Super Bomberman R2

Super Bomberman R2 es un juego sólido, pero no el gran regreso que realmente requiere el personaje. Hay potencial… pero no suficiente.

Plataformas: PS4/PS5(Reseñado)/PC/Nintendo Switch/Xbox One/Xbox Series S|X
Desarrollador: Konami
Publishers: Konami
Lanzamiento: Septiembre 13/2023
Género: Bombas Cooperativas

Bomberman es de esas IP que al igual que Megaman, han tenido una vida… complicada.

Ya sea con Act Zero o con el hecho de prácticamente haber desaparecido por mucho tiempo sin razón alguna. Con la llegada del Switch, Konami decidió darle una oportunidad al personaje y aunque fue un buen intento, si se quedó algo corto.

Super Bomberman R2 tiene buenas ideas, pero su implementación se queda bastante corta y desaprovecha muchas oportunidades, haciendo el juego muchísimo más soso de lo debido.

El título nos presentará a Bomberman y sus hermanos, que serán todos los personajes de diferentes colores que encontramos en otros títulos o al jugar en Multiplayer.

Ellos siguiendo una misteriosa Luna Negra que está destruyendo diferentes planetas, terminarán en un sistema solar llamado Huricana, compuesto de tres planetas. Fulvita, Aquastar y Unknown Star.

Ahora, White (que será el nombre del Bomberman clásico) tendrá que encontrar a la Luna Negra, salvar a los Ellons y de paso a la galaxia.

Super Bomberman R2 es una situación curiosa a nivel narrativo. Si bien los personajes se prestan para ser caricaturas, las cinemáticas entre personajes son… no muy agradables.

En muchos momentos, todos los hermanos se sienten como personajes infantiles y realmente las cinemáticas son supremente tediosas de ver por esto mismo.

Creo que varias veces pensé en saltarme las cinemáticas porque realmente todos los elementos no visuales dejaban demasiado que desear y son ligeramente vergonzosas en su ejecución.

Dicho eso, realmente la historia es divertida y de cierta manera si bien las interacciones no son ideales, las actitudes de todos los personajes son bastante graciosas y divertidas, además de ser muy marcadas donde Rojo es un personaje que solo busca lanzar bombas o Negro es un personaje que busca ser cool.

Siendo honesto, es difícil pensar en una manera de hacer más “entretenida” la historia de un juego como Bomberman, ya que técnicamente el fuerte está en sus mecánicas y el cooperativo, más que una narrativa como tal.

La idea de hacerlos héroes de Huricana es una buena manera de presentarlos y siento que Konami ahí hizo “lo mejor que pudo” con un personaje que realmente es muy complicado.

Mecánicamente es un juego pulido y con buenas ideas, pero la mezcla de estas ideas no logra combinarse adecuadamente, en especial por algunas decisiones adicionales en la jugabilidad que son particularmente cuestionables.

Super Bomberman R2 siento que se divide en tres apartados. Exploración, Tower Defense y Bosses.

La exploración se enfocará en nosotros explorando cada uno de los planetas mientras poco a poco vamos encontrando Ellons ocultos en unos bloques que fácilmente podremos destruir con una bomba.

Dentro de las 15 pequeñas zonas que componen cada planeta, el objetivo será encontrar la mayor cantidad de Ellons posibles, ya que estos serán la “llave” para poder ir abriendo nuevas zonas e incluso poder atacar las fortalezas para avanzar al siguiente planeta.

En cada planeta habrán 100 Ellons que estarán dentro de cada una de las zonas, aunque algunos de ellos estarán “guardados” en unos acertijos que tendremos que resolver para recuperarlos.

Para la parte de la exploración habrán elementos RPG adicionales, donde dentro de algunos bloques habrán monedas con 100 puntos de experiencia o unos contenedores con 500 puntos.

Esto nos ayudará a subir las estadísticas de White, desde las vidas disponibles, cantidad de bombas, espacios en los que explorará la bomba, velocidad y las habilidades clásicas como empujar las bombas o lanzarlas varios espacios.

Todo el componente RPG es muy curioso, porque incentiva la exploración y al mismo tiempo… no tanto.

La idea será buscar los Ellons e ir avanzando, pero si uno realmente destruye varios bloques, es bastante fácil subir de nivel, al punto donde literalmente llegué al máximo nivel sin ni siquiera haber terminado el primer planeta.

Algo que me agrada de la exploración es que no es “lineal” y que al mismo tiempo escala de a pocos.

No recorreremos los niveles del 1 al 15 en orden, sino que en algunos casos encontraremos una puerta para abrir con 20 Ellons y terminaremos en el nivel 12 mientras estamos en el 5. Esta parte hace la exploración agradable precisamente porque incentiva que uno busque hasta los últimos espacios de la zona.

La parte de Tower Defense es la más profunda, pero al mismo tiempo la que no se siente tan agradable. Esta se divide en dos etapas, una de ellas será defender cinco tesoros de diferentes invasores y la otra será atacar una zona para recuperar un tesoro.

Cada una tiene sus pros y contras.

Ataque será la más sencilla y al mismo tiempo la que tiene más problemas, la idea será conseguir una llave y luego recoger el tesoro.

El gran problema es que será una competencia entre los otros siete hermanos de White, por lo que incluso si uno de ellos logra conseguir el tesoro tendremos que competir otra vez.

Esta parte no solo no tiene sentido sino que hace todo el escenario como tal bastante frustrante, entiendo que está pensado así para jugar en multiplayer, pero termina atropellando toda la experiencia más de lo debido.

La parte de defensa es más sencilla. El juego al inicio nos permitirá construir nuestro propio cuartel general, de manera que tendremos que hacer más complicado el movimiento de nuestros enemigos.

Cada que avanzamos en el juego, tendremos la opción de tener mayores bloques para hacer el ataque más difícil para los oponentes.

Finalmente estarán los bosses. Estos realmente no tienen mucha ciencia, pero son bastante entretenidos ya que combinan algunos elementos de la parte de exploración con la de Tower Defense.

Esto, realmente es mucho más corto ya que solo veremos un Boss por zona, por lo que no serán demasiados si uno lo piensa detenidamente, creo que es una buena culminación con cada zona y es bastante satisfactorio vencerlos.

Dicho todo eso, estos tres apartados no combinan del todo bien. Si bien la parte de exploración y los Bosses funciona bien, siento que la parte de Tower Defense no termina de combinar bien.

Entiendo la parte de defensa, pero a decir verdad creo que con el hecho de hacer únicamente que uno ataque las bases bastaba. La defensa si bien es una mecánica robusta, realmente no se siente bien implementada dentro de todo lo que hace Bomberman.

Visualmente es un juego muy atractivo. Las cinemáticas son sencillas pero cada uno de los personajes es supremamente expresivo por lo que juega un papel agradable para hacer todos los personajes más interesantes.

No niego que la parte 3D de la exploración no me gustó al principio, pero conforme avancé me acostumbre más. No me termina de convencer al 100% pero creo que se puede hacer más caricaturesco para que sea más afín a las cinemáticas.

Super Bomberman R2 es un juego sólido y su jugabilidad sin duda tiene mucho potencial pero la mezcla de modos no termina de ser la mejor. A decir verdad mejora muchos elementos del título original pero no lo suficiente para hacerlo una compra segura.

Los fans de Bomberman apreciarán varios cambios y es un avance a lo que se podría hacer más adelante con la franquicia, pero aún le falta un poco para llegar a ser un excelente título de la franquicia.

Super Bomberman R2 ya está disponible en PC, PS4, PS5, Nintendo Switch, Xbox One y Xbox Series S|X.

Reseña hecha con una copia de Super Bomberman R2 para PlayStation 4 provista por Konami.

A %d blogueros les gusta esto: