Winter Ember

El título de Sky Machine logra ser interesante para cautivar por un tiempo, pero muchas de sus mecánicas no logran estar bien establecidas.

Plataformas: PS5 (Reseñado)/PC/PS4/Xbox One/Xbox Series S|X
Desarrollador: Sky Machine Studios
Publishers: Blowfish Studios
Lanzamiento: Abril 14/2022
Género: Thief sin Garrett

El Stealth es uno de los “géneros” que a mi parecer es más difícil de ejecutar. No solo hay muchísimas iteraciones y modos de hacerlo, sino que una mala ejecución se nota bastante.

El título de Sky Machine Studios es un experimento interesante en Stealth con una historia muy atractiva, pero que realmente se siente que muchos títulos han hecho cosas similares de una mejor manera y al final termina sintiéndose tosco frente a otros títulos.

Winter Ember nos pondrá en el rol de Arthur, que luego de ser traicionada su familia y ser desfigurado por un incendio, volverá a la tierra de Anargal a describir el secreto de la traición y a cobrar venganza.

Sí… es un cliché brutal la historia, no lo voy a negar.

Realmente tiene elementos que funcionan y otros que no, los diálogos no son tan buenos y a veces tratan de sonar tan serios que son un poco jocosos.

Pero la historia en general está bien, realmente no descresta a pesar de tener un misterio interesante. Creo que algunos giros no son tan sorprendentes como creen, pero igual cumplen.

El problema es que al mismo tiempo se sienten demasiado comunes, incluso de cierta manera se siente un poco calcado de los juegos de Thief, aunque sin el enfoque “sobrenatural” que le dieron a la última entrega del juego.

Arthur tampoco es un personaje tan carismático. En la cinemática inicial lo presentan como un niño rico que solo le interesa la diversión, hasta que la realidad lo golpea.

Entonces al final realmente no logra cautivar lo suficiente.

También debo admitir que el juego resuelve los misterios demasiado rápido. Sin duda plantea uno nuevo con la solución, pero siento que podría haber dejado un poco más a la imaginación las cosas, después de todo no es que normalmente uno encuentre a alguien que le cuenta todo inmediatamente.

Sin duda darle un poco más de personalidad a Arthur habría ayudado a que no se sienta tan serio y al mismo tiempo tan “aburrido”.

En su jugabilidad es donde el juego brilla y sin duda es la parte en la que Sky Machine puso más trabajo.

Winter Ember funciona como un tipo de Top Down Shooter. Entonces nuestro punto de vista del mapa es 3D, pero en picado.

Entonces los modelos de los personajes no son exageradamente detallados, sino que se enfoca más en los escenarios y los hace un poco más robustos en cuánto a detalle.

Adicional a esto, es interesante como visualmente corta el edificio para poderlo ver por dentro y con el segundo stick podemos mover la cámara para ver ciertos puntos con más detalle y encontrar algo oculto para seguir avanzando.

El juego como tal tiene varios sitios que podemos explorar y a las casas que podemos encontrar tanto loot, como NPCs o misiones secundarias que usamos para ganar puntos de experiencia y subir nuestras habilidades.

Winter Ember también usa el manejo de los items como una mecánica. Similar a la manera como funciona el popular inventario de Resident Evil 4. Entonces aunque podemos lootear no siempre podremos cargar todo lo que nos robamos.

Será clave entender el balance entre las flechas, el loot y los materiales de curación que necesitaremos durante algunas misiones.

Arthur contará con un arsenal variado desde la espada, objetos lanzables y las flechas.

Con la Espada enfrentaremos a los guardias y Arthur podrá hacer “backstep” y el rollito al mejor estilo de Dark Souls.

Aunque el combate es una opción viable, también hay que tener en cuenta que Arthur no es el personaje más experto en combate, por lo que realmente el juego prefiere que intentemos hacer todo sigilosamente en todos los momentos.

Las flechas serán el elemento más importante.

Dentro del juego, encontraremos muchísimos materiales con los que podremos crear las flechas que necesitamos. Algunas serán ideales para atacar enemigos y otras para avanzar dentro de la ciudad.

Lo interesante de esto, es que muchas abren la exploración a lugares interesantes y siento que aunque al diseño del mundo le falta estar un poco más pulido, realmente abre avenidas interesantes ya sea para entrar a ciertos lugares o arreglar vías de escape.

El juego tiene un elemento que afecta mucho de la jugabilidad y que al final siento que arruina gran parte de la experiencia.

Por ejemplo, Splinter Cell ha tenido maneras interesantes de mostrar los momentos cuando Sam Fisher está oculto en la oscuridad o no. En momentos el feedback era un poco más discreto y en casos como el de Conviction, la pantalla se ponía en blanco y negro.

Winter Ember realmente no diferencia esto de manera ideal. En la interfaz hay un pequeño ojo que aparece y desaparece conforme nos acerquemos a fuentes de luz, pero realmente el feedback a nivel visual deja muchísimo que desear.

Por ejemplo, a Arthur como tal no lo afecta la luz de la luna, pero al final esto despista bastante y en varios momentos pensé que no me veían, pero si me vieron y viceversa.

No niego que realmente suena un poco agresiva la crítica, en especial porque siento que el gameplay funciona bastante bien.

Pero este tipo de elementos realmente afectan bastante la manera como funciona el sigilo y en un género que gira muchísimo en torno a esto, sin duda tiene que ser mucho más pulido de lo que uno piensa.

Visualmente es un título que hace todo de manera muy competente.

Los entornos se ven bastante bien y aunque los modelos no son exageradamente interesantes, se ven diferentes y se detallan lo suficiente para que realmente diferenciemos entre guardias, habitantes del pueblo y viceversa.

Las cinemáticas son animadas como ilustraciones de la misma manera que se ve en juego como Agent Intercept o similares.

Sin duda, el Lipsync tiene problemas en esa área, pero me parece un detalle muy interesante que sin duda se podría aplicar a juegos de menor presupuesto y puede ser un plus adicional que bien ejecutado se vuelve una herramienta clave.

Winter Ember es de esos títulos que les falta el centavo para el peso. Aunque hay mucho potencial en las mecánicas y en varios otros elementos, sin duda muchas cosas se siguen sintiendo un poco cojas.

Ya sea por presupuesto o por cantidad de manos disponibles, hay muchas cosas que no logran ser 100% funcionales y palidecen ante otros títulos que tienen ideas similares.

El juego ya está disponible en PC, PS4, PS5, Switch, Xbox One y Xbox Series S|X.

Reseña hecha con una copia de Winter Ember para PlayStation 5 provista por Blowfish Studios.

A %d blogueros les gusta esto: