Back 4 Blood Beta – Impresiones

Tuvimos la oportunidad de probar la beta anticipada de Back 4 Blood, el posible sucesor de Left 4 Dead y estas son nuestras impresiones.

Luego de Alphas y betas cerradas, finalmente tuvimos la oportunidad de probar Back 4 Blood durante su fin de semana de acceso previo y aunque definitivamente es un digno sucesor de Left 4 Dead, tiene algunos detalles que no terminan de cuadrar.

Turtle Rock ha tenido un prontuario complicado, no solo es el creador del aclamado Left 4 Dead, sino que trabajo con Valve en Counter-Strike: Source y el modo Deathmatch de Half-Life 2

También trabajaron en EVOLVE que, aunque fue un gran concepto falló debido a múltiples factores incluyendo su incómodo sistema de DLCs y contenido post-lanzamiento.

Finalmente su nuevo título los lleva a su zona de confort, sin duda los paralelos entre Back 4 Blood y Left 4 Dead son bastantes (empezando con el 4 en su título) pero debo admitir que después de probar la beta, me sigo quedando con Left 4 Dead.

Al inciar el juego, nos llevará a un Lobby que será un tipo de aldea protegida de los Zombies, esto nos servirá como punto de inicio ya sea para probar el arsenal que está disponible dentro del juego, comprar cartas y finalmente iniciar el juego (ya sea la campaña o el modo multiplayer).

Uno de los 1ros cambios que nos encontramos en Back 4 Blood es que los personajes si importan. Al jugar Left 4 Dead, cada personaje era más un avatar que nosotros encarnaríamos más que algo que cambie o nos de ventaja.

En este caso, la situación es completamente diferente ya que cada personaje no solo tiene un loadout definido, sino que el balance del mismo podría ser clave para fracasar o triunfar en una misión.

Por ejemplo Holly tendrá como arma principal un bate con puas, mientras que Mama tendrá una escopeta recortada y así con todos los personajes. Unos tendrán machetes, mientras que otros tendrán pistolas.

Cada personaje tendrá un loadout con un arma base (que será la que tiene el personaje) y un arma pesada que puede ser escopeta, rifle de asalto, francotirador, entre otros, por lo que nosotros debemos saber exactamente con qué arma somos buenos a la hora de enfrentarnos a la horda.

Aquí es donde tengo mi primer problema con Back 4 Blood. Este loadout se siente muy limitado no solo por el hecho de tener únicamente dos armas, sino porque me obliga a priorizar ciertos tipos de arma solo porque no me puedo arriesgar a quedarme sin balas en el futuro.

Un sistema similar al original de Left 4 Dead o incluso el que vimos en World War Z funciona. Donde tenemos acceso a un arma cuerpo a cuerpo, junto a las armas que normalmente usamos. 

Si, tenemos ataque cuerpo a cuerpo presionando el stick como cualquier FPS actual, pero ese ataque no es realmente útil cuando nos enfrentamos a muchos zombies, en cambio un bate o un machete son más efectivos para dicha situación.

Algo bienvenido, es la personalización de las armas. Para nadie es un secreto que este ha sido un punto de contención en los FPS modernos, en especial en la manera como Modern Warfare llevó la personalización de las armas para darle más libertad al jugador.

Back 4 Blood no llega a ese nivel, pero si permite que nuestros rifles de asalto, escopetas y demás se sientan más nuestras. 

Encontraremos mejoras de cañon, mira, culata y munición. Por lo cual podemos mejorar el recoil de un arma con la SCAR con una nueva culata o aumentar la cantidad de munición que cargaría la escopeta AA-12.

En la parte que el juego lo limita, es que muchos de estos elementos los encontramos en el mundo o en la tienda, pero no es que podamos seleccionar el que nos suene sino que tendremos que arriesgarnos a que sea mejor o peor que el que teníamos anteriormente. 

Esto me parece un punto clave, ya que obliga a que el jugador trate de familiarizarse con todas las armas y así usar la que se le atraviese así no sea su arma preferida para matar zombies.

Una de las cosas que trae Back 4 Blood es su sistema de cartas. 

Durante un nivel o en el lobby, podremos configurar un tipo de mazo para darnos ventaja dentro del juego. Por ejemplo, hay cartas que reducen el tiempo de recarga de un arma (ideal para usar con el magnum) o que se recupera vida al utilizar armas cuerpo a cuerpo.

Todo esto nos permite pensar en tener un estilo de juego concreto, pero al mismo tiempo probar nuevas cosas que pueden ser beneficiosas a la hora de una situación difícil.

No voy a negar que el sistema tiene mucho potencial, pero también siento que puede ser un nido de microtransacciones a largo plazo. Aunque realmente no podría desbalancear el juego si se usan únicamente en el modo single player, si podría ser un problema en el modo PvP (que no estuvo disponible en la beta).

Los niveles también tendrán cartas, estas se llaman cartas corruptas. Aquí normalmente ponen una “dificultad” junto a un reto. Si completamos el reto recibiremos cobre adicional para gastar en la tienda, si fallamos no recibiremos nada.

Precisamente por ser una beta, pues tuvo varios problemas de conexión y aunque estos no fueron graves, sí mostraron algo específico que espero que solucionen en el lanzamiento final.

El juego saca a un compañero, no hay manera de volverlo a invitar a la partida en la que estaba. 

Este fue muy problema más grande con el juego, debido a la inestabilidad del juego mismo o de la red, sacaba a un compañero y no tenía manera de invitarlo de nuevo a la partida. A veces cambiaba el personaje por un Bot o de pronto entraba un jugador nuevo, pero pues me obligaba a salir de la partida, volver a armar la party y arrancar de nuevo.

Sin duda, la beta es de esos momentos claves para un título de este estilo ya que a pesar de ser un juego con modo de un jugador, si está pensado para el cooperativo entre amigos.

No puedo negar que a pesar de sus problemas disfruté bastante mi tiempo en la beta de Back 4 Blood y si logran solucionarlos, sería un juego al que volvería periódicamente solo para saciar mi sed de enfrentarme a hordas de zombies.

Back 4 Blood regresará para una beta abierta desde el jueves 12 de agosto que ya se puede precargar y tendrá soporte para Cross-Play entre todas las plataformas.

Mientras que el título llegará el 12 de octubre a PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X|S. En el caso específico de Xbox, el juego estará disponible día 1 en GamePass.

A %d blogueros les gusta esto: