Overcooked! 2: Gourmet Edition

Overcooked! 2: Gourmet Edition

Plataformas: PC/PS4 (Reseñado)/Nintendo Switch/Xbox One
Desarrollador: Ghost Town Games
Publishers: Team17
Lanzamiento: Abril 7/2020
Género: La cocina del terror.

Lo peor de la cuarentena es el pánico de no poder a la calle y el pánico de POR FIN poder salir a la calle, sin embargo, esta época de aislamiento ha servido de excusa para que muchos de nosotros nos pongamos al día con ese backlog que parecía esperar el momento “adecuado” para atacar.

Las aventuras en cooperativo son sin lugar a dudas las preferidas en estos tiempos, y aunque hacer el ridículo en Call of Duty: Warzone y Apex Legends son un gran plan, también existe una alternativa para aquellos a los que los tiros no se les da bien pero no quieren dejar de lado la presión de estar en un campo de batalla tan caótico como estresante.

Siendo la secuela a un excelente título que tomó por sorpresa a la industria en 2016, Overcooked! 2 llegó con una serie de mejoras que se hicieron notables sin dejar de ser lo que era: un juego de cocina cooperativo en el que prima la coordinación y la comunicación.

Al igual que en el primer juego partíamos de una premisa bastante ridícula –en el buen sentido de la palabra- en el que básicamente tenemos que hacer frente a los ‘Unbread’, panes zombi que se levantan de la… ¿muerte? y que solo pueden saciar su hambre de… ¿comida?…. con nuestros refinados platos hechos a la carrera. LITERALMENTE.

Obviamente nadie juega Overcooked 2 por su historia, ya que aquí lo importante es la experiencia que hay! detrás de cada nivel, los cuales escalan en dificultad y en situaciones que desafían la coordinación de los jugadores en diversos modos de juego online y offline, así como de forma cooperativa y competitiva.

Con un amplio repertorio de recetas, Overcooked! 2 nos lleva por diversos escenarios en los que cocinar es un infierno, porque el “problema” no es tener que cocinar en una cripta, un globo aerostático o el centro de un volcán, sino como las condiciones cambian a medida que sube el nivel.

Ya no solo es cuestión de memorizar las preparaciones y coordinar con los cocineros, sino de evitar caer a la lava, tener que cruzar un puente endeble que lo mueve una corriente de aire, sincronizar las labores de cocina con una peligrosa plataforma andante que puede hacernos caer al vacío y mucho más.

Cada zona –compuesta a su vez por varios niveles- está estructurada para presentar una situación que poco a poco se vuelve más alocada y desafiante, y lo mejor, es que el juego no acaba una vez terminamos la campaña principal, ya que Overcooked 2 cuenta con una serie de DLCs gratuitos que añaden más horas de juego.

Estos DLCs son pequeños contenidos temáticos y en total son cuatro: Kevin’s Christmas Cracker, Chinese New Year, Winter Wonderland y Spring Festival, donde cada uno está compuesto de 5 a 7 niveles en los que se exploran nuevas recetas, cocineros y locaciones.

Después de cuatro DLCs gratuitos, ya era hora que llegara el primer contenido de pago, un nuevo episodio llamado Surf ‘n’ Turf que se hace “necesario” para la experiencia tanto por la carga de humor que trae, como por su longitud.

Tras los eventos del juego base es hora de tomarse unas merecidas vacaciones… sin embargo, las vacaciones son realmente para el Rey Cebolla, que carga con sus cocineros a una isla exótica para que mientras ellos trabajan, el descanse –probablemente junto a Tom Nook-.

Esta vez no hay panes zombi, pero el campo de batalla es el mismo. Una cocina, dos cocineros y un sinfín de recetas que deben cumplirse en la menor cantidad de tiempo para terminar el nivel. Nuestro desempeño al final será calificado, y según hayamos cumplido con las ordenes recibiremos estrellas –tres por nivel-, las cuales no solo sirven como un galardón para presumir, sino que permiten avanzar por los distintos niveles que hay en este DLC, 13 en total.

En sí, la mecánica de juego es la misma: llega una orden y hay que cumplirla, por lo que hay que establecer un orden de prioridades para optimizar el tiempo, saber manejar los ingredientes y, aún más importante, prestar MUCHA –PERO MUCHA- atención al entorno. Al igual que en el juego base, los primeros niveles son una introducción suave al infierno que es la cocina, por lo que no hay tantos obstáculos físicos, pero eso cambia poco a poco para dar rienda suelta a escenarios que no podrían catalogarse como vacacionales.

En términos de novedades específicas, Surf ‘n’ Turf no solo trae nos nuevas recetas, smoothies y tres cocineros, sino también un nuevo objeto que cambia la forma en cómo nos relacionamos con la cocina, ya que esta vez no hay un lavaplatos, sino que por escenario hay una pistola que agua que sirve para limpiar los platos/vasos que regresan después de servida una orden.

A simple vista no parece un cambio tan importante, pero definitivamente si lo es. Que sea un objeto que se pueda mover por el escenario hace que sea fácil perderlo de vista, lo cual puede volverse una molestia en los niveles dinámicos en los que el terreno cambia, y si no hay “roles” específicos para los jugadores, es MUY posible que lavar los platos sea un gran inconveniente.

Evidentemente es mil veces recomendable jugar este DLC en compañía de alguien, ya que el esquema de juego no solo no es amable para un solo jugador, sino que resulta frustrante, sea por la dificultad o el aburrimiento. El centro de la experiencia de Overcooked es la “simulación” de cómo funciona una cocina, groserías incluidas, y es algo que solo se puede lograr de forma cooperativa.

Overcooked 2 sin eso, es como un episodio de Kitchen Nightmares en el que Gordon Ramsey no trate a algún cocinero de idiota.

Desafortunadamente, Surf ‘n’ Turf no permite hostear o unirse a partidas online, lo que hace más difícil el progreso para aquellos que no tienen alguien con quien jugar de forma local. A su vez, esto limita la experiencia porque las únicas formas de juego online fuera del versus, es a través del menú principal del juego base y en una selección de niveles al azar, por lo que si hace falta una opción que permita buscar personas dispuestas a jugar los niveles de forma organizada.

Fuera de lo anterior, Surf ‘n’ Turf es un DLC excelente que expande la experiencia de Overcooked 2. Su nueva ambientación está llena de locaciones interesantes y situaciones que escalan en dificultad, pero que no son del todo imposibles, aunque en solitario si se siente más pesado porque el manejar dos cocineros con cualquiera de los dos esquemas de control (simultaneo o alternado) no es cómodo, sin embargo, la variedad de niveles y su extensión, hacen de este complemento uno que puede durar un buen ‘puñado’ de horas.

Reseña hecha con una copia de Overcooked! 2: Gourmet Edition para PlayStation 4 provista por Team 17.