COD Vanguard BETA – Impresiones

Luego del Alpha, finalmente probamos la Beta de la nueva entrega de Call of Duty y estas son nuestras impresiones del multiplayer.

Luego de Champion Hill, finalmente tuvimos una mirada al multiplayer de Call of Duty y su nueva entrega Vanguard. Aunque luego del Alpha encontramos cosas que nos gustaron y cosas que no, el multiplayer pinta elementos más interesantes.

Sin duda, el fuerte de COD siempre ha sido el multiplayer. Aunque en casos la campaña nunca se ha sentido como un “afterthought”, sin duda es raro la gente que termina las campañas.

Vanguard le apuesta a un multiplayer más similar a Modern Warfare, que a Cold War.

Durante la beta hubo 5 modos disponibles. Team Deathmatch, Search & Destroy, Patrol, Kill Confirmed y Champion Hill.

Realmente, la beta era necesaria para ver personalización y ya, los modos son bien conocidos para los jugadores Hardcore e incluso los casuales saben muy bien como funciona cada uno, excepto Patrol, del cual hablaré más adelante.

Vanguard no modifica mucho lo que ya había hecho Modern Warfare (Teniendo en cuenta que utilizan el mismo motor), pero si implementa la cantidad de modificaciones que puede tener el arma.

Inicialmente era un máximo de 6, Cold War lo amplió a 10 slots pero era necesario un Perk específico para hacer esto, por lo que si puede cambiar bastante el ritmo del juego teniendo armas con mayores modificaciones.

Sin duda esto hará que el arma se rompa más (algo muy común en los antiguos COD), pero permite ese mantra que Activision ha buscado desde 2019 y es darle una amplia libertad a los jugadores para usar sus armas.

Algo que si vi en varios momentos es que el tiempo de muerte (TTK) es muy variable y no en el buen sentido de la palabra.

Usar armas como la STG, Thompson o MP40 tienen diferentes tiempos de muerte, pero en ciertos casos se sienten excesivos. Por ejemplo, es normal que un arma pesada tome menos tiempo en matar a un jugador comparado a una SMG.

Pero sin modificaciones de balas, era muy común morir más rápido a manos de una STG que de una Thompson y sin duda muchos jugadores notaron eso, porque fue un arma muy común de ver durante las partidas.

Otro de los problemas, es que las armas no se sienten tan bien. Muchos rifles de asalto se sienten muy parecidos, en especial por el recoil de cada uno. La Sten después de varias modificaciones se volvía una alternativa viable, mientras que la STG si seguía dominando el MP sin muchos problemas. 

Esto si puede ser un problema, porque el balance no se siente tan ideal como debería. Sin duda cuando implementen nuevas armas el multiplayer se va a romper como siempre pasa, pero es necesario mejorar el balance para cuando el juego llegue a consolas en noviembre.

La implementación del DualSense es buena y al mismo tiempo deja mucho que desear. Cuando reseñé Cold War lo hice en PS4 y pues al final nunca volví a probar el juego en PS5 por lo que Vanguard es mi acercamiento inicial a todos los beneficios del control.

Con armas como la Thompson, Volk, MP40 o STG, si hay una resistencia variable. Aunque no es tan perceptible con el tiempo si aprendí a diferenciar bien cada arma con los gatillos.

Esto se nota mucho más con armas como la BAR o el 3 Line Rifle, que si ponen una resistencia fuerte a la hora de apuntar y si toma un tiempo acostumbrarse a eso. Claro, uno le puede desactivar eso, pero pues me parece un despropósito removerlo específicamente en este caso.

Lo raro es que en muchos momentos, parecía que las armas no tomaran esta resistencia porque literalmente hundía el gatillo tal y como jugaba MW en PS4 hace un par de años, entonces no sé si será un tema de la beta o algo más común que veremos en el juego final.

Hablemos de los modos, más específicamente en Patrol.

Este modo es nuevo para la franquicia. Dicho de la manera más castiza, Patrol es un Hardpoint en movimiento.

El punto aparecerá en la mitad del mapa y los equipos tendrán que dominar el punto por el mayor tiempo posible. Pero, el punto estará en movimiento por todo el mapa, lo que permite que campear no sea una alternativa tan viable a la hora de jugar.

Lo que más me agrada del modo, es la manera como permite crear Choke Points dentro del mapa, para sacar provecho. Dentro del minimapa vemos hacia donde irá el punto por lo que podremos planear acorde.

Vanguard también incluirá variables de los mismos modos. Estos están diseñados para darle más variedad a las partidas. Al seleccionar el modo, abajo aparecerá un información adicional que determina la cantidad de jugadores.

Por ejemplo, Patrol puede tener un modo Blitz que será 10v10. Mientras que también puede tener un modo Total Warfare que es de 20v20.

Esto es un punto clave, porque Team Deathmatch es un modo muy divertido pero que puede tornarse aburrido después de un tiempo. Estas sub-variables le dan más dinamismo y además es un poco más transparente que en otros juegos de Call of Duty.

Sin duda Vanguard tiene mucho que probar, en especial luego del torpe calendario que ha tenido Call of Duty desde 2019, pero la beta propone modos interesantes que espero se desarrollen aún más en el juego final.

A pesar de saber a qué debo atenerme con Vanguard, mi mayor deseo en los nuevos COD es que no sea obligatorio instalar Warzone, porque definitivamente es la razón por la que borré MW a pesar de ser un juego al que le metí más de 300 horas.

Call of Duty: Vanguard llegará el 5 de noviembre a PC, PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series S|X. El juego no tendrá actualización gratuita de consolas viejas a nuevas, pero sí tendrá un Bundle Cross-Gen de 70 dólares que incluye con ambas versiones.

A %d blogueros les gusta esto: