración a pie que ofrece el juego.

En varios momentos, nos encontraremos personajes que de manera indirecta podrían necesitar nuestra ayuda. En algunos casos será un objeto que encontremos y se lo tendremos que entregar a alguien o sencillamente una persona nos pedirá un favor que se le puede hacer inmediatamente.

Algo que me agradó de esto, es que muchas de estas misiones no son necesarias para avanzar y en muchos casos el juego ni siquiera nos avisa si hacen parte de algo, entonces en muchos momentos solo por hablar con algún habitante completar una misión o sencillamente alegrarle el día a un habitante.

Aquí el juego se parece mucho más a títulos RPG de antaño, donde realmente no buscan explicar mucho sobre lo que tenemos que hacer y nuestra intuición como jugadores será la que nos ayude a ir resolviendo esas pequeñas quest que tiene el juego.

Uno de los elementos más atractivos de Cloudpunk, es su apartado visual. El Voxel art que compone el juego es sencillamente fantástico. Además la estética trata de alejarse un poco del Cyberpunk Neon que vemos en muchos títulos del género. 

Este estilo va acompañado de algo curioso y es que incluso como recurso estilístico, muchos de los assets no están en alta calidad. Esa idea de desgaste va muy ligado a la idea principal de Cloudpunk, donde Nivalis es una ciudad abandonada y vieja que no estaba pensada para durar tanto (Si algo como City of Ember de Jeanne DuPrau).

La música compuesta por Harry Critchley también es impresionante, mezclar el Synthwave el cual es común en los juegos del género y crear música de ambiente. Esta última tiene un aire misterioso que acompaña muy bien el hecho de todo lo que rodea la ciudad.

Todas las situaciones se ven elevadas por la música que definitivamente es uno de los mejores elementos que tiene el juego. 

Otro de los “problemas” que tiene Cloudpunk es su navegación. Aunque no es un problema realmente grave, es raro que el minimapa no tenga elementos tan básicos como flechas para determinar la altura en la que se encuentra el objetivo. 

De nuevo, honestamente no es nada grave, pero es muy curioso que no se haya establecido algo tan sencillo como eso.

Cloudpunk logra ser una experiencia bastante interesante, a pesar de sus problemas sin duda muestra el potencial de Ion Lands para sus próximos títulos y mucho más si son del género. Si disfrutan de juegos Cyberpunk que son más enfocados en narrativa que en mecánicas, sin duda esta será una experiencia ideal para ustedes.

Cloudpunk ya se encuentra disponible en PC, PS4, Switch y Xbox One.

Reseña hecha con una copia de Cloudpunk para PlayStation 4 provista por Ion Lands.

A %d blogueros les gusta esto: