WWE 2K Battlegrounds

WWE 2K Battlegrounds logra cautivar con sus sencillas y divertidas mecánicas, aunque sus controles no logran ser tan efectivos en el juego.

Plataformas: PS4 (Reseñado)/PC/Nintendo Switch/Xbox One
Desarrollador: Saber Interactive
Publishers: 2K
Lanzamiento: Septiembre 17/2020
Género: Unas luchas no tan falsas

En lo personal, los juegos deportivos y yo, siempre nos hemos llevado mal. Siempre soy el comodín cuando juego FIFA con mis amigos y hace algunos años cuando inició Nerfeados, le di una oportunidad a uno de los múltiples NBA 2K… con pésimos resultados.

Pero los juegos tipo FIFA Street siempre han sido atractivos para mi gracias a su factor arcade. Sin duda la franquicia “Grounds” de 2K cumple esta función. Aunque NBA Playgrounds es más afín a lo que en su momento fue NBA Jam, Battlegrounds es algo nuevo e interesante, donde el mayor enemigo son sus controles.

WWE 2K Battlegrounds es la versión caricaturesca de WWE, que no solo se desliga a nivel visual y mecánico de su contraparte desarrollada por Visual Concepts, sino que busca contar una nueva y divertida historia relacionada a la lucha libre.

El legendario luchador “Stone Cold” Steve Austin de la mano de Vince McMahon se ha puesto en la tarea de crear la liga Battlegrounds, un lugar donde solo los personajes más “estrafalarios” pueden hacer su aparición y para llegar a allá, se enfrentarán a varios profesionales y otros no tanto.

Después de todo… El sueño es llegar a Wrestlemania.

La historia de Battlegrounds cumple su función que es ser una excusa para que los luchadores se golpeen de maneras exageradas, vistosas y divertidas. Incluso el concepto de crear una liga aparte para salirse de la rutina que propone la WWE es una buena idea. 

Saber Interactive honestamente no escatima en cinemáticas y en realidad la vuelve un comic de inicio del combate y luego de salida, donde llegará el nuevo retador y se irá de maneras más bien sencillas una vez haya perdido el combate.

Pero entonces ¿Exactamente qué pasa en la historia? 

En cada una de las ciudades, Stone Cold encontrará a un peleador que es diferente a todo lo que ha visto en la WWE, lo pondrá a competir hasta vencer a un luchador profesional y luego, pasamos a otro lugar a repetir la historia. 

Si les soy honesto, no esperaba mucho de la historia y diría que el juego funciona bien sin ella. Claro, la motivación de ser un don nadie y llegar a Wrestlemania no sería tan efectiva, pero pues… uno no es que espere una historia ganadora de premios en un juego de este tipo.

Mecánicamente es la parte más interesante de WWE 2K Battlegrounds y también la más conflictiva. Como todo juego de lucha libre, aquí no vencemos a los enemigos después de acabar con su barra de vida, sino que tendremos que lograr que se rindan o sencillamente hacerles un tipo de Knockout donde les podremos hacer una llave sin que se puedan defender.

La sumisión es la versión más difícil de terminar un combate, porque se compone de un QTE que muy pocas veces da tiempo para hacerlo bien, por lo cual el Knockout será la manera más sencilla de ganar los combates. Pero ¿Cómo funciona este Knockout?

Nuestro oponente (y nosotros) tendremos una barra de resistencia. Conforme la bajemos a golpes, nuestro enemigo se podrá defender menos de una llave. Una vez la barra está vacía solo será necesario hacer el agarre, esperar que el referee cuente hasta 3 y fin del combate.

Junto a esto tendremos otras dos barras. Stamina y Heat. La barra de Stamina será crucial para los agarres ya que estos harán que se consuma rápidamente, mientras que el Heat nos permitirá hacer un ataque especial devastador. Este será imbloqueable, por lo cual en cierto punto lo podemos utilizar como un salvavidas en caso que estemos perdiendo.

Pero el Heat tiene otra función y es permitirnos hacer los counters durante un agarre. Cada vez que hagamos uno, nuestra barra disminuirá, entonces en cierto punto se vuelve un ejercicio de administración de recursos durante los combates más difíciles.

Los agarres serán con el stick derecho, mientras que si presionamos los gatillos tendremos acceso a un ataque más poderoso. Este último también consumirá Stamina, precisamente para que no lo podamos usar con tanta frecuencia.

El combate también se siente bastante repetitivo, ya que a la larga uno “estandariza” unos movimientos para someter rápido a los oponentes y habrán unas que otras peleas que sean más difíciles, pero tampoco será algo exagerado. 

Aquí es donde el juego comienza a flaquear. Los controles muchas veces no son tan responsivos como uno quisiera y además… el juego a veces parece romper sus propias reglas para aumentar la dificultad.

En muchos momentos, mis oponentes no tenían manera de hacer un counter durante un agarre, pero igual lo lograron. Esto aunque no pasa a menudo, si afecta la manera como uno juega porque no hace el juego más difícil, hace que se sienta más injusto. 

Wrestlemania es una muestra de esto. Como uno honestamente nunca se enfrenta a un “All-Star” de la WWE, la última parte del juego a veces se siente frustrante y pensada únicamente para sacar de quicio al jugador.

Dichas todas estas cosas malas, lo que más me gusta de Battlegrounds son sus personajes. Bolo Reynolds, Billy Huggins, Gabriel Pierce, Jessica Johnson y las hermanas Cassie y Polly Velle. Se sienten como personajes diferentes, no son muy profundos pero al ver cada uno, se nota que Saber buscaba darles una identidad visual para que no se sientan muy planos.

El juego cuenta con varios modos tanto en solitario como en línea. Si creen que la campaña es fácil, el modo King of the Battleground pondrá a prueba sus habilidades, mientras que el Battleground Challenge nos permitirá crear nuestro propio personaje y enfrentarnos a estrellas de la WWE en difíciles, pero divertidos combates.

El juego contará con torneos limitados. A estos podremos acceder ya sea pagando con créditos que ganamos durante la campaña o unos créditos propios del juego que también pueden ser obtenidos con dinero real.

Aunque las microtransacciones del juego no son tan absurdas como en otros juegos de 2K, también se ve un interés en la empresa por hacer que no se sientan tan intrusivas. El juego es generoso con esta moneda, aunque a decir verdad, tampoco es que tenga mucho interés en desbloquear TODO lo que tiene el juego en personajes y cosméticos.

WWE 2K Battlegrounds es un juego que a pesar de no ser exageradamente bueno, cumple su función de ser divertido y absurdo, como los títulos de la línea Grounds. Sin duda este acercamiento arcade a la lucha libre, es bastante promisorio 

Aunque tiene varios problemas ninguno me parece exageradamente grave, muchos diría que se pueden solucionar en una secuela tal y como fue el caso de NBA 2K Playgrounds 2. Creo que después de la mala fama que se han llevado los juegos de la WWE (Con justa razón), Battlegrounds logra ser un respiro que puede ser crucial para la franquicia en el futuro. 

WWE 2K Battlegrounds ya se encuentra disponible en PC, PS4, Nintendo Switch y Xbox One.

Reseña hecha con una copia de WWE 2K Battlegrounds para PlayStation 4 provista por 2K.

A %d blogueros les gusta esto: