A Plague Tale: Requiem

A Plague’s Tale Requiem logra evolucionar los elementos claves del original y aunque su rendimiento queda corto, logra ser una gran secuela.

Plataformas: PS5/Xbox Series S|X(Reseñado)/PC
Desarrollador: Asobo Studio
Publishers: Focus Home Interactive
Lanzamiento: Octubre 17/2022
Género: Muchas ratas a 30fps

A Plague Tale: Innocence fue un juego que sorprendió en 2019 tanto por su historia como por su puesta en escena, en el que explorábamos un mundo en el que la peste negra empezaba a proliferar por todo Europa y donde Amicia y Hugo debían sobrevivir mientras poco a poco fortalecían su vinculo como hermanos.

En principio parecía que este título sería un drama sobre cómo dos niños debían sobrevivir no solo a la plaga de las ratas, sino al conflicto político que conllevaba este, donde el pueblo y los menos favorecidos estaban a merced los terratenientes y la misma iglesia, sin embargo, la trama sorprendió al revelar que la enfermedad de Hugo, denominada como ‘La Macula’, era realmente una suerte de maldición/poder codiciado por las altas esferas de poder.

Si bien este giro se sintió… extraño, al final no afectó negativamente la experiencia del juego y dio pie para que se especulara sobre una posible secuela que hoy día es una realidad.

A Plague Tale: Requiem toma lugar tras los eventos del primer juego. Amicia, Hugo, Lucas y Beatriz buscan un nuevo lugar donde asentarse tras lo vivido en Guyenne llegando así a Provence (Provenza), una ciudad en el que esperan recibir la ayuda de un erudito de la orden que pueda aliviar el malestar de La Macula, sin embargo, no pasa mucho antes que la plaga de las ratas invada esta ciudad y se desate nuevamente el infierno.

Con la plaga desatada lo único que queda es huir nuevamente y aunque aparentemente no hay rumbo, Hugo sueña con una isla que quizá pueda tener la cura que tanto anhela, por lo que Amicia no duda en tomarlo y ponerse en marcha empezando así una nueva travesía.

En términos generales, la estructura de la campaña es similar a la del primer juego en la medida que no siempre estaremos solos ya que contaremos con la ayuda de un personaje de soporte.

Estos traen nuevos conflictos por sus propios intereses pero también equilibrio ya que sirven como apoyo emocional tanto para Amicia como para Hugo.

Claramente uno de los ejes de la experiencia es la relación que hay entre hermanos, pero esta vez se profundiza un poco más en ellos como individuos. Hugo no es el mismo desde el primer juego y claramente está cansado de ser la causa de tanto dolor… sin embargo, eso no deja que lo hunda y aunque es algo ingenuo, cree que todo puede ser mejor.

Por su parte, Amicia es la que más conflictos tiene y es que aunque quiere mantenerse positiva todo le dice lo contrario. Es golpeada física y mentalmente a tal punto que está exhausta. Naturalmente Hugo es su principal motivación, pero es también la razón por la que no piensa con cabeza fría, lo cual siempre lleva a situaciones en las que sus valores se ven comprometidos.

Sin entrar en el terreno de los spoilers, también es interesante el giro que se le da a ‘La Macula’, explorando un poco más de este poder antiguo así como su vinculo con Hugo, por qué involucra a Amicia y lo que puede traer en el futuro.

No responde todas las preguntas, pero si cierra ciertos arcos argumentales, mientras establece otros para una más que segura secuela.

En cuanto al gameplay, A Plague Tale: Requiem es bastante similar a su predecesor ya que mezcla elementos de sigilo, exploración y combate, donde destacan ciertas mejoras a nivel mecánico así como varias novedades.

En términos de sigilo Amicia preserva las habilidades del primer juego, por lo que puede usar su honda o vasijas para distraer enemigos, además que puede usar dagas para eliminar enemigos ligeros (Sin armadura) o abrir cofres.

Las municiones de la honda ahora se pueden mezclan con las vasijas para crear efectos de área más potentes, los cuales son súper efectivos cuando hay varios enemigos en la zona.

Si estamos con algún aliado, como Arnaud, Sohia o Lucas, podemos usar sus habilidades para ejecutar o distraer enemigos, aunque siempre con cuidado de no llamar la atención de los demás.

Adicional a ello, también podemos usar cebos para atraer ratas si las hay, las cuales pueden eliminar cualquier unidad enemiga si esta no está protegida por la luz.

Por el frente del combate la honda y sus municiones siguen siendo importantes, pero la adición mas relevante es la ballesta, la cual fuera de disparar virotes también tiene las facultades de la honda para disparar municiones de fuego, cebos, aceite y polvo para extinguir llamas.

Se vuelve una excelente herramienta y dinamiza los enfrentamientos, aunque no siempre es confiable dada su baja munición y su imposibilidad para penetrar la armadura de los enemigos pesados.

Esto es vital entenderlo porque a fin de cuenta no se vuelve un objeto ‘roto’ con el cual se vuelva fácil, ya que tanto en combate como en sigilo, es importante la táctica y saber adaptarse a la situación. Puede que no enfrentemos cientos de enemigos al tiempo, pero los que hay, son 100% letales.

En cuanto a la exploración no hay mayores cambios salvo que ahora contamos con áreas más grandes de exploración y secretos, entre los cuales hay secuencias extra a modo de ‘evento único’ en los que podemos ver a Hugo y Amicia tomarse un segundo para recordar eventos del pasado.

También encontraremos cofres con recursos necesarios para mejorar nuestro equipo, lo cual solo podemos hacerlo en prinicipio en mesas de trabajo al igual que en la primera entrega.

Fuera de este sistema de mejoras, hay uno de talentos adquiridos que se pueden desbloquear según nuestro estilo de juego. Si jugamos con bastante sigilo podremos acceder a nuevas habilidades que permiten pasar desapercibido y usar objetos a mayor distancia, mientras que si preferimos el combate podremos ser más letales con nuestras armas.

Ahora bien, quizá la novedad más importante en términos de combate/sigilo es que podemos usar la habilidad de Hugo para controlar las ratas a distancia por un tiempo limitado. Si creamos un camino seguro para ellas donde no haya luz, podremos arrasar, literalmente, con cualquier enemigo que esté en dicha zona.

Desafortunadamente no todo es positivo en A Plague Tale: Requiem. Técnicamente es un juego que luce MUY bien, pero el rendimiento máximo en consolas es de 30FPS que no son estables.

Mover abruptamente el stick para girar la cámara hace que se note un descenso en la tasa de refresco, lo cual también puede suceder en las fases de acción y algunas cinemáticas.

Teniendo en cuenta que se trata de un juego de actual generación y que ya es un estándar que la mayoría de títulos tengan 60FPS o diversos modos de rendimiento, si hacen falta diversos modos de configuración o al menos un cap estable.

No arruina por completo la experiencia, tampoco es cuestión de ser extra-dramaticos, pero si es molesto.

A Plague Tale: Requiem es un excelente título. Tiene una historia sólida e interesante y personajes profundos que son entrañables. Su jugabilidad puede ser bastante familiar con respecto al primer título pero también propone elementos nuevos que se sienten frescos y en cierta medida desafiantes dependiendo del nivel de dificultad.

Pese a su duración, de al menos unas 16-18 horas, no se siente repetitivo y deja apenas lo necesario para una futura secuela.

Reseña hecha con una copia de A Plague Tale: Requiem para Xbox Series S|X provista por Xbox Colombia y de PlayStation 5 provista por Focus Home Interactive.

A %d blogueros les gusta esto: