Impresiones Beta COD Black Ops IIII

Impresiones Beta COD Black Ops IIII

Infinity Ward nos llevó al futuro, Sledgehammer Games pisó los frenos y nos llevó a la 2da guerra mundial. Treyarch tenía que hacer algo nuevo, su récord lo pedía. Black Ops IIII es un caso extraño donde el juego puede tener mucho futuro, pero hay cosas que aún lo detienen.

Una de las cosas más importantes que hizo Treyarch, fue mantener el “estilo” que Sledgehammer había decidido regresarle a la franquicia. Eso quiere decir que la verticalidad tipo Titanfall que habíamos visto en juegos como Black Ops III e Infinite Warfare era cosa del pasado.

Como lo dijeron en la conferencia de presentación, volvemos al estilo “boots to the ground” y sin duda es un poco extraño, en muchos momentos quería saltar muros y acabar con uno que otro enemigo que estaba a al otro lado, obviamente no pude, pero luego de varias horas jugando, veo que el dinamismo del juego está en otras cosas además del movimiento.

Para mantener dicho dinamismo, la barrida continua en el juego y aunque al principio puede que no sea tan versátil, bien usada puede ser un elemento favorable durante nuestros combates.

Alejándonos del movimiento, una de las cosas que más me llamó la atención, fue la falta de “granadas” y como esto se ve compensado con las habilidades de los operativos. Me explico.

Al arrancar en nivel 5, que es cuando podremos crear nuestra clase, no tendremos acceso a granadas, sino a un kit básico que incluye alambre de púas para poner en ciertos puntos específicos, esto aunque suena un poco tosco de entrada, se ve complementado por las habilidades de los operadores.

Vamos a poner de ejemplo a Nomad (Que es el operador Colombiano). La habilidad principal del operador, es traer una patrulla de perros K9 que pueden seguir o generar una patrulla para detectar enemigos. Pero también tiene habilidades como la Mesh Mine.

La Mesh Mine nos permite poner minas en puertas del mapa, para matar a quien pase por ahí. Esto nos deja ver un enfoque en las clases, más que en el arsenal que tenemos.

De entrada será un cambio bastante importante, no solo porque adopta un estilo más similar al “hero Shooter” como Overwatch, dónde iniciamos con un loadout determinado y no lo podremos cambiar a excepción de cosas muy puntuales. La comparación con los “Hero Shooters” es manteniendo ciertas proporciones, pero si nos muestra que el cambio obedece a un estancamiento de la franquicia.

Para muchos jugadores la adaptación va a ser complicada, porque la manera como se va jugar aunque no va a cambiar drásticamente si se verá afectada por la jugabilidad. Muchas personas pondrán el grito en el cielo al ver que ya no tendrán granadas a su disposición desde el día 1, sino que tendrán habilidades ligeramente más estratégicas que los obligará a adaptarse a ese nuevo modelo de juego.

Honestamente, quitando eso del medio, el juego mantiene mucho de su balance normal, los mapas redujeron su verticalidad, pero muchas zonas son más amplias (En especial en modos como Domination) dónde con una habilidad especial no se podrá acabar con todo el equipo, como suele suceder en otros juegos. Esto abre las posibilidades a las estrategias a usar durante el juego.

Durante la beta, estuvieron disponibles los modos Team Deathmatch (En su versión normal y Kill Confirmed), Search & Destroy y Domination. Como es normal, Team Deathmatch fue de los que estuvo más lleno y siempre se pudo encontrar partida rápidamente.

Los otros modos, aunque fue ligeramente más demorado, tampoco hubo problema alguno. Obviamente estuvo lleno de jugadores clásicos de COD que ya tienen experiencia en este tipo de juegos.

Un cambio que trajo Treyarch de Sledgehammer, es la salud. En lugar que esta se regenere automáticamente, tendremos a nuestra disposición un health pack que nos restaurará la vida completamente, esa se usará con L1 (En el caso de PlayStation) y se recargará con el tiempo.

Este cambio, también nos obliga a estar mas pendiente de nuestra salud y ser más letales en nuestros enfrentamientos ya que muchas veces, perderemos por entrar a un combate antes de curarnos. También hay que tener en cuenta que la vida no se restaura completamente de manera inmediata, sino que al cabo de unos segundos nuestra salud quedará al 100%.

Aunque el modo multiplayer de Black Ops IIII es importante (Y más en este caso dónde el juego no contará con una campaña Single Player como tal), falta probar el factor diferencial que será Blackout.

Aún hay muchas dudas en cuanto a la funcionalidad de Battle Royale de Black Ops IIII. Treyarch reveló que tendremos oportunidad de proba Blackout en septiembre, aunque no se sabe si será una beta diferente o las personas que tuvieron acceso a esta beta también podrán probar Blackout.

Sin duda, Black Ops III trae un cambio importante para la franquicia. Mecánicamente podría chocar con los fans más fieles, pero también podría traer gente nueva. Eso si, los cambios más relevantes a la franquicia los ha traído Treyarch, por lo cual muchos fans tendrán fé.

Call of Duty Black Ops IIII llegará el 12 de octubre a PC, PlayStation 4 y Xbox One. La beta estará disponible en todas las plataformas hasta el lunes 13 de agosto.