Gundam Versus

Gundam Versus

Plataformas: PS4 (Reseñado)
Desarrollador: Bandai Namco Entertainment
Publishers: Bandai Namco Entertainment
Lanzamiento: Octubre 24/2017
Género: Acción

Cuando se trata de videojuegos licenciados basados en algún anime, Bandai Namco es la compañía que sale a relucir por su amplio catálogo de propiedades, donde destacan grandes series como One Piece, Naruto, Dragon Ball Z, Shingeki no Kyojin, Fist of the North Star, JoJo’s, la saga Tales of y la saga Gundam, por nombrar algunas pocas.

Si bien cada uno de estos títulos es diferente entre sí, es obvio que Bandai Namco tiene unos parámetros que se han hecho constantes a lo largo de los últimos años, tal como el uso de Cell-Shading, el cual predomina en los títulos de Naruto y Dragon Ball, una jugabilidad ágil y versátil que permite a los jugadores ponerse en los pies de sus personajes favoritos según el juego, así como una gran calidad visual que siempre resalta por su fidelidad al material adaptado.

Gundam Versus no es la excepción a esta fórmula, y aunque el resultado no es mediocre, sí deja un sabor agridulce después de varias horas de juego.

Como su nombre lo indica, Gundam Versus es un título 100% competitivo y ese es quizá uno de los puntos más complejos a analizar. Comprensiblemente, es imposible tener en cuenta las más de 40 series de Gundam que se han emitido desde 1979 a la actualidad para desarrollarlas a fondo en un modo historia, sin embargo, las ansias de esta entrega por ofrecer un repertorio de personajes tan amplio como la misma saga, hace que los mechas no se sientan únicos en la forma en que se controlan.

Esto se debe a la fórmula que tiene Bandai Namco con estos títulos, los cuales tienen como base el mismo esquema de controles y movimiento para los personajes con apenas ligeros cambios según la propiedad. Esto se puede ver en la forma en que se ejecutan las acometidas, los tipos de ataques cuerpo a cuerpo, la disposición del luchador en el espacio y el sistema de –supports- disponibles para hacer acciones adicionales en medio del combate.

Como si lo anterior no limitara de por sí el sistema de combate, Gundam Versus clasifica los mechas en tres tipos: los que atacan cuerpo a cuerpo, a distancia y los que son un punto en medio. El problema, es que si bien hay movimientos propios según el personaje, apenas se siente el cambio porque este sistema de “clases” se siente como un estándar, por lo que todos los ataques cuerpo a cuerpo y a distancia se sienten idénticos así la acción en pantalla sea distinta.

Pero el problema con Gundam Versus va más allá del cómo se controlan los personajes y la cantidad de los mismos, sino en sus modos de juego y las recompensas.

Como dije, no hay un modo historia y a estas alturas es redundante explicar por qué, sin embargo, hay dos modos de juego que son el pilar de la experiencia en Gundam Versus. Uno es una modalidad arcade en la que se disponen 10 rutas (o “escenarios”) que se clasificar del más fácil al más difícil, constando de varias batallas que otorgan puntos de experiencia al personaje y monedas de oro que sirven para comprar nuevos pilotos o coleccionables.

Si bien estas rutas cambian de dificultad, no hay variedad tanto en los escenarios de combate como en los oponentes, siendo un modo de juego en extremo repetitivo y que se gasta muy rápido, pues superar cada ruta llevará cuando mucho unos 15 o 20 minutos.

Por otra parte está el modo PVP, el cual debería ser la mayor atracción de Gundam Versus. Desafortunadamente, este apartado tampoco está a la altura de las expectativas, tanto por lo repetitivo que resulta jugar en partidas de hasta 3Vs3, pero especialmente por la inestabilidad del modo de juego en sí. Es difícil encontrar una partida que no sea víctima del lag incluso si tenemos una conexión estable y eso hace que sea frustrante y poco satisfactorio jugar en línea.

Lastimosamente este es un apartado que pocas veces ha sido estable en los juegos de Bandai Namco, así que realmente no sorprende que esté así, pero si deja mucho que desear siendo el enfoque del título.

Ahora bien, el sistema de recompensas en Gundam Versus no es diferente a lo que han venido haciendo en otros juegos de Bandai Namco. Por un lado, la experiencia se contabilizará independientemente según nuestro personaje predilecto, lo cual aumentará su rango y desbloqueará algunas ventajas para el mismo, sin embargo, elementos como los pilotos y otros coleccionables sólo se pueden adquirir con el dinero que deja cada batalla.

Es un sistema tradicional y apela más que todo a la nostalgia del jugador pues realmente cada elemento no tiene mayor impacto dentro del juego y los artículos de personalización para el perfil de usuario son meramente decorativos. No están mal, pero realmente no motiva buscarlos.

Es cierto que Gundam Versus es un juego que está hecho para los fans de la saga, pero tampoco está bien decir que es un título que seguro disfrutarán. Como dije al principio, es un juego con fallos pero que aun así tiene cierto encanto, más que todo por la fidelidad visual y sonora con la saga, tanto por los modelos de los personajes como por las piezas musicales que, de nuevo, apelan a la nostalgia, como el opening de Mobile Suit Gundam (Tobe! Gundam!).

Gundam Versus es un juego medianamente competente en lo que propone. La representación de los escenarios, personajes y ambientes de la saga Gundam son unos de los apartados mejor tratados, pero el título como tal no ofrece mayor variedad en sus modos de juego. De nuevo, es una lástima que, para ser un título online, este sea el apartado menos estable, pues encontrar una partida que pueda disfrutarse de inicio a fin es cuestión de pura suerte.

Juego reseñado con una copia de Gundam Versus en su versión de PlayStation 4 brindada por Namco Bandai Latinoamérica.