Need for Speed: Heat

Need for Speed: Heat

Plataformas: PC/PS4 (Reseñado)/Xbox One
Desarrollador: Ghost Games
Publishers: EA
Lanzamiento: Noviembre 8/2019
Género: The Heat is on

Need for Speed es una de esas franquicias de renombre que nos ha acompañado durante mas de 2 décadas. Durante todo este tiempo ha tenido picos muy altos y picos muy bajos en cuanto a la calidad de sus entregas y hay que decirlo, últimamente no ha tenido sus mejores momentos. ¿Podrá cambiar el panorama con el nuevo NFS Heat?

Need for Speed: Heat es un juego de carreras desarrollado por Ghost Games. Aunque estas entregas han sido mayoritariamente arcade, sentí algunos elementos de simulador de carreras en cuanto a su conducción, lo cual se siente un poco extraño, como un punto en el medio.

Esto no es del todo malo, solo, se siente poco familiar, pero es cuestión de avanzar y desbloquear mejores y mas rápidos vehículos para encontrar ese punto dulce de conducción.

Su historia realmente no es el punto fuerte, hasta irrelevante puede llegar a ser con temas de carreras ilegales de novato al mejor estilo rápido y furioso. A la final se siente mas como una excusa para poder competir y que la policía nos persiga.

Todo esto toma lugar el Palm City, una ciudad moderna, con un ambiente costero y con una gran área, que nos ofrece muchas carreteras para recorrer tanto de día como de noche.

El juego no tiene transición del estado del día, pero Podremos elegir en que momento queremos competir.

Si escogemos de día competiremos para ganar dinero, con lo cual podremos comprar mejoras y por su puesto autos. Si corremos de noche conseguiremos reputación, lo cual ira aumentando nuestro nivel con lo que iremos desbloqueando carreras, partes para mejorar nuestro rendimiento.

La gran diferencia al competir de noche, es que son carreras ilegales, por lo cual tendremos resistencia de la policía que podrá aparecer en medio de una carrera o mientras recorremos las calles.

La intervención de la policía se siente un poco desbalanceada. Esto principalmente por que se comporta muy diferente durante las competencias y la exploración libre, siendo en esta ultima muy tediosa de escaparnos, cosa que puede durar varios minutos, lo cual, no es muy placentero.

Si algo puedo decir de la ciudad es lo bien que se ve gráficamente, especialmente en horas de la noche especialmente cuando llueve. ya que genera reflejos y texturas que lo hacen ver espectacular. Esto juega con la estética usada en los menús, con colores y luces de neón que contrastan muy bien con los fondos negros y el material reflejante de los carros.

A pesar del tamaño y de lo viva que se siente la átmosfera, la ciudad se siente vacía, como si poca gente habitara, y es que el flujo vehicular es mínimo, tanto de día como de noche, comparándolo con otras entregas. Lo que si encontramos con frecuencia son algunos coleccionables como vallas y graffittis, que se sienten puestos mas por obligación que por diversión.

En lo que brilla el juego es en su catalogo de vehículos, y es que hay para todos los gustos con mas de 100 modelos para escoger. Dentro de los autos que podemos comprar tendremos desde los clásicos Volkswagen conocidos por muchos como cucarrones, hasta los modernos y poderosos Ferraris.

La cosa no queda solo en el vehículo como tal, cada uno tiene un nivel de personalización con partes y mejoras, que no solo cambian el aspecto físico si no también sus estadísticas en general.

Este juego tiene un componente multijugador que podremos activar cada vez que iniciemos una partida. Esto afectara en los vehículos que aparecerán en las calles, ya que no solo son NPC, si no también otros jugadores, los cuales son fáciles de reconocer por su aparición en el minimapa, y obviamente por los lujosos vehículos que conducen.

Con cada evento podemos escoger si jugarlo en solitario o en línea. Si escogemos la primera será un contra la IA del juego haciendo todo un poco mas fácil. Por su parte el juego en línea nos pone en una situación en la que podemos quedar con algún jugador con un auto muy superior al nuestro y dejarnos relegados con facilidad. Eso si, jugar online tiene el incentivo de entregar mejores recompensas.

Por ultimo, y, algo que siempre le he alabado a los juegos de deportes de EA, es su banda sonora. Tristemente me sentí decepcionado por lo poco variada que se siente. Tal vez por su tono costero, usa melodías mas latinas y caribeñas, junto con Hip Hop en su mayoría. Solo encontré un par de excepciones por el lado indie alternativo y electrónica.

Need for Speed Heat no es un mal juego, tampoco es de los mejores. Se siente que lo juega muy seguro ofreciendo lo que los jugadores quisieran: una buena maniobrabilidad, con su tono arcade y Un gran repertorio de carros con un buen grado de personalización. Pero sus eventos no representan mayor reto o algo que ya hayamos visto.

Reseña hecha con una copia de Need for Speed: Heat para PlayStation 4 provista por EA Latinoamérica.