Where the Heart Leads

El nuevo título de Armature es una historia tranquila sobre la vida y nuestras decisiones. Esto es Where the Heart Leads.

Plataformas: PS4/PS5 (Reseñado)
Desarrollador: Armature Studio
Publishers: Armature Studio
Lanzamiento: Julio 13/2021
Género: Oh, ¿qué será? ¿qué será?

Una de las cosas más comunes de la vida es pensar en el “Qué sería”. 

Suele ser muy común dedicarse a crear escenarios imaginarios en la cabeza, pensando que habría pasado con mi vida si en lugar de haber hecho X, hubiese hecho Y. Where the Heart Leads toma esta premisa y la eleva en uno de los juegos más interesantes de 2021.

Desarrollado por Armature Studio, Where the Heart Leads nos cuenta la historia de Whitney “Whit” Anderson, que luego de un evento casi catastrófico en su cada, comenzará un viaje introspectivo viendo con detenimiento su vida, sus decisiones y como estas lo han afectado.

De ahí en adelante iniciará un viaje onírico, donde Whit comenzará a evaluar todos los aspectos de su vida desde su relación con su hermano Sege, sus padres, su esposa y sus hijos. Todo dentro de un pequeño pueblo llamado Carthage.

La naturaleza del juego es bastante interesante. Ya que no puedo negar que el juego es supremamente extenso a nivel narrativo (y no por tiempo) sino por las cosas que podemos hacer o dejar de hacer durante el juego.

Narrativamente, permite de varias maneras explorar la vida de una persona (Hasta me acordó de Roy, el juego parodia de VR en Rick & Morty) y descubrir hasta donde llegan las consecuencias de algunas decisiones. 

Aquí es donde el juego brilla, porque a diferencia de otros títulos donde uno puede dar diversas respuestas para afectar la manera como la narrativa avanza, Where the Heart Leads no comete el error de decir “X recordará esto o Y ahora te odia por esto”.

Las interacciones se sienten más reales y verosímiles en un contexto del mundo real, no solo por el hecho que no tienen esas marcas, sino porque no se siente que hay una respuesta correcta o una incorrecta.

Sin duda algunas de estas decisiones se sienten correctas o incorrectas de acuerdo a nuestra propia personalidad y es más una manera como nosotros proyectamos nuestras nociones de la vida en ellas.

Esto abre el abanico de opciones de maneras inesperadas, ya que la decisión que tomemos en ciertos momentos, va a estar ligada a nuestra opinión sobre la situación y no en el hecho que vayamos por el final bueno o el malo. 

Muchas de estas decisiones tienen influencias bastante importantes durante la historia. Ya sea si nosotros contamos un secreto de otro personaje o en su defecto, si lo ocultamos para protegerlos.

Aunque inicialmente parece ser que estas decisiones solo nos afectarán a nosotros, nos damos cuenta que de una u otra manera, afectan a todos los que nos rodean y que algunas de estas tendrán repercusiones a futuro que solo veremos cuando alguien más las traiga a colación.

Mi único gran problema con este sistema, es que me encantaría ver a donde llevan esas decisiones, pero para hacerlo tengo que volver a pasar el juego si o si. 

Una solución ideal, habría sido incluir un “árbol de decisiones” como lo mostró Detroit: Become Human, donde uno podría ver cuales eran las decisiones claves durante la historia y como “afectan” el resto de la narrativa, así saber que otra decisión podría tomar para cambiar varios elementos de la historia.

También siento que la resolución al final del 3er acto, se queda muy corta. 

No en la resolución de Whit, sino en la manera como saca de taco varios personajes. Aunque la manera de comunicar no me parece realmente mala, creo que habría sido más fácil resolver el arco de cada personaje en diferentes momentos.

La última parte del juego es unas constantes notas donde cuenta que fue lo que pasó con X o Y personaje, que probablemente podría haber salido hace unos 20 minutos antes sin necesidad de tanto.

Mecanicamente es donde el juego puede ser problemático para algunas personas.

Where the Heart Leads es prácticamente un Point & Click. Nosotros controlaremos a Whit y tendremos que ir a hablar con alguien, luego hablar con alguien más, luego hablar por último con alguien hasta que finalmente pasamos a la siguiente parte de la historia.

Sin duda, este gameplay va muy de la mano con lo que Armature quería contar desde el inicio y funciona muy bien, pero a lo largo de 7 horas que dura el juego (Pues al menos lo que me gasté) si se vuelve aburrido con el tiempo.

Con la idea onírica que plantea el juego, creo que desaprovechó mucho la mecánica de construir que realmente es muy interesante a nivel visual y le da un poco más de variedad al gameplay, aunque en cada acto hay varios momentos de estos, siento que pudieron ser más.

En especial durante el 3er acto.

El sistema de decisiones también es bastante sencillo. De acuerdo a la situación podremos tomar hasta 4 decisiones diferentes y básicamente eso es. Me parece un acierto que sea así, porque hace que la experiencia sea más relajada y uno se enfoque más en la historia. 

Por ejemplo, a pesar que me encantan juegos como The Wolf Among Us, a veces su sistema de “responda rápido” puede ser fastidioso porque es tener a alguien que lo acosa a uno para que conteste. 

Remover esa restricción, sencillamente hace que yo me tome todo con más tranquilidad que seguramente era lo que quería Armature.

Visualmente es un juego en varios momentos más bien abstracto. Los rostros no son muy detallados y debido a su naturaleza onírica, el estudio se toma varias libertades a la hora de la creación y aparición de los edificios o de los objetos que uno construye.

Ya que el juego ocurre en un pequeño pueblo, también hay diferentes contrastes. Desde grandes extensiones de tierra con mucho pasto y plantas, hasta una pequeña ciudad que crece poco a poco, pero que no deja de ser un sitio rodeado por naturaleza.

Esto es ideal porque genuinamente hay un contraste muy marcado de color en todos los momentos del juego y recuerda mucho a esa idea del típico pueblo Americano que uno ve en las películas.

Where the Heart Leads logra ser de esos títulos que sorprenden y que a pesar de ser sencillos, logran quedarse con uno luego de ver el final de los créditos. No niego que para los que no son fans del género será difícil adentrarse en el mundo de Carthage.

Pero dentro de todo, hay una bonita narrativa como recompensa. Donde su mensaje no es “Qué sería”, sino que realmente debemos aprender a vivir con las consecuencias decisiones y ser conscientes que en muchos casos gracias a ellas estamos donde estamos, para bien o para mal.

Where the Heart Leads ya está disponible en PS4 y PS5.

Reseña hecha con una copia de Where the Heart Leads para PlayStation 4/5 provista por Armature Studios.

A %d blogueros les gusta esto: