Void Bastards

Void Bastards es un roguelike formidable que a pesar de ser accesible, también puede llegar a ser un juego difícil si lo comparamos con otros del género.

Plataformas: PS4 (Reseñado)/PC/Switch/Xbox One
Desarrollador: Blue Manchu
Publishers: Humble Bundle
Lanzamiento: Mayo 29/2019 (PC & Xbox One)/Mayo 7/2020 (PS4 & Switch)
Género: Tripulación Prescindible

Es bien sabido para todos que no hay nada más prescindible que un prisionero. Sin importar la solución, siempre es posible aprovechar el status de prisionero de un personaje para volverlo prescindible.

Void Bastards utiliza esta idea para hacer un tipo de crítica al sistema penitenciario y además para crear un gran Roguelike dónde los prisioneros serán un pretexto ideal para un nuevo personaje cada que vez que el anterior caiga durante una misión.

La “historia” de Void Bastards es bastante sencilla, nuestra nave ha quedado varada en una nebulosa y la única manera de escapar es activando el motor FTL, lastimosamente, a la nave le faltan algunos módulos y dependerá de nosotros recuperar las partes necesarias para activarlo.

Como es clásico de un Roguelike, el juego no le da tanta importancia a la historia, pero Blue Manchu buscó tener un guión divertido ya que a diferencia de varios títulos del género, Void Bastards es bastante largo.

La computadora a bordo de la nave, se burlará de algunas acciones o mencionará como fuimos la mejor opción de rehidratar al momento de encontrar un objeto importante para activar el motor.

Tendremos que construir 4 elementos principales. Esto nos representará alrededor de unas 11 partes que tendremos que encontrar a lo largo de las 5 profundidades que tiene la nebulosa.

Naturalmente, entre más profundo estemos, habrán enemigos mucho más difíciles, que ya los habremos visto antes, pero serán más resistentes y harán más daño.

Aquí hay algo interesante y es que en cierto punto es gracioso saber exactamente qué hace cada uno de los enemigos “evolucionados”. Al inicio hay una duda sobre X o Y enemigo y conforme navegamos al nebulosa, vamos a aclarando esos puntos.

Mecánicamente, Void Bastards toma los fundamentos básicos de un Roguelike y logra hacerlo más accesible a los nuevos jugadores. Esto es bastante bueno ya que se puede jugar en pequeñas tandas y aún así avanzar, pero también hace el juego en ciertos puntos más complicado.

Void Bastards funciona de la siguiente manera. Al morir una pequeña nave volverá a S.T.E.V. (Que es nuestra nave principal) y la computadora re-hidratará a un nuevo prisionero.

Este prisionero tendrá características que serán beneficiosas o pueden llegar a ser un problema. En algunos casos tuve un prisionero que podía llevar un arma de más y en otros casos, uno que estornudaba haciendo ruido.

Al movernos por la nebulosa, lo que encontraremos en cada nave también será “aleatorio”. El juego nos mostrará qué materiales, enemigos y objetos podremos encontrar, ya depende de nosotros si entramos ahí o pasamos de largo.

Esto nos pone a evaluar si estamos preparados para esa nave o si estamos dispuestos a arriesgar nuestro avance por algún item que necesitemos para mejorar un arma.

Dentro de las naves encontraremos materiales para crear cosas, comida y gasolina. Los objetos para crafting serán manos, ojos, esferos y cosas por el estilo que se convierten en materiales como Bio, Slag, Plaz y similares.

Estos nos permitirán crear los items para mejorar nuestro arsenal, todos los objetos necesarios  para esta tarea los podremos encontrar en alguna nave sin necesidad de Crafting. Entonces en muchos casos las misiones serán entrada por salida.

Void Bastards no es un Roguelike similar a muchos otros del mercado. No solo es más largo – si lo comparan a juegos como Spelunky o The Binding of Isaac – sino que también está pensado para jugarse en sesiones más largas.

Debido a ello no se requiere tanta técnica para completar el juego (Si no me creen, miren lo brutal que es el Speedrun infernal en Spelunky), esto es bastante bueno para los jugadores porque eventualmente irán entendiendo las mecánicas hasta ir formulando estrategias para cada nave y tipo de enemigo.

Pero… el juego se pone más agresivo conforme avanzamos, por lo cual a veces será necesario grindear para conseguir materiales y mejorar el arsenal. En especial porque el juego no tiene una opción de superar las naves en Stealth.

Digamos que el juego tiene un tipo de semblanza a un Stealth básico, si nos escondemos de la línea de visión de un enemigo, no podrá atacarnos y si después de ser descubiertos, pasamos tiempo fuera de su línea de visión, dejarán de buscarnos.

La falta de esta opción no ayuda en especial si uno por correr a conseguir los materiales para el motor FTL, no llega bien preparado a los niveles más profundos de la nebulosa, entonces la mayoría de momentos será correr buscando el objeto que necesitamos y repetir hasta llegar a la escotilla de salida.

Por eso, aunque no es un juego que requiera mucha velocidad y violencia a-la-STRAFE, si es un juego que premia la agresividad y pues a mi parecer con toda la variedad que tiene una opción 100% silenciosa también habría sido algo ideal y que haría el juego mucho más divertida.

La parte visual es lo mejor que tiene Void Bastards. El estilo Cell Shading no solo es ideal para el juego, sino que le permite brillar con algunos escenarios y el diseño de enemigos que encontramos.

El diseño de niveles también es bastante bueno. Ya que las naves tienen zonas en común y objetos que siempre encontraremos en los mismos lugares, pero en muchos casos un buen run depende de su ubicación y la escotilla por la que lleguemos.

Sin duda Void Bastards es un gran Roguelike. No solo es divertido, entretenido y bastante interesante a muchos niveles, sino que también logra ser bastante accesible para las personas que no son tan “fans” del género.

Lastimosamente en momentos, ciertos elementos se ven desaprovechados que podrían hacer todo el juego mucho más robusto de lo que actualmente es. 

Void Bastards ya se encuentra disponible en PC, PS4, Switch y Xbox One.

Reseña hecha con una copia de Void Bastards para PS4 provista por Humble Bundle.

A %d blogueros les gusta esto: