Rust: Console Edition

Uno de los Survival más importantes llega a Consolas. A pesar de varias mejoras, Rust sigue siendo un juego difícil para novatos.

Plataformas: PS4/PS5 (Reseñado)/PC/Xbox One/Xbox Series S|X
Desarrollador: Facepunch Studios
Publishers: Double Eleven
Lanzamiento: Mayo 21/2021
Género: La supervivencia del más fuerte

Los títulos Survival son complicados.

A decir verdad no son títulos muy accesibles para mucho publico y toma bastante tiempo entender el funcionamiento de varias mecánicas, Rust es uno de estos títulos que aunque funciona sin duda no es para mucha gente.

Desarrollado por Facepunch Studios, Rust es un título survival en su versión más básica, a diferencia de juegos como The Forest, aquí no tendremos historia… nuestro único objetivo será sobrevivir.

En el mundo de Rust seremos un sobreviviente más, despertaremos desnudos en una playa con una piedra y nada más. 

El núcleo del gameplay de Rust se basa en iniciar de cero y poco a poco ir adquiriendo cosas, inicialmente ropa, materiales para construir bases y de paso armas. Aunque suena fácil… tenemos un impedimento bastante grande.

Otros jugadores.

Además del componente Survival, Rust también es un título multiplayer donde habrán disponibles servidores de 100 jugadores que estarán en la misma tarea, varios con mucha más ventaja que nosotros en cuanto a materiales u objetos que tienen a su disposición.

Mecánicamente Rust es bastante sencillo. Inicialmente sacaremos él cavernícola que hay en nosotros y con una piedra recolectaremos algunos de los materiales para ir pensando en construir nuestra base de operaciones.

También será nuestra arma temporal para defendernos de jugadores que estén en el mismo plan de iniciar su captación de materiales para sobrevivir.

El juego tiene un sistema de Crafting que al menos en consolas se siente un poco tosco. A pesar de ser sencillo, me recuerda cuando veo gameplay de Escape from Tarkov y digo “Ese menú sería un dolor de cabeza en consolas”

Aquí es más o menos similar, para crear algo que necesitamos tenemos que mirar la cantidad de materiales disponibles y dependiendo de la complejidad del objeto, así se demorará creandolo.

Este parte del gameplay es interesante, porque no puedo crear armamento de la nada, sino que en algunos casos tendré que esperar unos segundos lo cual definitivamente puede ser crucial durante un tiroteo o algún combate con otro jugador.

Rust también nos da la opción de cajas de seguridad. Allí podremos guardar nuestros ítems en caso que nos vayamos del servidor y así no perder nuestro avance. Es algo que en cierto punto toma tiempo entender y ejecutar, pero que una vez lo logramos, todo se vuelve más sencillo.

O bueno, al menos ya deja de ser necesario empezar de cero cada vez que salgamos por alguna razón.

Pero… no puedo negar que en muchos casos, jugar Rust es como estrellarse en repetidas ocasiones contra una pared. 

Lo que hace complejo el juego, es que realmente es muy poco accesible para una persona que nunca lo haya jugado o Incluso yo que lo jugué un tiempo en PC y luego volví para la versión de consola.

La tarea realmente es muy simple, pero llegar a eso… no lo es.

Sin duda este es un punto de contención complicado para Rust, porque a menos que uno entre con guías o demás, es bastante complicado encontrar las ganas de quedarse. 

Aunque no tiene historia, me recuerda mucho a La Mulana, donde el avance era más bien poco porque no sabía exactamente que hacer y uno pasaba más tiempo mirando para donde ir, que avanzando en el juego.

Esto no es necesariamente malo, pero sin duda puede ser difícil para algunas personas encariñarse con el juego. En especial porque después que uno lo entiende, hay un divertido juego detrás.

También la mayoría de los jugadores andan en una paranoia constante sobre quién los podría atacar, más de una vez me mató un jugador que ya tenía pistola y traje antiradioactivo para explorar zonas más específicas.

Seguro quería apropiarse de la piedra, que era el único ítem que tenía disponible.

Visualmente es… regular.

A pesar que el juego ya salió de Early Access, Rust se siente muy… “rústico”, muchas animaciones no son muy buenas y algunos hitboxes son bastante extraños (en especial con las trampas de madera).

Me recuerda mucho a como se ve PUBG, realmente no es feo, pero al buscar una gráfica muy realista y en momentos eso le resta mucho al título. Sin duda con el tiempo ha mejorado visualmente, pero dista mucho de ser un título formidable en el área. 

En el caso de consola, no tuve mucho problema. Tanto en PS4 como en PS5 el juego crasheo un par de veces y siempre entrando al servidor, no durante gameplay, por lo cual realmente no tiene muchos problemas, aunque realmente no le saca provecho a la nueva consola de PlayStation ni al PS4 Pro.

Rust sigue siendo uno de los grandes juegos survival, pero también mantiene su estándar de ser un título al cual es difícil de entrar, sin duda para los fans sigue siendo un título ideal, mientras que los nuevos entrarán de manera cautelosa.

Rust ya se encuentra disponible en PC, PS4 y Xbox One.

Reseña hecha con una copia de Rust Console Edition para PlayStation 4 provista por Double 11.

A %d blogueros les gusta esto: