Sparklite

Sparklite es una divertida experiencia y variada a nivel visual, pero la falta de variedad a nivel mecánico hacen que el juego no se sienta tan robusto.

Plataformas: PC/PS4 (Reseñado)/Nintendo Switch/Xbox One
Desarrollador: Red Blue Games
Publishers: Merge Games
Lanzamiento: Octubre 26/2019
Género: El poder de la llave inglesa.

Un misterioso Barón se ha apoderado de una poderosa fuente de energía y ha obligado a los habitantes de Geodia a “abandonar la tierra” y tomarse el aire. Ahora dependerá de Ada vencer a los generales del Barón para finalmente liberar esta nueva tierra. Esta es nuestra reseña de Sparklite

En lo personal, adoro los Roguelikes. El factor “aleatorio” de puede dar mucha vida y rejugabilidad a cualquier título del género, que luego del éxito de Spelunky ha estado en una constante evolución.

Juegos como Enter the Gungeon, Rogue Legacy y The Binding of Isaac han llevado esta experiencia al límite, demostrando que no solo es una cuestión de dificultad, sino también de un gran diseño de niveles.

¿Entonces, por qué los menciono antes de Sparklite? Porque Sparklite logra hacer varias cosas bien, pero la vara del género es tan alta, que es demasiado complicado lograr resaltar.

Sparklite nos contará la historia de Ada, una joven que se encontraba pasando por la tierra de Geodia y luego de un misterioso accidente, terminará siendo su salvadora con la ayuda de la llave inglesa y el martillo.

Todo gira alrededor del Sparklite, que acorde al juego es un tipo de energía renovable que los habitantes de Geodia han usado en bajas cantidades. El Barón lo ha comenzado a extraer de manera acelerada y con esto no solo ha creado poderosas máquinas, sino que ésta extracción y su uso desmedido ha afectado el medio ambiente de Geodia.

La historia de Sparklite funciona de manera ideal, a pesar de lo básico de su premisa, es muy efectivo a la hora de comunicarlo. Hay un villano, debemos vencer a un tipo de “guardianes” para poder vencerlo a él y así el mundo vivirá alegremente por siempre.

Hay que admitir que en los juegos de este género, el gancho narrativo debe ser muy básico en especial porque el Roguelike a la larga suele ser muy repetitivo para algunos, por lo cual seguir una historia después de repetir el nivel 1-1 casi 20 veces… no es muy divertido que digamos.

Sparklite entiende bien eso y la exposición del argumento es clara en los momentos que debe serlo y busca no complejizarse torpemente.

Arriba dije que no lograba resaltar tanto como otros ejemplos y lastimosamente es cierto. A pesar de ser muy atractivo a nivel visual, la falta de variedad en sus mecánicas afecta la jugabilidad, aunque también nos recuerda que este no es precisamente un Roguelike hecho y derecho.

Si, al morir perderemos los items que hayamos conseguido durante nuestro Run, pero la moneda que en este caso es el Sparklite, nos servirá para mejorar nuestra “base de operaciones”, comprar algunos items o en su defecto crear algunas herramientas que encontraremos escondidas a lo largo del mundo.

Este juego podría ser considerado más un Roguelite, usa varias mecánicas de los Roguelike, pero no castiga tanto a los jugadores como en títulos similares.

Cada vez que bajemos a Geodia, el layout del mapa cambiará, pero la construcción de estos no.

Me explico, al iniciar un nuevo Run, el juego cambiará el mapa de la primera zona. Pero si lo recorremos detenidamente, nos daremos cuenta que la manera como están construidos en muchos casos es esencialmente la misma.

Esto no es un problema como tal, ya que permite al jugador familiarizarse con el mapa más rápido y que haya mayor sensación de avance. Lo malo es en la poca variedad que hay en la jugabilidad.

Nuestra única arma siempre será la llave inglesa y el martillo. Estos se pueden mejorar para hacer más daño y muchas cosas más, pero no hay una motivación para experimentar más allá de eso.

A lo largo del juego encontraremos unos gadgets, pero funcionan más para resolver Puzzles que para un combate real, entonces muchas veces es mejor golpear con la llave y solucionar el problema a la vieja usanza.

Aunque si simplifica el gameplay para las personas que no buscan mecánicas tan complejas, con los fans acérrimos de los Roguelikes, puede que no pegue de manera ideal.

La parte visual es la más atractiva del juego. Ese estilo de Pixel art es muy similar al que vimos en el título de Capybara Games, Super Time Force.

Este estilo, junto a la marcada diferencia de la paleta de color a la hora de pasar a cada nueva zona es definitivamente algo muy agradable, además que en cada zona encontramos diferentes enemigos que normalmente no veremos en otro lado, por lo cual siempre nos enfrentaremos a algo “nuevo” al momento de conocer un nuevo lugar.

La música fue compuesta por Dale North (Compositor de Wizard of Legend) y es un complemento ideal para el juego.

No solo mantiene el estilo alegre y carismático que compone el mundo de Sparklite, sino que también se adapta a momentos más tensionantes o de acción en nuestros enfrentamientos con los Bosses.

Sparklite es una divertida y colorida experiencia. A pesar de lo variado a nivel visual, la falta de variedad a nivel mecánico hacen que el juego no se sienta tan robusto como otros juegos del género.

Eso si, su simpleza es una muy buena manera de entrar poco a poco al género de los Roguelikes en caso que para algunas personas pueda sentir otros títulos menos accesibles a nivel mecánico.

Sparklite ya está disponible en PC, PS4, Nintendo Switch y Xbox One

Reseña hecha con una copia de Sparklite para PlayStation 4 provista por Merge Games.

A %d blogueros les gusta esto: