The Swords of Ditto

El nuevo título de OneBitBeyond nos llevará a salvar el pueblo de Ditto en un juego con mucho carisma y un colorido mundo.

Plataformas: PC/PS4 (Reseñado)
Desarrollador: OneBitBeyond
Publishers: Devolver Digital
Lanzamiento: Abril 24/2018
Género: Roguelite RPG

Ser un héroe no es tarea fácil, defender una pequeña región del mal puede sonar a una tarea muy complicada y en 7 días… suena imposible. El primer Roguelite de One Bit Beyond toma una fuerte inspiración en Majora’s Mask, pero visualmente más tierno y hasta cierto punto infantil, eso es The Swords of Ditto.

Desarrollado por One Bit Beyond y publicado por Devolver Digital, The Swords of Ditto es un RPG “compacto” con elementos de Roguelike, nuestro personaje será “reclutado” por una misteriosa criatura llamada Puku que nos revelará que estamos destinados a convertirnos en “La Espada de Ditto” un héroe o heroína que defenderá la pequeña población de Ditto, del poder de la hechicera Mormo.

Algo curioso y a lo cual se lleva el nombre de Roguelite en lugar de Roguelike es la forma como el juego usa las mecánicas comunes de el género. En el caso de Roque Legacy, la muerte se vuelve una manera de avanzar y mejorar nuestro personaje. Aunque no es obligatorio, nos permite ser más poderosos “a largo plazo” en el caso de The Swords of Ditto, la muerte generará dos cosas.

Si de alguna manera morimos (Es más posible morir a manos de Mormo), la hechicera dominará Ditto y esta muerte se verá reflejada más en el universo que nos rodea, que en nuestro propio personaje.

Al morir, reviviremos 100 años después y dependiendo de como termine la pelea, Ditto será un pueblo próspero o una ciudad en un estado bastante deplorable. Esto también se ve reflejado en diálogos o algunos personajes. También reviviremos con un héroe aleatorio que va desde el genero hasta el tono de piel y aunque no lo crean… Si, el héroe de Ditto puede ser un robot.

Una de las cosas más agradables de The Swords of Ditto, es su apartado visual. Gráficamente es un título vibrante y con muchisimo carisma. Los personajes son caricaturescos por lo que parece un RPG diseñado para niños, incluso muchos de los elementos dentro del mundo son cosas bastante infantiles. Sin duda llegué a pensar que en algún momento el juego me diría que es el sueño de un niño o algo por el estilo – Calma, eso no va a pasar –

Y ese es uno de mis elementos favoritos del juego. Usar ese tipo de dirección de arte, no solo permite que sea más amigable, sino que también lo hace parecer apto para todos los públicos (Aunque no lo sea del todo)

Para mantener la idea de RPG, nuestro personaje subirá de nivel y tendrá estadísticas de ataque, defensa, entre otras. Estas aumentarán conforme subamos de nivel, pero también podremos usar Stickers.

Los Stickers son objetos que podemos comprar, en una tienda específica en Ditto. Van desde mejoras de ataque y defensa, hasta nuevos ataques o beneficios de ataques elementales sobre otros enemigos. Ya que nuestro personaje no puede ser personalizado porque el juego lo crea de manera aleatoria, esto no permite que nuestro personaje sea más “nuestro”. Aunque estos Stickers no representen ningún cambio a nivel cosmético.

También existen Stickers “edición limitada”, que se consiguen combinando 2 normales gracias a un personaje llamado Ock. Muchos de estos no solo son superiores a los que se compran en la tienda, sino que también pueden tener efectos muy diferentes y mucho más poderosos de lo que imaginamos.

También tendremos Gadgets, estos gadgets son juguetes (Para reforzar la narrativa infantil) que nos ayudan en combate o incluso a solucionar algunos puzzles en el mundo. Algunos los conseguiremos en el transcurso de la campaña, mientras que otros los podremos comprar en la tienda del pueblo principal. Encontraremos cosas como vinilos, drones, resorteras, arcos y mucho más

El juego también nos permite explorar el mundo con un amigo. El modo cooperativo nos permite pasar la campaña completamente hasta nuestra pelea con Mormo con un amigo, esto hace la experiencia más entretenida e interesante de las nuevas oportunidades que el juego nos ofrece en este modo.

La mecánica más interesante es el tiempo. Dentro del juego contamos con 7 días para recorrer las tierras de Ditto, prepararnos y en su defecto conseguir algunos items que nos ayudarán al enfrentamiento con Mormo. Al completar la gran meta (Sin importar si ganamos o perdemos) reviviremos 100 años después, con el mismo nivel, pero ninguno de los items que conseguimos en el run anterior.

Aquí es dónde el tiempo juega un papel fundamental. Hay posibilidad de “comprar” más tiempo y esto se puede hacer con unos tokens que encontraremos durante nuestra aventura, aunque al inicio lograr entender esa parte del acertijo será un poco extraño, poco a poco lograremos usar eso a nuestro favor y lograr cumplir todas las misiones posibles e incluso llegar mucho más preparado de lo esperado a nuestro combate.

A pesar que la mecánica del tiempo es interesante, puede resultar un poco torpe. Ya que en ningún lado es bien explicada y lo más probable es que todos los jugadores la pongan en práctica por pura casualidad. Esto es bueno, porque lo único que busca el estudio es un autodescubrimiento por parte del jugador y que la longitud del juego no es tan larga.

Pero también resulta poco intuitiva ya que mucha gente no experimentará al 100% con esa mecánica y se pueden quedar en un solo “run»del juego.

Los elementos Roguelite, se basan más que todo en los planos de los castillos y en castillo de la pelea final con Mormo, aunque elementos del entorno si cambian (En especial el orden de los lugares que visitamos) a diferencia de títulos como Spelunky o Rogue Legacy, no son el elemento más importante de la mecánica principal del juego, sino un adicional que acompaña las mecánicas RPG que tiene The Swords of Ditto.

A pesar que el juego es supremamente entretenido, también tiene algunas cosas que no hace del todo bien.

Uno de los mayores problemas que tuve con el juego, fue la navegación por el mundo. El juego nos marca el objetivo principal como un pin en un lugar del mapa, pero también hay pequeñas quest durante el juego.

Estas son un poco más complejas, no porque no estén marcadas en el mapa, sino porque en el mapa no están los nombres de cada lugar, entonces hay que hacer mucho backtracking y eso le quita un poco de gusto a esos quest en especial por el tiempo tan apretado.

Que me parecen una manera ideal de distraerse y una razón para usar la mecánica del tiempo para completar todo lo que el juego puede ofrecer.

El fast travel también es un poco raro, ya que la estación para Fast Travel solo está disponible en ciertas partes del mapa y solo nos lleva a ciertas partes del mapa, por lo cual para moverme alrededor del mundo es necesario primero descubrir la estación. Esto puede resultar un poco canción, en especial si uno ya está cerca del día límite para el combate final del juego.

Debo admitir que The Swords of Ditto, sería un juego más hecho para portátil (Switch o PS Vita) ya que los controles a mi parecer se sienten mucho más cómodos ahí. Aunque sin duda, el estilo visual del juego no se vería tan bien en una pantalla que no sea grande.

The Swords of Ditto, es un título muy interesante y un gran debut de parte de One Bit Beyond. A pesar de pasar desapercibido es un título sencillo y divertido que merece nuestra atención y más si les interesan los títulos Roguelike no tan agresivos.

Juego reseñado con una copia de The Swords of Ditto en su versión de PlayStation 4 brindada por Devolver Digital.

A %d blogueros les gusta esto: