Star Wars: Squadrons

Star Wars Squadrons es un juego magnífico que a pesar de estar completo, se siente que allí hay algo de potencial perdido por parte de EA.

Plataformas: PS4 (Reseñado)/PC/Xbox One
Desarrollador: EA Motive
Publishers: EA
Lanzamiento: Octubre 1/2020
Género: Ace Combat en el espacio

Sin duda las Dogfights de Battlefront II fueron un avance, sí, el asalto a la Estrella de la Muerte en el primer Battlefront fue el precursor, pero esas dogfights desarrolladas por Criterion fueron lo que hizo que con ansias finalmente llegará un juego de combate espacial de Star Wars.

Squadrons logra traer un juego magnífico a la mesa… y lastimosamente es la primera vez en la que desearía que EA hubiese capitalizado mucho más en esa oportunidad, porque a pesar de lo bueno que es Squadrons, se siente que pudo ser mucho más.

Desarrollado por Motive, uno de los estudios más sonados de EA en la época de Star Wars, Squadrons es un juego que se desliga un poco de los Jedi y busca concentrarse en el personaje pequeño, ese que en todas las películas lo vemos volar el X-Wing sin que sepamos quién es. 

El título en su campaña de un jugador, enfrenta al escuadrón Vanguard y Titán, El primero es un equipo de pilotos de la Nueva República que busca acabar con lo poco que queda del imperio luego de la batalla de Endor y el segundo busca continuar la tarea de Lord Vader.

Aquí el juego brilla en la manera como cuenta su historia. A pesar de lo interesante que fue Iden Versio en Battlefront II, su giro era obvio y eso hizo la campaña ligeramente aburrida. Aquí la campaña es bastante obvia, entonces Motive la llenó de momentos épicos y dramáticos que logran cautivar al jugador en todo momento. 

Tanto Vanguard como Titán tienen momentos ideales para brillar y aunque sin duda la narrativa del malo que se vuelve bueno es bastante trillada, admito que fue atractiva de principio a fin y se nota que Motive tiene lo necesario para hacer una buena historia. 

Aunque esto no lo considero malo, si se nota que Squadrons es un juego de “bajo presupuesto”, no solo porque el jugador somos nosotros, sino también por esa vista en 1ra persona que caracteriza todos los momentos en los que no pilotamos una nave.

Incluso, esta es una oportunidad para mostrar que los juegos AA (De buen presupuesto pero no tan alto) también pueden ser una solución para EA, donde son juegos con la marca Star Wars de poco riesgo y cuyo desarrollo puede no ser tan largo como en otros casos. 

Esto último es bastante importante, porque honestamente se siente que EA ha cancelado más juegos de Star Wars que los que ha lanzado al mercado… y eso que hablo de los que sabemos, quién sabe cuántos otros proyectos habrán muerto de manera interna.

El gameplay de Squadrons es bien diferente a lo que estamos acostumbrados, no solo por el hecho de manejar la nave desde la cabina, sino que los instrumentos serán nuestra interfaz. Entonces en lugar de ser un HUD más claro, conforme avancemos en la campaña entenderemos las cosas principales y lo necesario para mejorar nuestra manera de jugar. 

Aquí hay algo bueno y algo malo. Lo bueno, es que Squadrons busca ser bastante inmersivo (Incluso con la inclusión de VR en PC y PlayStation lo logra), pero también es algo confuso, esto último no es grave pero toma tiempo acostumbrarse a tener tantas de las cuales es necesario estar pendiente, que al final no logramos tomar en serio y se ignora por “facilidad” a la hora de jugar.

Debido al estilo de simulador de vuelo, los controles tienden a ser diferentes a lo acostumbrado. Se acelera y gira con el stick izquierdo y la cámara la manejamos con el derecho. La nave contará con sistemas de aceleración, blasters y escudo – Este último para las naves de la Nueva República – entonces en cierto punto tendremos que ser conscientes de que recurso es más importante para el momento de un enfrentamiento.

Sí, los controles son diferentes y toma tiempo acostumbrarse, pero debo admitir que su jugabilidad es fantástica. Manejar las naves a través de escombros espaciales o la sensación de salir vivo por un pelo después de un enfrentamiento es algo magnífico. 

Motive logró pegarle a lo que era con Squadrons y es la sensación de manejar una nave. Si los sables láser son lo máximo, pero manejar una X-Wing es una cosa de otro mundo.

Squadrons cuenta con un sistema de clases. Cada nave tiene sus pros y contras, por lo cual un equipo balanceado puede llevar a la victoria… bueno, más o menos. 

Interceptor, Soporte, Bombardeo y Combate serán las clases presentes. Veremos los clásicos X-Wing o el TIE Fighter, junto a otras emblemáticas naves como la A-Wing o el TIE Bomber. Cada una se siente lo suficientemente diferente para que en cierto punto, requiere tiempo de manejo para entender cómo funciona.

El juego también cuenta con un interesante modo Multiplayer. Aquí el juego sigue brillando, pero también muestra su mayor problema… El contenido.

Arranquemos con lo básico, el Multiplayer cuenta con 2 modos. Dogfight y Fleet Battles. El primero es el modo Team Deathmatch de Squadrons, se enfrentan dos equipos de 5 jugadores y el que logre llegar a 30 bajas gana la partida.

En Fleet Battles es donde está la carne y donde se siente que ese modelo de clases si funciona. Los equipos 5v5 tendrán que destruir un crucero del otro equipo, pero no será tan fácil como ir a destruirlo, sino que se juega por “etapas”.

Los equipos primero tendrán que destruir naves controladas por la CPU y los jugadores del otro equipo para ganar algo como “Voluntad”, el equipo de tenga la mayor cantidad, pasará a la siguiente etapa que son las Corbetas, si las destruye y el equipo enemigo no se recupera pueden atacar directamente la nave principal y ganar la partida.

El multiplayer precisamente es el que logra mostrar algunas fallas a nivel mecánico del juego, en especial su sistema de clases.

El gran problema de este sistema, es que fuera de Fleet Battles, no es que sea realmente útil. Para Dogfight, las naves de soporte son muy lentas y a la larga para curar no son tan prácticas, entonces las partidas se llenan de X-Wings, TIE Fighters y similares. Mientras que el soporte queda relegado a la nave grande que “aguanta bastante”.

Mecánicamente es un tema un poco raro, porque en muchas situaciones se siente que la Nueva República tiene ventaja. Sus naves tienen escudos lo cual hace más complicado destruirlas. Esto realmente no arruina la experiencia pero es una decisión un poco rara por parte de Motive.

Pero el mayor problema que tiene Squadrons, es que su contenido se siente… corto. Sí, yo sé que es un juego de 40 dólares, pero no niego que aquí es donde precisamente EA tendría que meterse de cabeza con el modelo Juego como Servicio.

Me explico, EA levantó de los muertos a Battlefront II y le dió soporte a Battlefield V (El que muchos consideran uno de los peores títulos de la franquicia), pero Squadrons decidieron dejarlo así.

Motive reveló que querían que se sintiera un juego completo y a decir verdad lo logran, pero no niego que es una oportunidad desaprovechada no pensar en darle soporte al juego en cuanto a naves, modos y mapas al menos por un año. Es una lástima porque había demasiado potencial perdido ahí.

Squadrons es un juego fantástico, que lastimosamente desaprovecha algunas oportunidades que lo alejan de ser EL JUEGO de naves de Star Wars. Sin duda admito que es agradable ver un juego de EA completo y sin microtransacciones de ningún tipo.

Pero también siento que el juego daba para mucho más, espero que si hay una segunda entrega por parte de Motive, sea un juego de mayor escala, porque realmente se lo merece. Si son fans de la franquicia y les hace falta algo de combates espaciales, aquí se sentirán como en casa.

Star Wars: Squadrons ya está disponible en PC, PS4 y Xbox One. El juego no contará con versión de PS5 y Series S/X, pero será jugable en ambas consolas vía retrocompatibilidad. 

Reseña hecha con una copia de Star Wars: Squadrons para PlayStation 4 provista por EA Latinoamérica.

A %d blogueros les gusta esto: