Dreams

El nuevo título de Media Molecule es una herramienta de creación muy poderosa y algo que no se había visto en consolas. Esta es nuestra reseña de Dreams.

Plataformas: PS4 (Reseñado)
Desarrollador: Media Molecule
Publishers: SIE
Lanzamiento: Febrero 14/2020
Género: LittleBigPlanet con esteroides

Media Molecule comenzó su idea de crear, jugar y compartir con Little Big Planet en Playstation 3. Aunque un tanto limitada en recursos, su idea dió para que la creatividad de los jugadores se desatara y crearan niveles ingeniosos y divertidos. Sus secuelas LBP 2 y 3 trajeron novedades que, aunque hacían mas profunda la experiencia de crear, seguía teniendo sus limitantes y un mismo estilo. Ahora, 12 años mas tarde, vuelven a darle un giro a su fórmula y quieren hacer nuestros sueños realidad con Dreams.

Aunque puede que parezca fácil, describir este juego es lo contrario, ya que se siente como una herramienta y una red social, algo así como un Youtube o SoundCloud para videojuegos donde el limite es la imaginación de los jugadores.

Dentro de Dreams encontramos dos modos: Dreams Surfing y Dreams Shaping. El primero, es un buscador de juegos que comienza mostrándonos algunas recomendaciones dentro de las cuales están el modo historia de Dreams y las creaciones populares de los usuarios.

Su modo historia es una novela que sirve para mostrar las capacidades de este software y cumple su función plenamente, dejándonos curiosos sobre cómo lograr eso que acabo de ver, y por qué no, desatar nuevas ideas para nuestras creaciones.

Los juegos creados por la comunidad son realmente sorprendentes, y nos deja ver la profundidad que tiene este título con sus elementos de creación. Los juegos van desde recreaciones de juegos conocidos como Crash. Demakes de The Last of Us para que parezcan de PS1. Juegos que parece una recreación del clásico Galaga solo para ver que es un juego dentro de un juego (y técnicamente dentro de otro juego).

Podría seguir pero no acabaría nunca. Lo bueno de todas estas creaciones es que no tienen que tener una historia profunda, muchas solo tienen que funcionar, y no necesitan mas para ser divertidas.

El segundo modo, Dreams Shaping, es nuestro lienzo, donde podremos dar rienda suelta a nuestra imaginación y crear lo que nos plazca. Suena a una exageración, pero realmente el creador es tan completo que se presta para darle forma a lo que nuestras habilidades con la herramienta nos de.

Oh boy, en este modo si hay bastante que aprender y experimentar. El juego ayuda con unos tutoriales iniciales, pero solo explora un parte superficial de lo que puede ofrecernos, el resto nos corresponde a nosotros.

Este modo resalta mucho el elemento de comunidad de Dreams, y es que no solo podemos usar nuestras creaciones y las de Media Molecule, si no que también podremos usar los objetos creados por los demás jugadores que quieran compartir su trabajo. Así que tenemos bastante de donde escoger.

Lo único que opaca las libertades creativas que nos da el juego, puede ser la manera en como se usa el DualShock 4 para trabajar. Aunque tiene todo lo necesario, y funciona, puede ser poco intuitivo, en especial por la obligación de usar si o si los controles del movimiento del mando.

La mejor solución a este inconveniente es usar un par de Move Controllers. Obviamente es una opción mas costosa, pero si se tiene un par de controles por ahí rondando, vale la pena darles la oportunidad.

Hablando de esto, me parece una oportunidad perdida de implementar un modo VR, Ya que el Headset de PS es bastante bueno y versátil como para no aprovechar el impulso que le puede dar Dreams. Al menos es el caso en el momento en el que estoy escribiendo esta reseña.

Debo decir que en el comienzo todo puede ser muy intimidante. Ambos modos de manera diferente, uno mas que otro, pero es difícil no sentirse así. En la exploración de juegos, son tantas cosas que uno no sabe por donde empezar, igualmente el buscador da aun mas opciones.

Es como estar en un buffet donde toda tu comida favorita esta a tu disposición. En el modo de creación es aún peor, ya que si el anterior modo era un buffet, acá tienes todos los ingredientes para preparar tus propios platos, pero con tu sazón.

A medida que vas conociendo y explorando vas sintiendo mas libertad, en especial si tienes una idea clara de que es lo que quieres hacer.

Dreams es un juego ambicioso, y es bueno que lo sea por que de lo contrario no hubiera logrado ofrecer todo este conjunto de herramientas e interacciones para crear cosas maravillosas. Un poco intimidante con todo lo que nos pone sobre la mesa, pero es cuestión de adentrarse y empaparse de esta experiencia. Eso si, no hay que sentir presión si no te consideras una persona creativa, este juego tiene mucho que ofrecer para los que disfrutan mas de jugar que de crear.

Reseña hecha con una copia de Dreams para PlayStation 4 provista por PlayStation Latinoamérica.

A %d blogueros les gusta esto: