Desperados III

Desperados III

Plataformas: PS4 (Reseñado)/PC/Xbox One
Desarrollador: Mimimi Games
Publishers: THQ Nordic
Lanzamiento: Junio 16/2020
Género: RTS de Mesa

THQ Nordic se ha vuelto esa empresa de facto que le saca provecho a cuanta IP tiene disponible. Ellos han trabajado con varias IP desde secuelas, remakes, precuelas, entre otras.

Desperados sería una de las IP más curiosas, porque el primer título, Desperados: Wanted Dead or Alive fue bien recibido por la crítica y por algunos de sus fans. El juego es un tipo de “RTS”, donde el juego transcurre en tiempo real, pero no está el Micromanagement que caracteriza el género.

Desperados III es una precuela de Wanted Dead or Alive. El juego nos cuenta un poco más de la historia del forajido John Cooper y busca redondear más personajes que probablemente muchas personas ya no recuerdan o más específicamente en mi caso… no los conocían.

El juego nos mostrará como John Cooper conoció a sus aliados Doc McCoy y Kate O’Hara, además de presentar otros personajes como Hector Mendoza e Isabelle Moreau que acompañaron a Cooper antes de convertirse en cazarrecompensas.

La historia gira alrededor de la Compañía DeVitt, la empresa se ha encargado de chantajear a gente en Colorado y Louisiana para continuar construyendo un ferrocarril. Cooper tendrá asuntos pendientes con Frank (Uno de los miembros de la compañía) y por extensión con DeVitt.

A pesar que en muchos momentos la historia se siente más como un pretexto para presentar a los personajes, logra establecer varios detalles de una manera ideal y que lo personajes se sientan “robustos” y sus motivaciones sean lo suficientemente interesantes para que nosotros decidamos jugar. 

Debido a esto, la historia toma un segundo plano y en cierto punto, lo importante es la jugabilidad y sus personajes.

Desperados III es un tipo de RTS. A diferencia de grandes exponentes del género como Starcraft o Total War, aquí no se manejan grandes ejércitos sino que hay un pequeño equipo de personajes los cuales serán nuestras únicas unidades dentro del juego.

Lo que hace a Desperados tan diferente de un RTS promedio, es que el micromanagement de unidades no existe. Entonces no tendremos que estar pendientes de 300 soldados mientras pensamos cual sería la mejor manera de atacar algún lugar.

La idea de planear la mejor manera se mantiene, pero se juega en una manera más organizada y en algunos momentos no tan caótica debido a la cantidad de personajes, Esto nos obliga a ser un poco más precisos a la hora de ejecutar nuestros planes para completar una misión.

El juego utiliza una vista ¾ aérea, que nos permite ver todo con cierto detalle. La cámara la podemos mover por todo el espacio y rotar a nuestro antojo, ya sea para tener una mejor visibilidad del objetivo o de nuestros personajes.

Esto genera una sensación de juego de mesa, donde nosotros vamos moviendo nuestras piezas de acuerdo a lo que necesitamos. 

Desperados III busca que el jugador experimente con todas las situaciones que le presenta y que cada uno decida la mejor manera de proceder. Tanto el Stealth como un ataque frontal son viables. Para esto, el juego usa la mecánica del Save Scumming para impulsar a el jugador a probar las opciones a su disposición.

Muchos recordarán que el Save Scumming es algo que se usa mucho en juegos de estrategia. En juegos como XCOM es común para algunos jugadores guardar antes de un turno crucial o antes de cada turno y volver a cargar el archivo de guardado en caso que algo salga mal.

Cada cierto tiempo el juego nos recordará que debemos guardar para evitar sorpresas y a pesar que esto es una mecánica, a veces es curioso que lo haga tan “en la cara”, se vuelve un poco fastidioso después de un tiempo, en especial porque aparece en una parte muy visible de la pantalla y cambia de color entre más tiempo pasa sin guardar. 

El juego da la opción de completar las misiones de manera silenciosa o entrar disparando. A pesar de eso, se siente que ambas visiones no logran convivir de manera adecuada afectando el ritmo que tiene el juego.

Me explico, los personajes tienen munición muy limitada entonces a la larga entrar baleando a todo el mundo no se siente como una opción viable. Sin duda una combinación de ambas puede ser un buen camino.

Pero si me voy a poner a pasar gran parte de los niveles de manera sigilosa…. ¿Pues no sería mejor pasarme todo el nivel sigilosamente?

Ese problema es muy común dentro de Desperados, y sin duda arruina la experiencia del que en general es un juego espectacular. Por ejemplo Modern Warfare tiene una misión que se puede hacer de manera silenciosa o entrar disparando a todo lo que se mueva.

Ambas son viables, porque contamos con suficiente munición o variedad de armas para acabar todo lo que se nos atraviese, en el caso de Desperados no se siente igual. Esto se nota aún más en los niveles post-capítulo 2, ya que tienen enemigos más pesados que no morirán de una bala o con el lanzamiento del cuchillo.

Otro de los problemas “graves”, es que el juego se siente demasiado largo. Cada misión podría tomar entre 45 minutos y una hora, conociendo esto, se vuelve tedioso superar las misiones en los capítulos más avanzados sabiendo que tomará tanto tiempo.

Sin duda a pesar de estos problemas, Desperados III es uno de los juegos de estrategia más interesantes que he visto en mucho tiempo, su idea de “juego de mesa” lo hace bastante atractivo incluso con su poca rejugabilidad.

Si los títulos de estrategia es lo de ustedes, definitivamente Desperados III será una experiencia ideal. El juego ya se encuentra disponible en PC, PS4 y Xbox One.

Reseña hecha con una copia de Desperados III para PS4 provista por THQ Nordic.