Diablo III: Eternal Collection

Diablo III: Eternal Collection

Plataformas: PC/PS4/Switch (Reseñado)/Xbox One
Desarrollador: Blizzard Entertainment
Publishers: Blizzard Entertainment
Lanzamiento: Noviembre 2/2018
Género: Cazador de Demonios portátil

Blizzard es una de las compañías más veteranas en el mundo de los videojuegos y una de las mas reconocidas por su gran calidad a la hora de crear experiencias memorables, siendo Diablo una de sus franquicias más populares. Aunque su tercera iteración llegó en el año 2012, no había tenido oportunidad de llegar a una consola de Nintendo hasta ahora, con un resultado mas que sorprendente en Switch.

Diablo no es un viejo conocido de Nintendo, asi que los fans de esta compañía no han tenido la oportunidad de experimentar las oleadas de enemigos que invaden la pantalla y la gran cantidad de loot que estos mismo enemigos ofrecen. Y es que Diablo sigue fiel a su formula después de tanto tiempo y en esta ocasión nos lleva por un basto universo en el que nos esperan grandes retos.

Eternal Collection, es como su nombre lo indica, una recopilación de lo que Blizzard ha añadido al mundo de Diablo 3 desde su llegada al mercado en el año 2012, en el que se incluyen nuevos personajes, modos de juego, etc. Con un plus en la consola de Nintendo al tener atuendos exclusivos y opciones como el uso de amiibos, que invocarán enemigos poderosos al juego en vez de simplemente regalarnos algo. Un cambio bienvenido en relación a lo que otros juegos ofrecen por el uso de estos mismos.

Al iniciar el juego tendremos una variada selección de cazadores de monstruos a nuestra disposición para escoger, aunque solo tendremos esta ocasión para elegir al que será nuestro personaje durante el resto del juego. Si se quiere cambiar de clase, tendremos que empezar la historia desde cero.

Cada clase tiene un árbol de habilidades que se ira desbloqueando a medida que subamos de nivel, lo cual nos dará un nivel de personalización que se acomode al estilo de juego que prefieras. También encontraremos una gran cantidad de armas y armaduras que cambiaran nuestro aspecto físico y estadísticas. No todo lo que obtendremos será para nuestra clase, pero esto no es del todo malo, ya que puedes regalar esos ítems a algún amigo o simplemente podrás guardarlos por si decides crear otra clase a la que le sirvan.

Puede que este juego suene intimidante y con alto grado de dificultad, pero de hecho, es muy flexible en este aspecto, ya que ofrece más de 13 niveles de dificultad. Cada uno de estos tiene características especiales, ofreciendo mejores recompensas y multiplicadores de experiencias dependiendo el nivel que se escoja. Esto mismo le da un toque de re-jugabilidad bastante amplio y que puede ser cambiado en cualquier parte del juego.

Como si esto fuera poco, Diablo 3 cuenta con temporadas, en las cuales podrás explorar calabozos con variaciones y encontrar equipamientos, armas, y recompensas únicas y valiosas de esa temporada. Lo único malo de este modo de juego es que requiere conexión a internet para poder ser jugado.

Diablo III

Si eres de los interesados por la historia, el juego tiene lugar 20 años después de Diablo 2, aunque no tiene relación direct. Así que, si es la primera aproximación esta a serie, Diablo 3 es un buen punto de partida, en un juego que de por si ,el lore toma un segundo plano para darle espacio al buen sistema de botín y recompensas, que es, y siempre ha sido, el punto mas fuerte de esta franquicia.

Para nadie es un misterio que Switch no es la consola mas potente en el mercado, tanto así que compañías de smartphones quieren rivalizar con la consola de Nintendo; nos encontramos con una versión del juego que mas bien tiene poco que envidiarle a plataformas mas poderosas. A parte de la notable diferencia en resolución tanto en Dock Mode como en Portable Mode, el juego corre a unos 60 cuadros por segundo de manera estable, algo que me cogió totalmente por sorpresa y con cierta incredulidad miraba a la pantalla. Incluso en ocasiones en que habían muchos enemigos en pantalla, el juego era muy estable. Y es que juegos que tal vez no requieren tanta maquina como Hollow Knight, corren a 30FPS, así que el trabajo hecho en este port es de aplaudir.

Al igual que con otros ports, el modo portátil que ofrece switch le da un nuevo aire a la formula incluso, al no limitar el tiempo de juego a un lugar y hora especifica, ya que al poder jugar en pequeños lapsos ayuda a ser mas amena la aventura. Como si fuera poco, esta versión ofrece multijugador local con una sola consola o con 4 consolas conectadas vía bluetooth. Obviamente sin dejar a un lado el aspecto online que requiere la reciente suscripción a Nintendo online .

La estética que Diablo 3 presentó en consolas funcionó bastante bien. Sus controles eran excelentes y en general se supo adaptar a un entorno diferente al que estaba acostumbrado en PC. Obviamente con algunas diferencias en aspectos como los menús, pero nada que deteriorara la experiencia jugable. Todo esto se traduce de manera mas que satisfactoria a una maquina inferior como Nintendo Switch, que de nuevo brilla en una de sus principales características, la portabilidad, todo esto sin que le falte o le sobre para ser considerada una de las mejores versiones del juego a día de hoy.

Reseña de Diablo III: Eternal Collection hecha con una copia del juego para Switch provista por Blizzard Latinoamérica.