Haven

Haven logra ser una bella experiencia que se ve golpeada por unas cuestionables decisiones en algunas de sus mecánicas más importante.

Plataformas: PS4 (Reseñado)/PC/PS5/Switch/Xbox One/Xbox Series S-X
Desarrollador: The Game Bakers
Publishers: The Game Bakers
Lanzamiento: Diciembre 3/2020 (PC, PS5, Xbox One, Xbox Series S/X)/Febrero 4/2021 (Switch/PS4)
Género: El amor lo puede todo.

Es común en los juegos ver esas historias donde el amor lo logra todo. Donde el poder del amor prevalece sobre la adversidad.

Haven toma esta idea y la convierte en algo mucho más robusto, aunque con uno que otro problema en el nuevo título de los creadores de Furi, los franceses de The Game Bakers. 

El título nos contará la historia de Kai y Yu, dos habitantes de una colonia llamada Apiary, que luego de un evento desconocido (El cual sabremos más adelante), huirán de la colonia y terminarán varados en un planeta llamado Source.

Ahora dependerá de nosotros escapar del planeta y de Apiary mientras conocemos mucho más de ese nuevo y remoto lugar en el que nos encontramos.

Hay una razón de facto por la que disfruté Haven y su historia. A diferencia de otro montón de medios, se siente real.

Tanto el cine como los videojuegos han tomado caminos un poco idílicos con la situación y a pesar de ser bonito, en momentos se siente un poco falso. Claro, no niego que ese enfoque tan “wholesome” es muy agradable, pero digamos que de vez en cuando es más interesante ver como se retrata de una manera más natural.

Lo que narrativamente hace a Haven tan agradable es que se ven varias caras de una relación. Los momentos bonitos, las peleas, sus miedos y sus dudas, esto hace que a pesar que no conocemos nada de Kai y Yu los sentimos más cercanos porque el juego busca recordarnos que a pesar de ser seres digitales, tiene dilemas similares a los nuestros.

Esto se ve bien reflejado en varios momentos del juego, donde uno descubre más cosas de la vida de ambos en Apiary y conocieron. Incluso en muchos momentos ellos mismos se cuestionan si hicieron lo correcto o si deberían regresar.

La historia a la larga se vuelve un proceso de auto-descubrimiento. No solo conocemos más detalles de Source y Apiary, sino también de Kai y Yu. Entonces conforme uno entiende más de sus motivaciones, también cambia la manera de ver su relación.

Aunque admito que 3er acto de juego se siente un poco tosco, no precisamente porque sea malo, sino porque en momentos parece que todo ocurre muy rápido, luego se pone más lenta la historia y viceversa.

Los problemas de ritmo honestamente no son graves, pero sí necesita pulir un poco más, ya sea con algo más de exposición o en su defecto agregando una parte narrativa adicional que puede hacer que la historia se sienta más redonda.

En la parte mecánica de Haven es donde tengo más problemas. No porque sea mala, sino porque tiene ideas muy buenas con buena ejecución e ideas buenas con una muy mala ejecución.

El juego cuenta con un sistema de conversación básico, los temas son lo suficientemente interesantes para que nos tomemos un segundo en pensar qué responder, también ayuda que a diferencia de otros títulos con este sistema – Como The Walking Dead o The Wolf Among Us de Telltale – no afecta como tal la relación.

Me explico, en momentos algunas respuestas dan un bono de confianza a uno de los personajes, pero si respondemos que no estamos de acuerdo en algo, sencillamente no lo estamos y ya.

Esto en cierto punto ayuda a que no se sienta tan “Es que si respondes mal, todo se va a ir a la mierda más tarde”, sino que sencillamente uno no está de acuerdo y ya.

Haven funciona como un RPG híbrido de acción y turnos. Aunque el combate como tal es en tiempo real, internamente con los enemigos el juego si maneja una estructura de turnos.

Por ejemplo, X enemigo tiene la habilidad de curar. Si él usa esa habilidad no va a atacarnos, mientras en el mismo lapso de tiempo, nosotros como jugadores podemos atacar dos o 3 veces. 

El sistema funciona de la siguiente manera. Kai se maneja con el Pad direccional, mientras que Yu con los botones del DualShock 4. 

Ambos tienen el mismo tipo de ataques. Abajo/Cruz es para defender, Izquierda/Circulo para un golpe físico (Llamado Impacto), Derecha/Cuadrado para disparar un ataque de energía (Llamado Blast) y Arriba/Triángulo para pacificar.

El combate termina cuando todos los enemigos hayan sido pacificados, por lo cual en Haven ninguno de los personajes mata a otro enemigo.

Este sistema de combate hace que el juego sea más dinámico, porque puedo defender con un personaje y atacar con el otro, o usar un ataque dual que se tarda más en lanzar, pero hace mucho más daño.

También hay un sistema de Crafting, donde con recursos que encontramos en el mundo (Óxido o frutas exóticas) podremos crear elementos para curarnos, hacer más daño o en el caso específico de la nave principal, cenar juntos.

Mi gran problema con Haven a nivel mecánico es que se esmera en complicar cosas que realmente no deberían serlo, principalmente en la curación.

Me explico. 

Para curarnos podemos usar comida, items especiales hechos con ciertos materiales específicos o con bálsamos. El problema es que los bálsamos son los únicos que se pueden usar en cualquier momento.

Entonces, si tengo baja la vida y no tengo bálsamos, debo regresar a la nave principal o a una parte específica del planeta solo para acampar y poderme curar. Esto no solo entorpece un montón el juego, sino que genera un backtracking que se siente fastidioso después de un rato.

Tampoco puedo usar el Fast Travel porque no está disponible en todos las islas de Source.

El complicar de manera tan elaborada estas situaciones, me hizo sentir varias veces que estaba perdiendo mi tiempo y se volvía más estresante que divertido, además que el juego de por si es bastante “fácil” entonces estas cosas no eran realmente necesarias.

Visualmente el juego le apuesta a una estética más caricaturesca llena de color que le sienta muy bien. Aunque los personajes no son detallados y el mundo de Source no es tan complejo es un juego que se ve diferente, tal y como el estudio hizo con su título anterior Furi.

Esa estética pastel, va acompañada con una música estilo Dreampop. Es una elección bastante agradable en especial gracias a una cinemática fantástica 

Haven es un juego formidable de The Game Bakers, que lastimosamente complica demasiado algunas de sus mecánicas sin mucha necesidad, lo cual le juega en detrimento a un juego que de otra manera sería una gran experiencia.

El título ya se encuentra disponible en PC, PS4, PS5, Nintendo Switch, Xbox One y Xbox Series S/X. En el caso de Xbox, el juego está disponible en GamePass. 

Reseña hecha con una copia de Haven para PlayStation 4 provista por The Game Bakers.

A %d blogueros les gusta esto: