The Ascent

El 1er título de Neon Giant es un Twin Stick shooter con buenas mecánicas, pero otros elementos limitan el potencial que tiene The Ascent.

Plataformas: PS5 (Reseñado)/PC/PS4/Xbox One/Xbox Series S|X
Desarrollador: Neon Giant
Publishers: Curve Digital
Lanzamiento: Marzo 24/2022
Género: El Capitalismo en acción

El Twin Stock shooter es de esos géneros que realmente hay que lograr bien con las mecánicas para que se sienta que vale la pena.

Títulos como Helldivers o Nex Machina han creado cosas muy interesantes, pero no logran llegar a varios detalles, más que todo en el apartado gráfico. The Ascent logra un apartado visual fantástico, pero muchas de sus mecánicas no logran integrarse adecuadamente.

El título nos llevará al planeta Veles Allí, muchas personas buscarán llegar para encontrar una mejor vida, pero en realidad el planeta controlado por el Ascent Group usará sus sueños de libertad como una manera de encadenarlos.

Llamados “Indents”, las personas que logran entrar a Veles, se encontrarán con contratos imposibles de cumplir donde podría terminar su propia vida y aún así no lograrían pagar sus deudas.

Nosotros, seremos un Indent que se verá envuelto en una guerra entre diversas empresas que se pelearán el control de Veles luego de la misteriosa caída del Ascent Group.

No lo voy a negar, narrativamente el juego tiene muchísimo potencial pero al mismo tiempo el juego se esmera en tratar de atropellar esas ideas de la manera más sencilla posible.

Entonces donde podría haber un mensaje de “todas las empresas son iguales por eso son tan reemplazables”, meten un plot muy elaborado donde una empresa se robó los datos de X o Y manera para… ¿intentar reemplazar la empresa?

Uno de los grandes problemas que tiene The Ascent a nivel narrativo es que busca excusas para hacer más complicada la historia donde realmente no es necesario.

El concepto de las tomas hostiles empresariales no es nuevo y por la manera como el juego plantea que es Veles, sin duda esa situación será el pan de cada día de las empresas. Por lo que la aparición de yCorp y todo lo que la rodea no es que tenga mucho sentido.

Sin duda el juego se habría beneficiado de una historia mucho más sencilla, en especial porque realmente se habría nutrido más con unas misiones secundarias que fueran más allá de “ve a A y luego trae a B”.

Dicho eso, personajes como nogHead son bastante interesantes y cuando la historia funciona, realmente hay algo bueno ahí, pero digamos que no siempre sucede esto.

The Ascent cuenta con un gran gameplay. Sin duda la manera como se juega es fantástico, es muy responsivo y al mismo tiempo muy flexible.

Al ser un Twin Stick shooter, controlaremos nuestro Indent con el stick izquierdo y apuntaremos con el derecho, en este punto el juego pone una capa adicional de combate y es la cubierta.

Durante los tiroteos, podremos agacharnos detrás de una estructura y disparar con un poco más de protección. Por lo cual, no podremos disparar normalmente, sino que tendremos que presionar el gatillo izquierdo para apuntar mucho más arriba y así disparar escondidos.

No les voy a negar que por costumbre al principio siempre pensaba en apuntar con L2 y disparar con R2.

Cuando son enemigos grandes no hay mucho problema porque los tiros de cierta manera conectarán, pero cuando se dispara a un enemigo del mismo tamaño, si es raro que uno de estos golpee.

La mecánica a cubierto es más bien sencilla. Solo será cuestión de agacharnos y defender el fuerte desde allí.

Nuestro Indent, también contará con habilidades especiales que serán consumibles. Estas se activarán con L1 y R1, algunas tendrán diferentes tiempos de recarga por lo que será importante tener esto en cuenta a la hora de atacar.

También está “la habilidad lanzable”. Principalmente son granadas, pero esto varía más por su efecto sobre los diferentes enemigos, por lo que será importante saber a qué nos enfrentaremos para así modificar nuestro loadout acorde.

Por último, está la habilidad de hackeo con el Cyberdeck. Esto realmente no tiene muchísima relevancia en la historia, pero para los combates será importante.

Si mantenemos presionado triángulo, un “aura amarilla” saldrá de nosotros, esto nos permitirá hackear cajas con recompensas y en las máquinas nos lanzará todo lo que tiene disponible, por lo que nos podremos curar o recuperar las habilidades especiales sin mucho lío.

Realmente gran parte de las veces el gameplay funciona muy bien, pero un problema que siento que tiene el juego, es que tiene cosas que realmente no son útiles y otras que les falta un par de cosas para funcionar bien.

Me explico.

El juego diferencia entre máquinas y humanos, por lo cual habrán armas balísticas y de energía. Las 1ras son ideales contra blancos humanos, mientras que las otras serán ideales para las máquinas.

A pesar de ser muy sencillo no se siente tan intuitivo como Neon Giant pensaba, en especial porque es un poco aburrido entrar al menú, cambiar de arma y viceversa. Sin duda diría que crear un pequeño sistema de Loadouts serviría un montón y así el cambiar de armas seguido de acuerdo al entorno se sentiría más natural.

También siento que la mecánica de cubierta no está tan bien pensada.

The Ascent tiene muchísimos elementos dentro del mundo donde uno puede cubrirse, pero no es una mecánica tan útil ya que los enemigos incluso si van con armas de fuego buscan flanquear.

Entonces en muchos momentos, ponerse a cubierto es más encerrarse en un punto y arriesgarse a ser baleado que algo que uno usaría para protegerse. Sí, contra las torretas es práctico, pero más allá de eso… no se ve utilidad.

Por último diría que el juego se beneficiaría de uno que otro balance para un jugador, en especial contra los bosses que hacen mucho daño, pero dejan poca vida.

El apartado en el que más descresta The Ascent es en su parte visual. El juego es sencillamente precioso.

Tanto en PS5 como en Xbox Series X, el juego descresta por su detalle, la densidad de Veles y todo el mundo que nos rodea. Aunque no probé esa versión, no niego que si es todo un logro que el juego corra en PS4 y Xbox One, porque incluso en las nuevas consolas tiene problemas de framerate, nada exagerado pero se nota de vez en cuando.

Lo más sorprendente de todo, es saber que Neon Giant es un estudio compuesto por 12 personas lo cual no solo explica el reto que fue desarrollar el juego para PC, Xbox One y Xbox Series S|X para luego portearlo casi un año después a PS4 y PS5.

También se les abona que aunque no hicieron uso de los gatillos, la vibración háptica y el parlante del control son fantásticos. Cuando estamos bajos de vida, el control vibra como un corazón o cuando pasan las naves cerca a nosotros, vibra desde que se acerca hasta que se aleja.

La implementación es ideal y me encanta que el estudio haya encontrado una manera de hacerlo bien sin que se fuera a lo mismo de siempre.

The Ascent es un título ideal para jugar en cooperativo. Aunque el juego definitivamente palidece en varios aspectos, su gameplay logra soportar todo de manera ideal y lo hace lo suficientemente entretenido para jugarlo con gente.

Sin duda es un juego que muestra todo lo que puede hacer Unreal Engine en manos de un estudio con ganas de sacarla del estadio, pero claro… siempre y cuando lo jueguen en una consola de nueva generación.

The Ascent ya se encuentra disponible en PC, PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series S|X. En el caso de PC y Xbox el título se encuentra en el catálogo de GamePass.

Reseña hecha con una copia de The Ascent para PlayStation 5 provista por Curve Digital.

A %d blogueros les gusta esto: