Headliner: Novinews

Headliner: Novinews nos muestra el poder de las noticias en la manera de ver el mundo. Con un sencillo gameplay logra dejar un gran mensaje en el jugador.

Plataformas: PC/PS4 (Reseñado)/Nintendo Switch/Xbox One
Desarrollador: Unbound Creations
Publishers: Unbound Creations
Lanzamiento: Diciembre 10/2019 (PS4) – Octubre 23/2018 (PC)
Género: FAKE NEWS!

“Aquel que controla las noticias, controla la verdad”. Esta es una de las frases que aparece recién comienza Headliner, y es quizá la mejor para describir la forma en qué funcionan los medios hoy día, especialmente si tenemos presente los recientes eventos que se han llevado a cabo en Bolivia, Chile y Colombia.

La prensa al servicio del pueblo es una amenaza, y por ello, es fácil ver la manipulación que hay detrás de los medios grandes y medianos a cuenta de patrocinadores con claras agendas políticas y económicas.

Headliner parte de esto, y nos ubica en un país llamado Novistan, donde con un personaje que podemos crear de cero (hombre, mujer o no binario) tenemos la labor de ser el headliner de un prestigioso periódico. En pocas palabras, ser el encargado de aceptar o rechazar las publicaciones que saldrán impresas.

El problema, es que nuestra llegada al periódico se da en tiempos oscuros. El primer ministro de Novistan hace declaraciones que pueden desatar una guerra con un país cercano llamado Learis, la salud publica está en pésimo estado, la xenofobia está por los aires y, porque nunca son suficientes desgracias: hay un virus atacando a las personas y una sensación de inseguridad que los políticos quieren combatir con presencia militar en forma de drones.

Resumiendo todo, Novistan está bajo una dictatura. Una en la que desde arriba se ha inducido a un odio irracional a cualquier inmigrante Learí y en la que lo que se busca distraer a los Novistianos con entretenimiento barato. Pan y Circo.

Así pues, desde nuestro escritorio, tenemos el poder para influenciar al público y así preservar estas ideas, o combatir el régimen abriendo Novistan a una nueva época llena de oportunidades mientras fortalece sus relaciones con Learis y un tercer país vanguardista.

Estructuralmente, Headliner está segmentado en 14 días, donde cada día se divide en dos fases. La primera es el trabajo, en el que tendremos que seleccionar las publicaciones que serán impresas. La segunda viene después de nuestro horario laboral y es donde se nos permite explorar un pequeño barrio Novistaní en el que debemos confrontar las consecuencias de nuestros actos.

Vamos por partes.

Mientras estemos en el trabajo, tendremos que aprobar o rechazar artículos que serán publicados ese mismo día y aunque en principio es una labor sencilla, poco a poco se va complejizando. Como es obvio, tenemos una cuota que cumplir, pero esa cuota también está determinada por el patrocinador del medio en que trabajamos. Si vamos en contra de sus políticas, es decir, en contra del régimen, no solo la cuota se verá afectada, sino también nuestro salario.

Menos salario implica más problemas, especialmente cuando nuestro personaje tiene gastos diarios.

Ir en contra de, por ejemplo, BetterBuzz, que es como una Coca-Cola que genera adicción por su composición a base de opioides, lleva no solo a una sanción monetaria, sino a presiones que poco a poco incrementan y pueden comprometer nuestra visión. Naturalmente, si no seguimos la agenda impuesta, las presiones se hacen cada vez mayores.

Pero, al igual que en Life is Strange 2, Headliner depende enteramente del jugador, dándole libertad para qué decida quién quiere ser y cómo quiere actuar, y en ese sentido, queda enteramente a nuestra elección cómo queremos manejar el tema.

Personalmente, encontré no solo natural sino humano usar mi poder como headliner para ir contra las políticas del primer ministro y sus intenciones para militarizar el país y llevarlo a la guerra, sin embargo, eso solo hizo que la vida de mi personaje, una mujer llamada Janicke, se viera llena de dificultades.

Tras nuestro horario laboral podemos explorar un pequeño barrio de Novistan y esta es la fase más interesante de todas. Mecánicamente se comporta como un juego point and click en el que vamos de izquierda a derecha (o viceversa) teniendo cortas conversaciones con los locales mientras vemos la consecuencia de nuestros actos.

Poco a poco la ciudad va tomando una nueva forma y nos hace responsables de los cambios que vemos. Por ejemplo, hay un comerciante local con una pequeña tienda que es reacio no solo a los inmigrantes Leris, sino al crecimiento de la economía. Representa la clase media y el temor que tiene a abrirse al mundo porque lo desconoce.

Si logramos estabilizar la situación en Novistan, le probaremos que no hay nada que temer, pero si no lo hacemos, reafirmaremos sus prejuicios. Lo interesante de todo, es que, incluso haciendo el bien, no siempre todo sale como uno espera y en ese sentido, Headliner es impredecible.

En mi partida, ese comerciante dejó sus prejuicios atrás, pero a costa de su estabilidad económica al no poder competir contra los grandes mercaderes y de hecho, me hizo sentir terrible.

De hecho, todos los personajes que habitan Novistan tienen algo que decir. Evie es, por ejemplo, una inmigrante Learí que solo quiere tener una estabilidad económica que le permita continuar con un tratamiento médico. El hermano de Janicke solo quiere ser un comediante, pero para hacerlo debe enfrentarse a un sistema de salud que se rehúsa a tratar su depresión.

Son pocos personajes, uno de hechos oculto para una segunda partida, pero en general todos portan un mensaje relevante que da cuenta de problemas reales que no son tomados en serio.

Sin duda, uno de los grandes logros de Headliner es la forma en como desarrolla la historia a través de las decisiones que se toman, dándole mayor impacto a cada una de ellas y generando un sentido de responsabilidad sobre lo que hacemos. Las decisiones acá son cosa seria.

En sí, Headliner no es un juego largo. Cada día tomará unos 10 o 15 minutos según profundicemos en las conversaciones con los personajes secundarios, así que en total sería cuando mucho unas dos horas y media, sin embargo, es un título que por sus diversas rutas se presta para más de una sola partida, especialmente porque los trofeos dan cuenta de mejores desenlaces a nuestra historia.

Al igual que Arise: A Simple Story, Headliner es sin lugar a duda una de las joyas indies de diciembre. Su historia es sencilla, pero está permeada por un contexto tan rico y critico que es imposible no fijarse en él.

Sus personajes están llenos de significado y dejan ver problemáticas como la discriminación a minorías, el abuso de poder, la brutalidad policiaca, el estado de la salud pública, entre otros. Sin duda, su mayor logro está en el peso que da a nuestras acciones y la forma en cómo nos confronta con ellas día tras día hasta que llegamos al final.

Reseña hecha con una copia de Headliner: Novinews para PlayStation 4 provista por Unbound Creations.

A %d blogueros les gusta esto: