Resident Evil: Village

Village logra ser un juego bastante bueno que a pesar de sus problemas es ideal para los fans de las nuevas entregas de Resident Evil.

Plataformas: PS4/PS5 (Reseñado)/PC/Xbox One/Xbox Series S|X
Desarrollador: Capcom
Publishers: Capcom
Lanzamiento: Mayo 6/2021
Género: Todos quieren con Alcina

Resident Evil y yo hemos tenido una relación complicada.

Recuerdo vagamente jugar los clásicos en su momento y jugué el 5 solo para poderme reír de Chris Redfield pegándole a la piedra. Mi “amor” por la franquicia revivió con RE7 en especial por lo divertidos que son sus DLC.

Finalmente Village a llegado y a pesar de ser un gran juego… a veces se siente un poco distante de ser un Resident Evil.

Village ocurre años después de RE7. Ethan y Mia se han mudado a Europa junto a su hija Rose tratando de olvidar los eventos de Louisiana. Ethan también se ha involucrado más con Blue Umbrella y Chris Redfield, hasta que luego de un evento donde esta organización entra a matar a Mia, iniciará el calvario de Ethan.

El título nos llevará a una villa desconocida gobernada por Mother Miranda y sus 4 guardianes. Alcina Dimitrescu, Donna Beneviento, Salvatore Moreau y Karl Heisenberg. Ahora Ethan tendrá que descubrir los misterios de la villa mientras intenta recuperar a su hija perdida.

La campaña de Village es fantástica, no solo soluciona uno de los problemas principales que tuve con RE7, sino que el cambio de lugar comparado a Louisiana es muchísimo más agradable de recorrer.

Pero vamos por partes.

Uno de mis problemas principales con RE7, era que luego de varias horas la casa de los Baker se sentía plana y muy igual. Village soluciona este problema dándole un carácter a cada uno de los “guardianes” y con eso a su escenario. 

Sin duda, el juego continua la historia de RE7, pero no es 100% necesario haberlo jugado. Village incluye una recapitulación de los eventos más importantes del título anterior para dejarlos al tanto sobre todo lo que le pasó a Ethan y como lograron salir de ahí.

La historia a pesar de ser bastante buena, tiene unos detalles que no me terminaron de agradar. Uno de ellos, es precisamente algunas ideas bastante interesantes que ciertos personajes plantean (en especial Heisenberg) y que podrían hacer más profunda la historia.

También falla un poco en el ritmo narrativo de la misma. Aunque el juego es más bien corto, hay pedazos que se sienten más cortos de lo debido y otros que son más largos de lo debido… o en su defecto tienen demasiado Backtracking que afecta el interés en el área. 

Algo que si hace bastante bien, es cerrar adecuadamente la historia de Ethan y Mia, además de dejar planteado lo que podríamos ver en la siguiente entrega, que comparado al final más bien cerrado de RE7, es un logro por parte de Capcom.

Mecánicamente mejora el gunplay de la entrega anterior. Aunque Village tiene un estilo en ciertos puntos un poco más arcade (en especial por Mercenaries), en altas dificultades me parece un título mucho más agresivo. 

Gracias al Dualsense (en el caso de PS5) las armas se sienten muy diferentes. La resistencia de los gatillos de acuerdo al arma, por lo que definitivamente es la versión ideal para jugar el título.

Algo que de pronto no funciona tanto son los puzzles. En el castillo Dimitrescu son más bien variados, pero en otras zonas como el “pantano” de Moreau o la fábrica de Heisenberg, pasan a segundo plano. En especial en la fábrica creería que había espacio para Puzzles más interesantes que un backtracking constante que usa el nivel.

La más interesante de todas es la casa de Donna Beneviento, ya que va en contra de todo lo que había propuesto inicialmente el juego. Al darle la vuelta a estas mecánicas sin duda hace que se sienta muy diferente, pero de buena manera.

Village tiene una situación… rara con respecto a estos eventos.

Aunque no es un lastre para la franquicia de Resident Evil, si es natural pensar que se ve un poco limitada por ese nombre. Luego del Remake de RE2 y RE3, la gente espera algo muy diferente de un Resident Evil.

No es que Village sea malo, ni nada por el estilo. Pero al sentirse tan diferente, sin duda alejaría a muchos jugadores que añoraban los títulos originales de PS1 y que estaban alejados de la franquicia luego de RE6 y no fueron muy fans de los cambios de RE7.

Volviendo a las mecánicas, el juego tendrá una gran diversidad de armas que se desbloquearán al terminar la campaña por primera vez. Muchos de los trofeos servirán como CP (Challenge Points) que nos permiten comprar munición infinita o activar el uso de ciertas armas en el juego para el New Game+

Como siempre, podremos comprar munición infinita de armas que hayamos mejorado al 100% y tengan todos su aditamentos, de lo contrario esto no será posible. 

Esto, está pensado para su re-jugabilidad en especial porque la máxima dificultad llamada Aldeano de las Sombras, solo estará disponible al terminar el juego o si compramos la edición de lujo y el juego quiere que uno termine la campaña en varias condiciones por lo que al menos tendremos que pasarlo dos veces.

El modo Mercenaries también está de vuelta. Este modo es un tipo horda donde tendremos que matar la mayor cantidad de zombies en el menor momento posible. Principalmente este modo es un poco corto y la idea a la larga es poder desbloquear unas mejoras para otro run del juego.

Creo que es un buen modo, pero no se siente tan robusto como en otros casos. En lo personal creo que si fuera un modo multiplayer en solitario o cooperativo, habría sido mucho más interesante, en pequeñas dosis es divertido, pero jugarlo muy seguido… No tanto.

Visualmente se ve bastante bien, y creo que los detalles de los personajes principales es muy bueno. Además de esto el diseño de cada uno de los entornos juega a favor de lo que quiere mostrar.

El castillo de Alcina Dimitrescu es mi zona favorita, a pesar de la poca variedad de enemigos, la zona en general tiene muchos detalles interesantes, desde las estatuas que se necesitan para avanzar en el puzzle, hasta las diferentes partes que van desde la opulencia pasando por “áticos” dilapidados llenos de cosas inútiles.

La semblanza de una villa que poco a poco se ha ido cayendo a pedazos es ideal, además que mantiene el espíritu de los que inicialmente habría propuesto RE7 años atrás.

No niego que el diseño de los enemigos es un poco… flojo.

Los enemigos con capa y cuchillo, además de los hombres lobo y los cyborgs son ligeramente  interesantes, pero realmente no resaltan. Si, normalmente son enemigos chicos que uno mata para seguir avanzando pero ojalá fueran más variados.

Eso si, los cyborgs traían ese factor adicional de “dificultad” a la hora de matarlos que trae variedad a esa parte final de la campaña.

Para algunos la falla real de Village, es llevar el nombre de Resident Evil. Es un gran juego, pero su nombre representa un estándar que en ciertos casos o para algunos jugadores, se quedará corto.

Resident Evil: Village trae un Setting y personajes interesantes a la franquicia sin descuidar lo que construyó en el título anterior, además de una trama entretenida (a pesar de sentirse reciclada de juego anterior). 

Aunque algunos de sus puzzles son simples a comparación de otras entregas, para los fans del 7 será una gran entrega y aún mejor si pueden disfrutar de los tiempos de carga y mejoras sustanciales que ofrecen las consolas de nueva generación.

Resident Evil: Village ya se encuentra disponible en PC, PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series S|X. Al comprar la versión de PS4 o Xbox One, recibirán la de nueva generación sin costo.

Reseña hecha con una copia de Resident Evil: Village para PlayStation 4 provista por Capcom.

A %d blogueros les gusta esto: