Mighty Goose

¿Un ganso con armas? Mighty Goose trae un paquete de mecánicas divertidas, pero en momentos puede llegar a sentirse un poco repetitivo.

Plataformas: Switch (Reseñado)/PC/PS4/Xbox One
Desarrollador: Blastmode
Publishers: PLAYISM
Lanzamiento: Junio 5/2021
Género: Metal Gansug

Algo que aprendimos de Untitled Goose Game es que no hay que subestimar a los gansos. Aparentemente son animales torpes y chistosos, pero tras su plumaje se oculta el mismísimo dios del engaño y las travesuras.

Pese a que este título salió en 2019, el impacto cultural de este juego fue tal que en pleno 2021 se sigue hablando de el y quizá por ello es que hoy día existe Mighty Goose.

Si un ganso común y corriente fue capaz de generar tanto caos, ustedes no se imaginan lo que es capaz de hacer un ganso con una metralleta.

Mighty Goose es un título que claramente toma inspiración del clásico Metal Slug, donde tomamos control de un ganso mercenario que tiene como misión debilitar las fuerzas de un ser maligno conocido como Void King para así enfrentarlo y ponerle fin a su gobierno sobre la galaxia.

Más directo que esto no se puede ser y como tal el juego no se preocupa por establecer una larga línea narrativa sino dar un contexto para lo que realmente importa: entrarle a los tiros.

En total, Mighty Goose está compuesto por 9 niveles en los que tendremos que enfrentarnos a las fuerzas del Void King, así como a sus “tenientes” que sirven como jefes para cada uno de los escenarios hasta llegar al final.

Para ello contaremos con un diverso arsenal de armas, habilidades, gadgets y compañeros que poco a poco iremos desbloqueando… pero vamos por partes.

De lejos se nota la influencia de Metal Slug en Mighty Goose, lo cual se evidencia principalmente en sus mecánicas de combate así como en su estructura de niveles, donde reina el caos a tal punto que lo que único que se ve en la pantalla son disparos, y si bien tiene una dificultad mayor a la estándar, tampoco es un juego frustrante o agobiante, especialmente por las ventajas que ofrece en términos de armamento.

Nuestro ganso (he he he) cuenta con un arma principal básica que podemos cambiar mediante drops aleatorios como en Metal Slug, dándonos la oportunidad de encontrar armas abismalmente más poderosas como una metralleta, escopeta, lanzamisisles o una que lanza rayos eléctricos que se desplazan por toda la pantalla. A su vez, sus efectos pueden ser más letales si activamos el modo Rambo (Mighty Mode).

El Might Mode es un estado que amplifica el poder destructivo del ganso (he he he) mientras le da también invulnerabilidad. Solo lo podremos activar si llenamos la barra ‘mighty’, la cual depende enteramente del daño continuo que hacemos a los oponentes. Si no hacemos daño o dejamos la barra en “reposo”, ira bajando hasta llegar a cero nuevamente.

Sumado a ello, al pasar niveles desbloquearemos gadgets de carácter ofensivo para usar en combate, entre lo que destacan minas y rayos. Si bien son un artículo funcional, su utilidad es medianamente cuestionable cuando las armas y el Mighty Mode son más eficientes. Afortunadamente, esto no se aplica a los acompañantes, que son extremadamente valiosos por sus efectos.

Con el paso del tiempo desbloquearemos acompañantes que podemos asignar desde la armeria. Estos pueden ser otros animales o unidades robóticas que dan ventajas dentro del combate, sea porque pelean activamente junto a nosotros, o porque poseen alguna habilidad “pasiva” que nos beneficia, como darnos más munición.

Pero estas no son las únicas formas de hacer al ganso aún más poderoso, ya que hay un sistema de habilidades que podemos personalizar. A disposición tendremos 100 puntos de energía y varias opciones a escoger con un valor especifico que tienen un valor mínimo de 20 y máximo de 50.

La idea es activar varias siempre y cuando estén dentro del rango máximo de puntos que tenemos.

Es un sistema sencillo y aunque cuenta con un decente repertorio de habilidades disponibles, hay unas que evidentemente son más útiles que otras por lo que llega un momento en que no vale la pena hacer ajustes. Por ejemplo, tenemos activas las que potencian el Mighty Mode, ya prácticamente no habrá necesidad de preocuparse por daño o vida.

Si bien Mighty Goose es un juego increíble en términos de gameplay y carisma, lo cierto es que puede llegar a sentirse repetitivo, especialmente una vez desbloqueamos el modo ‘New Game +’ que básicamente consiste en superar los mismos escenarios de la campaña pero con un nivel de desafío mayor por el daño que recibimos de los enemigos.

De igual forma, pese a que la acción es desenfrenada y siempre intensa, el repertorio de armas es poco variado y no permite mayor “experimentación”, por lo que si llegamos a tener el lanzacohetes lo más seguro es que busquemos la forma de deshacernos de el para tener cualquiera de las otras armas.

Mighty Goose es un título que sin lugar a dudas se destaca por su carisma. Establece un pequeño universo lo suficientemente interesante para arrancar desde ahí. Tiene un buen sentido del humor y su dirección de arte lo hace no solo llamativo sino también reconocible.

En términos de gameplay es sólido pero no impecable y hay sistemas que podrían mejorarse, pero en general, este es un título divertido con una duración más que justa.

Reseña hecha con una copia de Mighty Goose para Nintendo Switch provista por PLAYISM.

A %d blogueros les gusta esto: