ABRISS – Build to Destroy

ABRISS logra ser un título interesante y diferente que cautiva por sus mecánicas, que puede llegar a ser tedioso si se juega por largo tiempo.

Plataformas: PlayStation 5(Reseñado)/PC/Xbox Series S|X
Desarrollador: Randwerk
Publishers: Astragon Entertainment
Lanzamiento: Marzo 7/2024
Género: Destruir para construir

Kerbal Space Program hizo algo muy interesante y fue que volvió un poco más mainstream los juegos relacionados a “ingeniería”.

Si bien hay mucha magia en entender y aprender la manera de sacarle provecho a las mecánicas, al mismo tiempo son juegos de paciencia.

ABRISS – Build to Destroy es un juego bastante interesante que puede llegar a tornarse tedioso en algunos momentos. 

El juego no tiene ningún tipo de narrativa detrás, realmente lo único que tendremos que destruir serán un tipo de núcleos rojos y eso será todo.

La manera como ABRISS mantiene frescas sus mecánicas, es introduciendo nuevos elementos a la construcción para hacer que sea más eficaz o “interesante” a la hora de avanzar.

El concepto de ABRISS funciona de la siguiente manera. 

Dentro del nivel tendremos un bloque específico amarillo, a partir de ahí podemos comenzar a construir lo necesario para destruir los núcleos, realmente no hay nada más allá de eso. 

Al comenzar a construir en el bloque amarillo, estas piezas no se caerán ni tendrán ningún tipo de movimiento, por lo que nosotros solo conocemos los resultados una vez “activemos” nuestra construcción.

Entonces la base mecánica funciona como un tipo de preview antes de activar nuestra maquinaria y ver si no fallamos miserablemente o si lo logramos.

Esto me parece interesante porque genuinamente no da un feedback inmediato, sino que nos da espacio para que estemos seguros si lo que queremos hacer funcionará o no.

Algo que tuvo muy claro Randwerk es conceptualizar el juego como un tipo de tutorial gigante. Ya que si bien constantemente tendremos que encontrar maneras prácticas de destruir, en varios momentos estas estarán ligadas a otros momentos que hayamos resuelto antes.

Entonces el juego iniciará con elementos básicos como detonar una bomba para destruir un único objetivo, conforme avancemos no solo tendremos que encontrar maneras más hábiles de destruir las cosas con las herramientas que tenemos, sino que tendremos que considerar otras cosas relacionadas al entorno.

Curiosamente el juego comenzará a implementar nuevos elementos que hacen todo el proceso más complejo.

Entonces por ejemplo el cubo no tendrá adhesión alguna por lo que estará pensado para nosotros lanzar cosas en lugar de construir un objeto que se estrelle contra los núcleos. 

Se encontrará también niveles con gravedad cero, donde tendremos que usar los propulsores para hacer que nuestra estructura se mueva ya que realmente quedará estática si activamos la simulación sin mover nada.

Todo esto será algo que nos ayudará conforme avancemos, para irnos familiarizando más con las mecánicas y así superar los niveles con mayor facilidad.

Al terminar ABRISS nos juzgará de acuerdo a qué tanta destrucción hayamos logrado, por lo que será importante no solo destruir los núcleos, sino acabar con absolutamente todo a nuestro paso.

Si logramos el nivel “Experto”, que nos involucra destruir alrededor del 90% de los objetos, recibiremos puntos de desbloqueo, que nos dejará desbloquear algunos niveles adicionales dentro de cada capítulo, que no serán necesarios para avanzar.

ABRISS cumple algo interesante y es premiar la experimentación. Si bien el juego ofrece un tipo de guía en caso que no encontremos la respuesta por nuestro lado. 

Esto no niego que es divertido porque realmente hace una buena combinación entre lo que nosotros pensamos que es posible y lo que Randwerk siente que podría haber sido la combinación ideal.

Muchas veces me causó muchísima risa la idea que yo tenía sobre lo que tenía que construir, comparado a lo que el estudio siente que era necesario.

Sin duda es una gran manera de ver que tanto las ideas se separan, sino que además muestra lo diferente que pensamos a la hora de ejecutar un tipo de ideas.

Por ejemplo, uno de los más curiosos fue un nivel donde tendría que “lanzar” una bomba a un muro que en lugar de estar directo, tenía que doblar un poco hacia la izquierda, por lo que tenía que hacer que este explosivo gire antes de estrellarse con un muro invisible.

Varias veces pensé en mandar un pequeño propulsor y luego apagarlo en un momento específico para activar dos adicionales y mandarlo contra el muro.

Parecía la solución más obvia, pero curiosamente el juego me mostró algo que me faltaba un pedazo a la idea. 

Hay muchísimos momentos así y genuinamente hizo la experiencia más agradable.

Ahora el problema.

ABRISS es un juego interesante y divertido, pero lo último es más que todo en pequeñas tandas. En varios momentos puede volverse tedioso porque al final realmente solo se construye para destruir (Como su título lo dice).

Además que la cámara muchas veces no ayuda del todo. Normalmente tendremos un tipo de cámara orbital y si presionamos R3 (en el caso de PlayStation) tendremos una cámara más controlable pero que será exageradamente veloz.

Como en muchos momentos se requiere precisión para construir adecuadamente, me parece que la cámara hace el proceso un poco tosco y podría ser mejor, ya sea hacer la cámara libre más lenta o en su defecto tener un poco más de control con la cámara orbital para hacer todo mucho más fluido.

Visualmente me recuerda mucho a juegos como Teardown, Cloudpunk, Severed Steel o parecidos. 

El juego tiene una estética cercana al Voxel Art, aunque tiende a ser mucho más realista comparado a los títulos anteriores.

Adicional, la destrucción es particularmente similar a esos títulos donde por lo visto cada uno de los pequeños cubos tiene tu propia física y manera de comportarse, por lo que hace todo el proceso visualmente muchísimo más interesante.

No niego que hay una sensación muy agradable en ver los cubos caer y por supuesto, volar el núcleo para terminar el nivel

ABRISS – Build to Destroy es un juego raro de recomendar, realmente es un título sólido pero resulta un poco raro debido a lo “técnico” que puede llegar a ser. Si bien muchas mecánicas son muy interesante, el mercado es mucho más chico de lo que uno pensaría.

Sin duda el juego es ideal para gente que le gusta títulos del estilo de Kerbal Space Program o que realmente busquen una experiencia muchísimo más experimental en términos de construcción y destrucción.

ABRISS – Build to Destroy ya está disponible en PC, PS5 y Xbox Series S|X.

Reseña hecha con una copia de ABRISS – Build to Destroy para PlayStation 5 provista por Astragon Entertainment.

A %d blogueros les gusta esto: