WWE 2K18

WWE 2K18

Plataformas: PC/PS4 (Reseñado)/Nintendo Switch/Xbox One
Desarrollador: Yuke/Visual Concepts
Publishers: 2K Sports
Lanzamiento: Octubre 17/2017
Género: Deportes

En diciembre de 2013 redacté mi primera reseña y no fue para nada fácil. No solo porque era mi primer texto para una web especializada de videojuegos bajo una mirada “critica”, muy entre comillas porque fue más bien una guía del contenido del título, sino porque el juego a analizar se salía de mi zona de confort, era WWE 2K14.

Y para mi ingenuidad y recién entusiasmo por escribir sobre videojuegos, porque no sabía lo que iba a correr pierna arriba, WWE 2K14 me gustó, incluso a pesar que no sé nada sobre deportes y menos sobre la WWE, salvo el hecho que Jhon Cena aspira a ser un gran actor cuando en verdad es un meme y que The Undertaker se retiró en la edición 33 de la Wrestlemania.

Ahora, 4 años después, estoy aquí, escribiendo de nuevo sobre un tema que no sé, pero para el que tengo mejores herramientas, porque si algo aprendí en los últimos 4 años, fue escribir e insultar al mismo tiempo mientras me cuadran las ideas.

WWE 2K18 es la más reciente entrega en la franquicia de 2K, que, como todo juego de deportes o Call of Duty, recibe un nuevo título cada año. De entrada, es notable el cambio en el apartado gráfico gracias al nuevo motor implementado en su desarrollo, y aunque ofrece un mayor nivel de detalle en los luchadores y escenografía, se sigue viendo –no tan bien– (por no decir barato… que pueden ser palabras mayores), casi como si todo estuviera recubierto por plástico y aceite (como la WWE de verdad).

Como todo título anualizado, WWE 2K18 también ofrece una actualización a su rooster de luchadores, los cuales suben ahora hasta los 174, así como a sus modos de juegos, los cuales se mantienen tal como se ha venido haciendo salvo por el modo My Career y Universe Mode, de los que hablaré más adelante, así como a algunas de sus mecánicas de combate, entre las que resaltan cuatro nuevos agarres previos para hacer un slam: Fireman’s Carry, Cradle, Over the Shoulder y Power Bomb.

Básicamente, WWE 2K18 es un juego que no cambia su fórmula salvo que sea para expandir la experiencia en algunos modos de juego, como en Ladder, que ahora permite ocho jugadores, o los 4 vs 4 Tag-Matches, aunque también se hicieron ajustes al sistema de Reversals, que, a pesar de ello, sigue siendo impreciso en algunas ocasiones.

Y este es quizá uno de los mayores problemas de WWE 2K18, pues a pesar de sus novedades, sigue presentando algunos problemas que venían incluso del WWE 2K14, como lo es el movimiento tosco de los luchadores, especialmente cuando caminan hacia atrás, la imprecisión del comando de reacción a un Reversal (R2), que puede arruinar un combate en un instante, o el sólo hecho que la franquicia WWE en manos de 2K nunca deja de tener bugs o glitches… muy a lo Bethesda.

En teoría, los modos de juego My Career y Universe deberían sacar la cara por WWE 2K18, sin embargo, se quedan muy cortos y no logran brindar la mejor de las experiencias.

Por un lado, el modo My Career sigue la tradición de ser el “modo historia” para los juegos de deportes, donde uno crea un personaje desde cero para que este pase de ser un novato a una súper estrella. El problema es que WWE 2K18 no lo hace bien al querer pretender ser un pseudo RPG, con diálogos de selección multiple, que supuestamente determinan si somos un buen o mal tipo, y sidequests que no vienen al caso

Obviamente, el enfoque de My Career son los combates para ganar reputación, y como tal, parte del tiempo se gasta en ello, en el ring… pero la presentación de este modo de juego hace que no se sienta bien, tanto por el tiempo perdido en diálogos sin sentido, los cuales a demás no tienen voz sino un texto flotante que no está en sincronía con la expresión facial de quien habla, como por las actividades secundarias que solo quitan tiempo.

Y para ejemplificar mejor lo de los diálogos, ACÁ hay una pequeña muestra de cómo son a lo largo de MyCareer.

Por su parte, el Universe Mode, que es una novedad para mí, es una simple consecución de peleas bajo la excusa de ser una simulación de la programación semanal de la WWE, que tienen cierto drama y presentación rimbombante, pero que no dejan de ser repetitivas luego de un tiempo.

Finalmente, hay un modo de juego adicional llamado Road to Glory, el cual está ligado a My Career, y, por ende, al avatar que hayamos creado desde cero. Esta modalidad es quizá una de las más interesantes en WWE 2K18 pues viene a ser un evento real que involucra a toda la comunidad de jugadores, pues se basa en una serie de peleas diarias que otorgan puntos para poder clasificar a los eventos PPV -Pay Per View-, en los cuales se tiene en cuenta la popularidad de los jugadores en una serie de arenas.

Aunque la habilidad, y la paciencia, es importante para el desarrollo de un combate, WWE 2K18 introduce también una serie de potenciadores, o boosters, para los stats de nuestro personaje creado, lo cual puede beneficiar su desempeño durante un enfrentamiento contra alguien en línea y que se sólo se pueden conseguir por medio de lootboxes.

Puede sonar que este apartado va desbalancear el juego en una forma crítica entre los que paguen y no… pero no es así, principalmente porque estas cajas de loot no se compran con dinero real, sino con el dinero que se gana a lo largo del modo My Career. Estas lootboxes se distribuirán en tres categorías, Oro, Plata y Bronce, que fuera de incluir los mencionados boosters, también incluyen nuevos movimientos y atuendos… sin embargo, puede ser frustrante para algunos pues la recompensa es aleatoria y cómo puede que sea muy buena, puede ser muy mala… como en Overwatch y sus eventos de temporada.

Excluyendo lo anterior, el modo de creación de personajes sigue siendo impresionante, con una GRAN cantidad de variables para crear un luchador original, sea humano, alíen o incluso demonio. Y es que uno de los fuertes de WWE 2K18 es la forma en que permite a los usuarios controlar distintas variables dentro de este creador como por fuera de el para qué cree su propia experiencia. Es por eso mismo que las partidas personalizadas son tan divertidas, pues se puede jugar con todas las reglas en la forma que uno prefiera.

En conclusión, WWE 2K18 es un juego que está ‘Ok’. No quiero decir que es recomendable para los fans, pues me he documentado en los últimos días y parece haber cierto descontento con el contenido, pero sin duda alguna esta es una franquicia de nicho y pocos sabrán disfrutar lo que ofrece, donde también me incluyo. Sin embargo, eso no deja de lado los problemas que tiene este título en términos de contenido, presentación y jugabilidad, sin olvidar que sigue sin refinar algunas de las mecánicas que ya poseían problemas.

Juego reseñado con una copia de WWE 2K18 en su versión de PlayStation 4 brindada por Take-Two Interactive.