Shakedown: Hawaii

Shakedown: Hawaii

Plataformas: PC/PS4 /PS Vita(Reseñado)/Nintendo Switch
Desarrollador: VBlank Entertainment
Publishers: VBlank Entertainment
Lanzamiento: Mayo 7/2019
Género: Corrupción Hawaiana

Apoderarse de todo un país no ha de ser una tarea sencilla. No solo requerirá bastante tiempo, sino también dinero e influencias, Shakedown: Hawaii nos permite ver que tan sencillo o complicado sería apoderarnos de Hawaii, usando influencias, extorsión y por qué no, uno que otro asesinato.

Pese a la particularmente larga espera, el nuevo título de Brian Provinciano es una gran mejora con respecto a Retro City Rampage. Anunciado en 2015, VBlank Entertainment presentó un avance no solo en términos visuales, sino también mecánicos con respecto a su primer juego.

Shakedown: Hawaii, nos contará la historia del CEO de Feeble Entertainment, una empresa que… tiene propiedades en todas las industrias posibles, que luego de pasar varios meses sentado en tu sofá viendo TV y tomando cocteles, dejó que su empresa se manejara sola, pero la cual está al borde de la quiebra.

Ahora depende de nosotros no solo regresar a la cima, sino cumplir sueños mucho más grandes como apoderarnos de toda la isla de Hawaii.

A diferencia de Retro City Rampage, Shakedown: Hawaii no se enfoca tanto en la historia, sino que busca parodiar lo más posible todos los estereotipos que podría tener un alto ejecutivo terco y empeñado en no cambiar.

El juego es bastante sencillo a nivel narrativo. Tendremos que volver a la cima a toda costa, por lo tanto el fin justificará los medios sin ningún problema. A nuestra disposición tendremos la extorsión, tomas hostiles e incluso los “Fake News” para apoderarnos de cualquier propiedad de Hawaii.

Al no tener una historia compleja, Shakedown: Hawaii se enfocará principalmente en sus personajes y su guión, el cual no es nada profundo, pero es bastante divertido, en especial por el actuar de todos los personajes y los estereotipos que cada uno representa.

El CEO de Feeble, que de aquí en adelante le diremos Pops, es el más común. No solo es el protagonista, sino que en parte encarna todo lo que una persona imagina que es un CEO promedio. El personaje es tosco, cree que siempre tiene la razón y es bastante terco,

Pops tiene un hijo vago buena vida llamado Scooter,o bueno… DJ Jocktitch (cómo se hace llamar) que lo ayudará mientras no tenga que pagar renta en su casa. Por último, Al es el “Hitman”, que normalmente será la persona que envían a solucionar un problema, ya sea con un grupo de narcotraficantes o algunos vagos que están ocupando un edificio vacio de la empresa.

Estos serán los 3 protagonistas que controlaremos más de una vez durante las 126 misiones que componen la campaña principal de Shakedown: Hawaii.

El juego mezcla un poco elementos tecnológicos de varias eras. Aunque está situado en los 80s, es común que hablen de streaming, microtransacciones e incluso programas por suscripción que es algo que vemos mucho más en estos tiempos que en los 80s.

Esto le permite no solo burlarse de los estereotipos, sino que también le permite burlarse de elementos actuales y como algunos nos afectan (Ej. microtransacciones). Lo curioso es que esto logra sentirse bien en la ejecución.

Aunque es raro escuchar de streaming e incluso la burla a Adobe por su software de pago, no se sienten tan diferentes y a veces uno logra pensar que eso ya era una práctica antigua, o bueno algo que no recordábamos haber visto.

El problema del juego radica en como hace uso de estas referencias. Aunque normalmente suelen ser una que otra, conforme avanzamos algunas se vuelven más comunes y repetitivas, más que ser un elemento de comedia reiterativo, se vuelve un poco molesto.

Esto no es algo necesariamente grave, ya que gran parte de estos momentos son cortos y podemos saltarlos, además que se ve soportado con un gameplay sencillo, pero bastante entretenido.

Shakedown Hawaii funciona muy similar a títulos como Helldivers o Hotline Miami a nivel mecánico. Es casi un Twin Stick Shooter, solo que no es del todo necesario apuntar o no se requiere tanta precisión como en otros títulos.

Tendremos la posibilidad de disparar con cuadrado (en el caso de PS4/PS Vita) que apuntará automáticamente al objetivo más cercano, mientras que con el stick derecho dispararemos a donde se nos antoje. Para el medio caos que pueden resultar ciertos momentos, sin duda las dos opciones son bienvenidas y bastante amigables con el usuario.

También tendremos a nuestra disposición un set de armas bastante variado, aunque no siempre dispondremos de él. Esto me parece en parte un desperdicio, aunque entiendo que en algunos momentos el juego busca aumentar su dificultad poniendo armas débiles, pierde un poco de la esencia arcade de la premisa.

El juego también contará con una mecánica de cubierta, donde estando pegado a un objeto, al presionar triangulo, nos pondremos a cubierto, esto será bastante útil en algunos tiroteos donde nuestras armas no serán tan eficaces.

Una de las mecánicas principales del juego son las ganancias diarias. Conforme nos apoderamos de negocios en Hawaii, nuestras ganancias comenzarán a aumentar y nos permitirán comprar más propiedades o en su defecto, aumentar las ganancias de lo que ya tenemos. Eventualmente nuestras arcas se llenarán con mayor facilidad y tendremos acceso a más propiedades.

Además de esto, también tendremos los “Shakedowns”, esto será un modo de extorsión para los pequeños locales y así forzarlos a vender. El resultado de estos Shakedowns será más variado, en casos nos atacará el vendedor o una pandilla que protege el local. Esto es bienvenido ya que al menos unas 80 propiedades tendrán que ser extorsionadas antes de ser compradas

Visualmente, el estilo de 16 bits cambia bastante el juego. En mi caso tuve problemas con Retro City Rampage porque algunos sprites no eran del todo claros, con este nuevo estilo gráfico es bastante fácil reconocer las cosas y ayuda a sentir el juego más nuevo… teniendo en cuenta que el estilo viene de los juegos de SNES.

Shakedown: Hawaii no es un juego sin mancha, pero si una divertida experiencia para las personas que disfrutan de los “Twin stick shooters” o en su defecto fueron bastante fans del primer título de Brian Provinciano.

Aunque peca con algunas mecánicas desaprovechadas, el juego valió la pena la espera de 4 años, además de ser uno de los pocos títulos que aún llegó a PS Vita, sin duda el trabajo detrás del juego nos lleva a preguntarnos cuál podría ser el próximo proyecto de VBlank Entertainment y definitivamente debe ser algo de lo que tendremos que estar pendientes.

Shakedown: Hawaii ya se encuentra disponible en PC, PS4, PS Vita, Nintendo Switch y llegará pronto a Nintendo 3DS. En la versión de PS4, el juego será Cross-Buy por lo cual tendremos acceso a la versión de Vita una vez comprado.

Reseña de Shakedown: Hawaii hecha con una copia del juego para PS4/PS Vita provista por VBlank Entertainment.