Red Dead Redemption II

El siguiente título de Rockstar es un título espectacular que a pesar de tener algunas fallas, logra superar las expectativas del publico y el estudio.

Plataformas: PS4 (Reseñado)/Xbox One
Desarrollador: Rockstar San Diego
Publishers: Rockstar Games
Lanzamiento: Octubre 26/2018
Género: El Bueno, el malo y el feo

Rockstar es de los pocos estudios que siempre ha logrado superarse con cada entrega, donde cada título está hecho con una maestría impresionante. Si pensábamos que Grand Theft Auto V era ambicioso… No habíamos visto nada.

Luego de 8 años de espera desde el lanzamiento del juego original, aclamado por la critica y jugadores por igual, Red Dead Redemption 2 tenía unos zapatos bastante grandes que llenar, pero después de haberle dedicado una suma considerable de tiempo, me arriesgaría a decir que este título es la obra maestra de Rockstar Games, claramente con algunos errores, pero que al fin y al cabo no afectan en gran medida el producto final.

Red Dead Redemption 2 actúa como una precuela al primer Red Dead Redemption. Esta vez conoceremos todo lo que pasó la pandilla Van Der Linde antes de ser cazados por John Marston en 1911. Luego de un robo fallido en Blackwater, la pandilla iniciará su escape de la ley. Donde no solo conoceremos a nuestro protagonista, sino un diverso elenco de personajes que “crecerán” con nosotros, además de dejarnos ver un poco más del enigmático líder.

En lugar de John Marston, el protagonista de RDR 2 será Arthur Morgan. Este personaje no solo es uno de los miembros más antiguos de la banda, sino que también es uno de los hombres de confianza de Dutch y Hosea. A lo largo de casi 60 horas (tal vez más) conoceremos mucho más sobre toda la banda, además de poco a poco ir conociendo todas las personas que estuvieron antes y que tanto cambiaron con el tiempo, como Bill Williamson, Javier Escuella y Dutch Van Der Linde.

Sin duda, a nivel narrativo Red Dead Redemption 2 cuenta una historia completamente diferente a lo que esperaba de Rockstar. Hace 5 años en Grand Theft Auto V vimos como todos los robos que planeamos podían ser ejecutados de manera idónea y no podíamos fallar. RDR 2 nos cuenta algo diferente y se podría considerar que es una historia de fracaso.

RDR2 constantemente nos muestra que los personajes que nos acompañan durante la campaña en muchos casos están guiados por la desesperación y su constante interés en salir victoriosos, lo cual siempre resultará mal. En este juego aplica el dicho «Si la situación está mal, calma… Siempre puede ser peor«.

Esto es aún más curioso después de GTA V, donde los robos requerían de planeación y eran muy pocas las veces que algo salía mal. Sin duda, este otro punto de vista por parte de Rockstar no solo es interesante sino también bienvenido.

RDR 1

A nivel narrativo, el juego funciona muy bien en cuanto a la manera como los personajes no solo se sienten más humanos, sino también más vulnerables. Al inicio se nos presenta a toda la banda como una masa y poco a poco los diseccionan para que conozcamos más de ellos y entendamos que los motiva a seguir con la banda.

Además, esta «precuela» logra enriquecer la narrativa del primer título, sin duda hay elementos que uno pensaría que hacen falta dentro de la historia de RDR, pero de buena manera Rockstar logra atar todos los cabos adecuadamente, para que esos vacíos que dejan algunos personajes no sean tan notables, o su ausencia pueda ser fácilmente acomodada al primer título.

Pero la estrella del juego sin duda es Arthur Morgan. Claro, Arthur es el protagonista del juego, tiene que ser un personaje interesante, pero comparado a lo que nos había mostrado Rockstar previamente, es completamente diferente a lo que se espera.

En los trailers e incluso en los primeros capítulos del juego, Arthur es el estereotipo de hombre duro que sigue ordenes y que cree firmemente en esas órdenes ya que es lo que lo ha regido toda su vida, pero poco a poco Rockstar nos va presentando un personaje que va más allá del estereotipo de vaquero de John Wayne, a una persona más natural y todo el cambio a nivel narrativo se siente natural y verosímil, dentro del universo que plantea el juego.

Comparando con el primer Red Dead Redemption, regresan personajes como John Marston, Abigail Marston, Bill Williamson, Javier Escuella y Dutch Van der Linde. En el caso de los 3 últimos, Rockstar tenía una gran ventaja y era que el pasado de estos personajes no eran tan discutido en el título anterior, lo cual permitía que el estudio pudiera ajustar estos elementos para hacer los personajes más interesantes.

Estos no son tan profundos como Arthur o John, pero si en el caso de Williamson, cambiaron mi opinión sobre ellos y los encontré mucho más interesantes y divertidos en contraste a todo lo que vi en el primer Redemption.

Los nuevos personajes, también logran dejar una marca. No sólo porque muestran cómo funcionaba la banda a nivel estructural, sino también quienes eran los referentes, por ejemplo Hosea Matthews fue uno de los más interesantes.

RDR2

Hosea junto a Dutch eran los líderes de la banda, éste más golpeado por la edad es una constante fuente de sabiduría y sin duda un personaje que siempre nos pone a pensar sobre las decisiones que tomamos, incluso haciendo que Arthur se pregunte si las decisiones que ha tomado son las correctas.

El cast de personajes es mucho más variado si lo comparamos al primero, aunque se sigue viendo el estereotipo clásico de personajes, el cast tan diverso y la manera como Arthur comparte con casi todos, es una buena manera de disimular estas falencias a nivel de construcción de personajes, en especial porque a pesar de ser un título largo, no se le puede dar la misma prioridad a todos los personajes.

El sonido de Red Dead Redemption 2 es espectacular, en especial con un buen sistema de sonido o audífonos, es magnífico el nivel de detalle al que llegó el estudio, los efectos sonoros son impresionantes no solo en las armas, sino también en la manera como la música logra enriquecer lo que vemos en pantalla.

Hay varias misiones donde la música y la situación específica logra darle esa sensación de película Western, en especial la última dónde sentimos toda la energía que busca transmitir el juego con la música que funciona de manera ideal con nuestro objetivo y la locación en la que nos encontramos.

Visualmente RDR2 es uno de los grandes títulos de esta generación y nos muestra que no solo estamos llegando al final de este ciclo, sino que también habla muy bien del trabajo que hizo Rockstar San Diego con su motor RAGE.

El mundo es muy detallado, no solo en la cantidad de objetos que vemos en pantalla, sino también en cosas como iluminación del mundo y en la manera como se ven varios NPC que encontramos.

Estos detalles también nos muestra la superioridad de Rockstar en cuanto mundo abierto se trata, ya que RDR2 es un juego bastante grande en tamaño y aún así nunca sentí vacío el mundo. Siempre había un NPC que me saludaba, un animal por cazar que pasaba cerca mío o alguna situación inesperada que debía sortear rápidamente.

RDR3

Pero a pesar de ser la obra maestra de Rockstar, hay cosas que definitivamente no funcionan en varios niveles y que para varias personas pueden entorpecer o hacer menos grata la experiencia.

Iniciemos por lo básico, el gran talón de aquiles del juego es su duración. Compuesto por 6 capítulos y un epílogo, el juego se siente exageradamente largo comparado con otros títulos similares.

Lo malo, es que esta duración exagerada hace que el juego llegue a puntos donde se siente tedioso y se convierte en una tarea más para terminar, es un juego que cuando engancha al jugador lo hace bien, pero cuando lo suelta, es posible que las personas abandonen el título con facilidad.

Además que aumentar la duración de manera artificial es poco práctico, en especial en un juego de este tipo donde además de la cantidad de misiones que puede haber por capítulo, también hay que tener en cuenta el tiempo necesario para llegar del punto A al punto B, que en muchos casos no es que sea muy corto que digamos.

La longitud de los capítulos, también afecta el ritmo narrativo del juego. Muchas veces se siente como que la historia no avanza lo suficiente porque algunas misiones son menos interesantes que otras o se enfrascan en cosas que no le terminan aportando lo suficiente al argumento y sus personajes.

El gameplay aunque mantiene la misma esencia que Rockstar ha usado desde el primer Redemption, no es tan acogedor con los nuevos jugadores como su predecesor. Cosas como la stamina o el aumento de nivel de salud, no terminan de encajar del todo dentro del producto.

Entiendo el interés de traer algo nuevo a la mesa, pero incluso para los fans de Redemption, en parte se siente como una patada en la cara estos nuevos elementos que en ciertos casos pueden llegar a entorpecer la experiencia de juego, incluso mecánicas como la limpieza de armas, se vuelven una tarea torpe y a fondo no le aportan nada de valor al gameplay establecido.

Tampoco le ayuda a Rockstar, la situación del crunch que fue revelada poco antes del lanzamiento del juego.

RDR4

Durante tu desarrollo circularon varios rumores, incluyendo uno que afirmaba que el título no entró en desarrollo formal hace unos 4 años ya que los prototipos presentados por San Diego no eran del agrado de Rockstar, por lo cual la moral del estudio estaba por el suelo.

Aunque esto pasaría bajo el radar, todo explotó luego de una entrevista con el fundador y director creativo del estudio Dan Houser. En esta reveló que el equipo había llegado a trabajar 100 horas semanales (Aproximadamente 6 días de 16 horas) durante el desarrollo del juego.

Después de eso, historias de diferentes trabajadores en Rockstar revelaron que eso era cierto y comentaron un poco la cultura dentro del estudio, que es uno de los más herméticos de la industria.

Eso llevó a Rockstar a tomar varias decisiones internas, en especial luego de la editorial de Jason Schreier en Kotaku, donde de manera anónima hablaron varios trabajadores del estudio a nivel mundial.

Sin duda esto fue y debe ser un elemento a tener en cuenta, ya que nos muestra que la industria no es lo que parece, sino que también por pedir mundos más grandes o juegos más interactivos, muchas personas tendrán que trabajar largas horas en los momentos claves del desarrollo del juego.

Red Dead Redemption 2 es un título impresionante, que logra crear una inmersión como muy pocas se pueden ver actualmente en la industria. Aunque se puede considerar la obra maestra de Rockstar, el juego tiene elementos que lo hacen poco amigable y es la realización de un estudio a costa de la «diversión» del jugador.

Sin duda nos muestra qué tan lejos se puede empujar la tecnología de las consolas para crear mundos espectaculares, sin descuidar una historia bien escrita y que supera los estándares del estudio. RDR2 ya se encuentra disponible en PS4 y Xbox One.

Reseña de Red Dead Redemption II hecha con una copia del juego para PS4 comprada por el equipo de Nerfeados.

A %d blogueros les gusta esto: