What Lies in the Multiverse

What Lies in the Multiverse logra ser un título sencillo y emocional, donde su gameplay no logra ser tan bueno como uno quisiera.

Plataformas: PS4(Reseñado)/PC/PS5/Nintendo Switch/Xbox One/Xbox Series S|X
Desarrollador: Studio Voyager/IguanaBee
Publishers: Untold Tales
Lanzamiento: Marzo 4/2022
Género: Multiverso sin locura

No voy a negar qué hay publishers de publishers. Untold Tales se ha convertido en uno de esos publishers que realmente publican juegos que me atraen.

Aunque no es parecido al magnífico Golf Club Wasteland, What Lies in the Multiverse es una divertida historia de pérdida, aceptación y de cierta manera… el poder de la amistad.

Multiverse nos pondrá en el rol de “El chico”, este inteligente muchacho descubrió desde su cuarto una fórmula que le permitiría ver todas las posibles dimensiones y descubrir el Multiverso.

Pero el experimento saldrá mal y conocerá a Emmett.

De ahí en adelante iniciará una aventura donde el chico se verá enfrentado a una policía multiversal, mientras todos los planes apuntan a un conflicto de grandes proporciones gracias a una misteriosa base que guarda el secreto de todos los errores que han aparecido en el multiverso.

Debo admitir que aunque no me cautivó tanto, la narrativa de Multiverse es bastante buena. No solo cuenta una historia con momentos muy fuertes y adultos de manera divertida, sino que siempre le apuesta a ser “diferente”.

De una manera muy curiosa, nunca se siente que el juego se burla de las cosas que comenta. Sino que por otro lado, el humor logra balancear adecuadamente el drama para que se sienta incisivo sin desentonar con el tono.

El juego inicia de una manera muy jocosa y poco a poco se va poniendo más seria, precisamente para reflejar aún más que tanto Emmett va llegando a la meta y nosotros como el chico/el jugador, conocemos mucho más de la historia detrás de todo.

No niego qué hay muchos puntos que no terminan de ser muy claros y que el juego al final deja volando. El juego cuenta con un final alternativo por lo que esto podría hacer más clara la historia o resolver esos puntos que quedaron con poca información.

Esto último, no niego que no tuve ni la más remota idea como encontrarlo. Incluso me acordé de Metro Exodus donde las micro decisiones de Artyom eran las que definían el final del juego.

A pesar de la existencia de este final, no niego que me hubiese gustado que la narrativa cerrara un poco mejor y que este final fuera un adicional, ya fuera para expandir algún momento de la historia o en su defecto para ahondar en la mitología de su multiverso.

El Fuerte del título también está en sus personajes. Tanto Emmett como el chico tienen personalidades muy marcadas y funciona muy bien esa relación de Mentor/Aprendiz que se ve a lo largo de la historia.

Los personajes secundarios también son agradables. Sin duda uno de los más interesantes es Lise, que es una de las personas que persigue a Emmett tiene uno de los arcos más curiosos porque va ligado al tema del síndrome de impostor.

Mencionó a Lise específicamente porque no niego que el resto de los personajes si se quedan cortos en varios aspectos.

Sin duda la catarsís al final del segundo acto es apropiada para la situación y también se refleja mucho durante la última parte del juego, donde Emmett cometió los mismos errores en su juventud.

Mecánicamente es un poco raro.

Si buscara simplificarlo, sería Guacamelee con únicamente las habilidades de Xtabay y las plataformas, nada más nada menos.

No lo digo como una crítica, realmente me parece que Multiverse le juega sus fortalezas y más que complejizar todo de manera innecesaria le apuesta a una buena historia y a un gameplay sencillo.

El juego es un plataformero con elementos de puzzle. En el caso específico de los puzzles, realmente no hay nada fuera de lo común con los mismos.

Sin duda Iguana quiso hacer un título accesible y se nota en la mayoría de los puzzles. Aunque el de las puertas es “complejo”, no niego que realmente no hay nada exageradamente difícil, solo momentos en los que toca pensar un poco más de lo normal.

Su control realmente es muy sencillo, podremos mover al chico tanto con el pad direccional como con el análogo, podemos saltar con X, activar cosas con cuadrado y con R2 podremos cambiar de dimensiones.

El juego poco a poco va introduciendo elementos que hacen más “complicados” los puzzles y los usa como un tutorial para el futuro. Eso es bastante práctico porque al final el juego me da las herramientas, aunque no niego que me tocó experimentar un poco más de lo normal para lograrlo.

Uno de mis principales problemas con el juego, está con el control.

No puedo evitar sentirlo muy “flotante”, me explico. Sin duda el juego se controla bien y las plataformas realmente no requieren gran precisión, pero aún así se siente que el personaje flota mucho a la hora de saltar lo cual hace difícil que de vez en cuando uno no la embarre por calcular mal.

¿Es algo grave? No, pero para un juego de este estilo siendo que las mécanicas de plataformas deben ser claves.

Visualmente es muy estilizado y el Pixel Art le juega bien al título, los entornos son detalladas y realmente incluso con poca información, se sienten adecuadas las emociones que cada uno de ellos siente durante X o Y momento de la campaña.

También los entornos son muy detallados y se sienten diferentes el uno del otro con el cambio dimensional, sin duda Iguana le puso mucha atención a esto y ese trabajo se ve.

Realmente What Lies in the Multiverse es un juego sólido, aunque su narrativa no rompe ningún molde, no niego que vale la pena probarlo. A pesar de su estilo visual, realmente hay un bello título allí.

El juego ya se encuentra disponible en PC, PS4, PS5, Nintendo Switch, Xbox One y Xbox Series S|X.

Reseña hecha con una copia de What Lies in the Multiverse para PlayStation 4 provista por Untold Tales.

A %d blogueros les gusta esto: