My Friend Pedro

My Friend Pedro tiene un gran diseño de niveles que se ve opacado por incómodos controles y un desarrollo narrativo que no logra funcionar adecuadamente.

Plataformas: PC/PS4/Nintendo Switch (Reseñado)/Xbox One
Desarrollador: DeadToast Entertainment
Publishers: Devolver Digital
Lanzamiento: Junio 20/2019
Género: Max Banana Payne

ACTUALIZACIÓN: Luego de volver a jugar la campaña en su versión de PS4, My Friend Pedro mantiene varios de sus problemas de control. Aunque comparado con la versión de Switch, el DualShock 4 es más versátil para la manera tan “rara” como funcionan los controles de Pedro.

La versión de My Friend Pedro en PS4, también incluye la actualización Code Yellow (Qué ya estaba disponible en otras plataformas), este parche trae mejoras a nivel técnico, además de modificadores para el juego como acceso a todas las armas, aumentar la velocidad del personaje principal, focus ajustable entre otras cosas.

My Friend Pedro corre a 60fps en PS4, aunque no trae ningún tipo de mejora para PS4 Pro. El juego tendrá un costo de $19.99 dólares y estará disponible desde mañana en PlayStation.

Uno de los lanzamientos más esperados del mes en materia de juegos indies es My Friend Pedro, un título desarrollado por DeadToast Entertainment bajo la distribución de Devolver Digital. Con la promesa de ser un juego irreverente y violento, se suponía que este shooter sería tan divertido como luce… pero la verdad es otra.

My Friend Pedro es en esencia un shooter en 2D que nos pone en control de un sujeto enmascarado que tras despertar de… algo, se le comanda la misión de asesinar a TODO el que se le atraviese. Lo “chistoso” del asunto es que esta misión se la encarga nada más y nada menos que una pequeña banana imaginaria que sospechosamente es demasiado amigable (con nosotros).

Con nada más que esta excusa nos adentramos en un título que trata sobre eso: eliminar a todos los oponentes que vayamos encontrando mientras hacemos un esfuerzo por recordar quién somos y por qué estamos allí.

Desafortunadamente, My Friend Pedro es una aventura que funciona a medias tanto por su narrativa, como por su gameplay.

A nivel de historia, My Friend Pedro solo establece lo básico para poner en movimiento la trama: somos un sujeto sin memoria que tiene que matar para descubrir quién es. Conforme pasan los niveles habrá pistas sobre nuestra identidad y por qué hacemos lo que hacemos, pero al final todo se resuelve con unas líneas de exposición en los últimos dos niveles del juego.

Si bien puedo entender que en este título lo importante no era la historia… lo cierto es que es un recurso bastante perezoso que hace sentir el “viaje” un tanto menos disfrutable, especialmente porque el humor del juego y la forma en que busca “romper” la cuarta pared con referencias a la cultura del internet es más bien tosca.

My Friend Pedro Dual Wielding

Si juntamos eso y la revelación final en los últimos segundos del juego, obtenemos un título que a nivel narrativo no se sostiene y que más bien ofrece poco a nivel de construcción de mundo, pese a que si tiene algunos elementos interesantes.

Ahora bien, My Friend Pedro es un shooter en 2D en el que prima la velocidad. Tan pronto empezamos, la idea es avanzar por una serie de escenarios hasta llegar a un jefe, haciendo uso de las armas que tenemos para eliminar a los enemigos que poco a poco aumentan y se hacen más “resistentes”.

Al comienzo las armas son limitadas, pero entre más avanzamos en la historia podemos desbloquear dos Uzis, una escopeta, un rifle de asalto y un rifle francotirador, los cuales podemos intercambiar libremente según sea necesario. Además, contamos con dos funciones practicas: la primera es un tiempo bala y la segunda la posibilidad de apuntar a dos enemigos simultáneos con las armas dobles, que obviamente solo aplica para las pistolas y las Uzis.

Como es obvio, al principio los enfrentamientos son sencillos, al igual que las plataformas, pero conforme pasan los niveles estos se van haciendo más complejos, sea añadiendo más enemigos o colocando obstáculos que hacen más complejo el desplazamiento por los escenarios.

Pese a que lo anterior suena bastante estándar para lo que es un shooter en 2D, My Friend Pedro trae unos elementos propios bastante interesantes que dotan al gameplay de profundidad. El más notable es un botón para evadir, con el que el personaje puede esquivar las balas sea cual sea la dirección de donde vengan. Dada la gran cantidad de enfrentamientos, este movimiento es vital para dar un respiro, pero también para mantener el dinamismo en los combates, ya que podemos evadir y disparar al tiempo.

Lo siguiente serían los objetos interactivos según el escenario. Algunos son más tradicionales que otros, como los tanques de gasolina o de oxígeno, los cuales estallan al impacto de las balas, mientras que otros son más creativos y dinamizan el combate, tal como unas placas de construcción que reflejan las balas hacia los enemigos, o sartenes que cumplen la misma función pero que tienen la ventaja de poder ser arrojadizos.

My Friend Pedro, Skateboard

Así mismo, hay tablas de skate y barriles acostados con los que es posible desplazarse a mayor velocidad y que depende del nivel son parte de la resolución de un puzzle para seguir avanzando por la campaña.

Aunque el tiempo bala también es útil en combate y desplazamiento, la verdad es que no es tan importante a nivel mecánico salvo para la ejecución de algunos puzles puntuales, pero dado el frenetismo de los enfrentamientos y las herramientas disponibles, es más bien un despropósito ralentizar el tiempo en estas fases de juego.

Desafortunadamente… un problema en torno a la jugabilidad son los controles y es que no son tan cómodos de ejecutar por la forma en que están distribuidos en el control. Por ejemplo, para hacer ‘crouch’ hay que mantener el stick hacia abajo, pero inclinarlo tan solo un poco hace que el personaje empiece a girar.

Así mismo, es extraño que My Friend Pedro tenga un sistema de apuntado similar al que se ve en los twin-stick shooters, ya que el stick izquierdo sirve para moverse, pero el derecho para apuntar. Si tenemos el pulgar derecho ocupado ejecutando esa acción, es IMPOSIBLE presionar el botón correspondiente para acciones tan elementales como saltar o atacar cuerpo a cuerpo.

Algo similar sucede con el izquierdo. Para cambiar de arma habrá que dejar de moverse para desplegar el menú con una de las teclas direccionales. En sí, no son controles intuitivos o cómodos y dotan al juego de una “dificultad” adicional accidental que no es para nada agradable. Además, hay acciones que no son del todo precisas y, por ejemplo, apuntar puede ser frustrante. Para ello, es recomendable quitar el auto-apuntado.

My Friend Pedro Uzis

Fuera de lo anterior, My Friend Pedro no es en extremo complejo o extenso. El título dura alrededor de unas seis horas… pero no tiene tanto contenido como para considerarlo un juego con un alto componente de rejugabilidad. Pese a todo, si hay que decir que brilla en el diseño de niveles, en especial sobre el final cuando es osado con las situaciones que propone y que nos sacan de la zona de confort.

My Friend Pedro es un título interesante que desafortunadamente se ve opacado por sus fallas. De nuevo, si bien la historia claramente no era el centro de la experiencia, esta se siente falta de carisma por su humor y torpe desarrollo en el que varios elementos quedan en el aire. El panorama no mejora pese a su ambientación visual y sonora, ya que mecánicamente puede dar problemas por su esquema de control. Aun así… no es un título terrible y pese a sus problemas de gameplay ofrece un desafío moderado en el que priman el caos y la sangre.

Gráficamente es más bien conservador y se beneficia más del modo portable de la Nintendo Switch (versión reseñada) por su resolución. El juego tendrá un costo de $19.99 dólares.

Reseña hecha con una copia de My Friend Pedro en su versión de Nintendo Switch brindada por Devolver Digital.

A %d blogueros les gusta esto: