The Church in the Darkness

El título de Paranoid Productions, es una experimentación interesante, pero que se ve coja por su falta de contenido. Eso es The Church in the Darkness.

Plataformas: PC/PS4 (Reseñado)/Switch/Xbox One
Desarrollador: Paranoid Prodcutions
Publishers: Fellow Traveler
Lanzamiento: Agosto 2/2019
Género: Cultos sin final

En 1993, David Koresh junto a 75 personas murieron en un incendio, luego de 71 días de negociación con la ATF en un evento llamado Waco Siege

Koresh era el “pastor” de un grupo religioso llamado los Branch Davidians. Este personaje aseguraba ser su último profeta y había sido bendecido por visiones de Dios. Durante varios años, reclutó a diversas personas con su mensaje, creando su propia comunidad que eventualmente llegó a los eventos mencionados previamente. 

¿Por qué iniciar con esto? The Church of the Darkness tiene una idea muy arraigada a la situación anterior, donde una pareja de profetas abandonará USA y creará una comunidad en Suramérica con personas de todas las razas, pero con una única creencia. La palabra de Isaac y Rebecca Walker.

The Church in the Darkness será un título de acción infiltración, donde Vic, por petición de un familiar, debe ir a Freedom Town a obtener más información de su sobrino que se unió a la secta religiosa. De nosotros depende el final de esta historia. 

El loop del juego es bastante sencillo. Iniciaremos en alguna entrada de Freedom Town y nuestra única misión será encontrar a Alex, para terminar tendremos que llegar al punto de acceso y terminará el juego. 

El título será un tipo de Roguelike, dónde los elementos del mapa variarán con cada partida. Las zonas no cambiarán, pero el layout de las mismas será diferente. Conforme superemos el juego tendremos nuevos NPC que nos ayudan o nos darán “nuevas y sencillas” misiones.

Junto a eso tendremos diferentes items para iniciar la partida, esto en parte establecerá la manera como abordaremos nuestra misión. Tendremos 2 tipos de acercamiento posible. Sigilo y Asalto, también habrá un estilo en medio de los dos, donde solo hacemos una que otra baja y tratamos de mantener el perfil más bajo posible.

Eso si, el juego funciona adecuadamente con ambos estilos, pero sin duda se nota que fue construido para enfocarse más en el sigilo, en especial por la cantidad de mecánicas enfocadas a ese estilo de juego. 

El estilo Top-Down le da una característica adicional al juego, ya que nos permite tratar de planear un poco más nuestros avances a la hora de buscar a Alex. Con presionar un botón tendremos acceso a los conos de visibilidad de nuestros “enemigos”. 

Encontraremos un cono de visibilidad que será más grande de acuerdo al tipo de enemigo y su agresividad dependerá del color del cono. Los amarillos nos perseguirán, pero no dispararán, los rojos disparará, pero se tomarán su tiempo, mientras que el cono café disparará inmediatamente nos vean. 

Entender esto, también nos permitirá navegar fácilmente por el mundo que nos rodea. 

Mecánicamente es bastante sencillo, tendremos la opción de atacar de manera letal o no letal, podremos buscar cosas ya sea dentro de las casas del pueblo o en nuestros enemigos una vez estén inconscientes. 

También podremos escondernos e incluso deshabilitar las alarmas, lo cual mantiene la sensación de libertad que buscar dar el juego desde su inicio.

The Church in the Darkness es un tipo de Roguelike, Cada partida tendrá elementos aleatorios, desde el punto de inicio, hasta la ubicación final de Alex. Este factor de azar, aunque no cambia drásticamente la manera como jugaríamos, si permite abordar las situaciones de maneras diferentes.

El gran elemento que tiene el juego, es su final… bueno, más bien sus finales. El juego puede ser fácilmente superado en menos de 15 minutos, pero el grueso está en manera como nosotros los jugadores interactuamos con ciertas situaciones del mundo que dará resultado en un determinado final.

Me explicaré, al encontrar a Alex tendremos la opción de noquearlo, matarlo o dejarlo ahí y salir del pueblo. Cada una de estas cosas, dará un final distinto. En un epílogo nos contarán qué sucedió con Freedom Town y podremos empezar de nuevo. 

Aunque esto suena muy bueno y sin duda es el gancho del juego, también muestra que lamentablemente The Church in the Darkness no tiene el contenido para sostenerlo por tanto tiempo.

Dentro del juego tendremos alrededor de 19 finales, que serán variados entre todas las decisiones que tomemos durante la partida. Lo malo es que dudo que muchos jugadores se le midan a sacarlos todos. 

No solo porque después del 10mo se vuelve particularmente repetitivo y aburrido. Sino que realmente no hay algo que motive a los jugadores a continuar. Si, hay unos que son interesantes y sin duda premian la experimentación, pero en cierto punto se siente que no vale la pena experimentar tanto.

Visualmente también se siente un poco flojo, más que dentro del juego en sí (dónde se siente bien), la presentación no tiene el mismo grado de “cariño”. Las interfaces son sencillas, pero no limpias y la verdad se sienten muy sosas, como que no tenían ningún interés en dedicarle tiempo a ese apartado.

Esto es triste en especial porque en muchos lanzamientos que hemos visto este año, se ha mostrado un interés por hacer que esto tenga el mismo tono que el resto del juego. Desde juegos AAA como Control, hasta Indies más sencillos como The Messenger y Observation.

The Church in the Darkness es un juego que tiene mucho potencial a nivel narrativo y en la ideas que busca presentar dentro del juego. Lastimosamente estas ideas se ven lastimadas por la falta de contenido y lo sencillo que este podría resultar.

El juego nos muestra que los Indies realmente están experimentando con nuevas maneras de incluir la decisión del jugador en sus títulos y sin duda, a pesar de lo vacío que resultó este título, estaré pendiente de todo lo nuevo que vaya a desarrollar el estudio y las nuevas ideas que presente Richard Rouse III.

The Church in the Darkness ya se encuentra disponible en PC, PS4, Switch y Xbox One.

Reseña hecha con una copia de The Church in the Darkness para PS4 provista por Fellow Traveler.

A %d blogueros les gusta esto: