Kingdom Hearts… por alguien que nunca jugó Kingdom Hearts

Kingdom Hearts… por alguien que nunca jugó Kingdom Hearts

Kingdom Hearts es de esos títulos que quedan en la mente de la gente

Seré honesto, cuando jugué Kingdom Hearts en PS2, lo disfruté, aunque no era un fan de los JPRG en esa época, fue un título que me pareció interesante y pues ya, esa historia quedó ahí para mí. Incluso para este momento, no lo recuerdo muy bien que digamos.

Años después me enteré de su secuela, pero como ya no tenía disponible PS2, decidí abandonar esa tarea y concentrarme en otras cosas, luego llegó Kingdom Hearts: Chain of Memories, lastimosamente las mecánicas no conectaron conmigo y lo abandoné.

Admito que el juego de Game Boy Advance, no era malo a nivel mecánico, solo que ese estilo de RPG de cargas nunca pegó del todo conmigo. Por eso nunca probé títulos como Phantom Dust, le huía a esas mecánicas y honestamente, nunca me acostumbré del todo al gameplay del primer título.

No solo porque es totalmente diferente a lo que había visto en un RPG de la época, sino porque también puede ser un poco torpe en algunos aspectos, en especial por la idea de mantenerse todo el tiempo en el aire.

Incluso aún recuerdo ver gente que se le medía a la pelea con Sephiroth y fallar miserablemente en el intento.

Cuando salió Kingdom Hearts 2 no sentí mucho interés en jugarlo. En especial porque ya había olvidado casi todo lo que pasaba en el primer título y aunque en esa época nunca conocí grandes entusiastas del juego, si sabía de una que otra persona emocionada, pero nada fuera de lo común.

Conforme avanzaba el tiempo, seguí viendo como salían juegos y como muchos hablaban del aclamado Birth by Sleep en PSP y lo geniales que eran Aqua, Terra y Ventus, pero incluso nunca entendí en que momento entraban a la trama del juego.

Luego escuché el nombre de Roxas y los Nobody, ahí fue cuando me perdí. No solo le perdí el rastro a la historia, sino también a los juegos que iban lanzando.

Durante E3 2013 vi el anuncio de la tercera entrega, y cuando todo el mundo entró en júbilo, decidí darle otra oportunidad. Aunque no me sentí tan aterrado por la cantidad de juegos a lo largo de varias plataformas, me di cuenta que sería una tarea larga y dispendiosa. Así que me decanté por una solución más sencilla y consulté la Wikipedia, suena fácil ¿no?.

Pues… no entendí absolutamente nada además de saber que Sora tiene una Keyblade, que Mickey es el rey y que Goofy no sirve para un carajo.

Así que decidí no dedicarme tanto a pensar en los juegos per sé, sino en ver qué los hace tan especiales  para algunas personas y en qué momento toda la línea de tiempo se volvió un desorden.

Sin duda, desde el inicio la saga estaba planeada como una trilogía, en especial porque en el primer título es evidente que la búsqueda por Mickey y Riku, iba a concluir en su secuela.

Si lo miro por fechas, en el 2010 fue cuando la cosa se comenzó a descuadrar, ya que Birth By Sleep, que fue muy bien recibido por la crítica, era una precuela al primer título, pero 358/2 Days también tiene una función similar pues ocurre antes del Kingdom Hearts 2.

Pero hay cosas mucho más atrás incluyendo cinemáticas y juegos móviles que en su mayoría salieron exclusivamente en Japón.

A nivel narrativo nunca he podido conectar del todo. No sé exactamente porqué, pero ver esa historia combinada con los mundos de Disney, me desconecta un poco de la realidad que el juego me quiere presentar.

No tengo nada en contra de Disney, solo que no logro sacar de mi cabeza ver a Sora en el mundo de Monsters Inc. para luego pasar a Toy Story, son cosas que honestamente aún me atropellan y no me permiten tomarme del todo en serio la historia épica que el juego quiere contarnos.

Algo que sí debo admitir es que a pesar de todo su enredo narrativo, probablemente Kingdom Hearts no sería tan esperado si no fuera un buen título. A pesar de una que otra cuestionable decisión a nivel narrativo, es una saga muy sólida y con una fanaticada bastante grande.

El mundo de Disney logra darle un carisma especial al juego, sin duda aporta tanto a la recordación y el cariño que muchas personas le pueden tener a la franquicia, ya sean fans de Disney  o fans de los RPG.

Y ahí es donde está la magia de Kingdom Hearts, no solo es un experimento bastante extraño, ya que siendo honesto, ni siquiera Disney ha logrado sacar un buen provecho de sus franquicias en cuanto a videojuegos se trata.

Sino que también aunque me saque un poco de la historia, Square Enix logró mezclar de una buena manera la idea de los mundos con la historia de Sora y sus amigos, muy, pero muy al fondo, en una película de Disney, mucho más enredada, pero una película de Disney al fin y al cabo.

El 2019 parece ser el año en el que una que otra franquicia recibirá el cierre de su trilogía. Iniciamos con Kingdom Hearts III y Shenmue III también llegará este año.

Eso sí… Si son fans de Valve, es mejor que no se hagan muchas ilusiones.

¡Feliz lanzamiento de Kingdom Hearts para todos!