Ratchet & Clank: Rift Apart

Ratchet & Clank logra ser una gran exclusiva del PS5, no solo le saca provecho a su SSD sino mantiene el carisma que caracteriza a Insomniac.

Plataformas: PS5 (Reseñado)
Desarrollador: Insomniac Games
Publishers: PlayStation Studios
Lanzamiento: Junio 11/2021
Género: Lombax Interdimensionales

Uno de los grandes problemas con la llegada de las consolas de nueva generación son sus títulos exclusivos. Al momento, PlayStation 5 cuenta con múltiples juegos con actualización gratuita como God of War y varios third-party, sin embargo, lanzamientos como Returnal, Demon’s Souls e incluso Marvel’s Spider-Man: Miles Morales han hecho que valga la pena tener la consola de Sony… de poder conseguir una.

A la lista de títulos exclusivos de une uno más, uno que brilla por su calidad técnica y abundante carisma, además de ser una de las viejas franquicias de Sony: Ratchet & Clank: Rift Apart.

Si hay algo por lo que destaca Insomniac Games, es por su compromiso a la hora de ofrecer experiencias que no solo sean visualmente impactantes, sino también mecánicamente ingeniosas. Rift Apart se compromete con estos dos principios a la vez que le da continuidad a una historia que quedó estancada en Into the Nexus, título publicado en 2013 en la PlayStation 3.

Todo comienza con una gran celebración a los actos heroicos de Ratchet y Clank, donde brevemente se recuerdan algunas de sus más importantes hazañas, sin embargo, dicho festejo se ve interrumpido cuando el Doctor Nefarious roba el ‘Dimensionator’, un artefacto que en sus manos desestabiliza la fibra de la realidad y hace colisionar dos dimensiones.

Ya en otra dimensión, Ratchet se separa de Clank, por lo que su misión ahora es clara: encontrar a su amigo para así detener los planes del Doctor Nefarious… el problema, es que la dimensión en la que están es una en la su archi-nemésis es un malvado emperador tipo Palparine en Star Wars.

Por fortuna no todo está perdido y es que en esta dimensión hay una resistencia, como en Star Wars, que es liderada por Rivet, una Lombax como Ratchet que hace todo lo posilbe para derrocar al malvado Emperador Nefarious y quien será el eje de toda la campaña de Rift Apart, ya que a través de ella conoceremos el trasfondo de esta realidad así como detalles de su pasado.

Dicho de una forma muy escueta, la trama de Rift Apart es la de Spider-Man: Into the Spiderverse, en sentido que esta nueva dimensión presenta elementos familiares con un twist, haciendo que personajes conocidos como el Capitán Quark sean ligeramente diferentes.

Sin lugar a dudas, este aspecto de Rift Apart es el más interesante, ya que se juega mucho con la expectativa al querer ver de qué forma ha cambiado lo que conocemos, mientras se va profundizando en una trama que confronta a sus protagonistas con sus mayores temores e inseguridades: Ratchet con su miedo a buscar a los Lombax y Rivet con su dificultad para trabajar en equipo.

Al final, si bien no es una historia que tome “demasiados riesgos”, es una que lleva a sus personajes por un arco definido que cierra de forma satisfactoria y que, obviamente, juega con la idea de que tanto Ratchet como Rivet regresarán en una eventual secuela.

En términos de gameplay, Rift Apart es muy similar a sus predecesores en la medida que es un juego con elementos de plataformas, exploración y combate con un GRAN arsenal de armas de fuego. Nada de ello ha cambiado en términos generales, sin embargo, el elemento diferencial aquí es el Rift Tether, que es básicamente un gancho “dimensional” con el que podemos viajar entre portales DENTRO de la misma dimensión en la que estemos.

Es una habilidad útil ya que permite desplazarse rápidamente por el entorno, más que todo en enfrentamientos donde es necesario moverse constantemente en busca de munición, enemigos o, dado el caso, algún punto de cobertura.

Su principal atractivo es que gracias al SDD los “nuevos escenarios” cargan de inmediato y aunque no es para nada despreciable, la verdad es que los beneficios del disco duro realmente se reflejan en los tiempos de carga del juego, que es casi instantáneo, o algunas fases scripteadas en las que se cambian de escenarios sin que haya caída en la tasa de FPS.

En sí, Rift Apart nos permite viajar por diversos planetas llenos de desafíos, secretos y bastantes enemigos, por lo que un arsenal potente es MUY necesario para sobrevivir. Las armas a disposición son variadas y extensas, y todas vienen con un sistema de nivel (del 1 al 5) que irá incrementando cada vez que las usemos. Esto favorece el uso de ciertas armas sobre otras, pero en general todas están balanceadas según su estilo, ya que hay “granadas”, de daño de área, francotirador o de ráfaga de disparos.

Poco a poco las armas irán subiendo de nivel, pero para ver un cambio radical habrá que invertir un elemento llamado Raritarium, que es un cristal con el que podemos comprar módulos de mejora para cada una de las armas. Es un recurso abundante, así que tener un buen equipo para el final del juego donde por fortuna, no se desbalancea el nivel de dificultad.

Si hay algo que resaltar de forma positiva en el diseño de niveles de Rift Apart, es que no solo son vistosos e invitan a la exploración, sino que la mayoría de coleccionables o mejoras se pueden encontrar de forma orgánica sin recurrir a un tedioso backtracking. De hecho, ‘platinear’ este título toma más o menos unas 20-25 horas, dependiendo de cuánto nos demoremos haciendo las actividades disponibles, pero en general la campaña dura más o menos unas 12-14 horas.

Técnicamente Rift Apart cuenta con tres modos de desempeño: Fidelidad, que va a 4K con 30FPS y efectos de ray-tracing; Desempeño, que va a 60FPS con una menor resolución; y Desempeño con RT, que es similar al anterior pero con efectos ray-tracing y una resolución. En general, cualquier modo es estable y sorprende lo bien que luce este título, especialmente por el alto detalle que tienen tanto los personajes como los entornos.

De hecho, aquí se agradece que Insomiac haya implementado un modo foto TAN versátil, con el cual no solo se pueden apreciar detalles en el pelaje de Ratchet o Rivet, sino con el que se pueden componer imágenes con distintos focos de luz, poses y expresiones. Sin duda, es un gran agregado con el que es fácil distraerse y añadir horas al contador del juego, y el que al día de hoy Insomniac no no ha dejado pasar por alto al resaltar las capturas hechas por la comunidad.

Por su parte, la implementación del DualSense es brillante. Si bien es cierto que hay un tipo de vibración estándar en el control como en cualquiera, la gracia está en la resistencia de los gatillos a la hora de disparar un arma, lo cual hace que la mayoría de estas se sienta distinta, especialmente por el sonido que emite el mando. De igual forma, hay a ciertas vibraciones/sonidos que se diferencian de las demás, como al usar botas metálicas, usar el glider, recibir daño o usar un propulsor.

Son diversas sensaciones que poco a poco se asimilan como parte de la experiencia y que da gusto ver se implementen con éxito.

Ratchet & Clank: Rift Apart es sin lugar a dudas un lanzamiento bastante sólido para el catalogo de PlayStation 5. Es un título divertido, con una duración justa y que de desearlo, con una dificultad final bastante desafiante. Claramente no es un juego perfecto ya que a nivel de argumento se vale de algunos clichés ya conocidos, y en términos de gameplay algunas de sus actividades opcionales pecan de repetitivas, pero en general es una experiencia ‘redonda’, con los elementos justos para diferenciarse de su remake publicado en 2016 y con las propuestas necesarias para plantar la semilla de una posible secuela.

A %d blogueros les gusta esto: