Demon Slayer: The Hinokami Chronicles

El esperado título de Demon Slayer, logra adaptar bien el 1er acto del Anime, pero en momentos logra sentirse como algo que ya se ha visto.

Plataformas: PS5 (Reseñado)/PC/PS4/Xbox One/Xbox Series S|X
Desarrollador: CyberConnect 2
Publishers: SEGA
Lanzamiento: Octubre 15/2021
Género: Juegos de Naruto… con otros personajes.

Demon Slayer sin lugar a dudas se convirtió en un fenómeno internacional con su primera temporada. La historia de Tanjiro si bien comparte rasgos con cualquier shonen en el mercado, al final esta logra distinguirse por su tono y la forma en que evoluciona su historia con el tiempo, siempre manteniendo cierta tensión entre sus conflictos y no siendo 100% complaciente con sus fans en terminos de expectativa.

Siendo una serie tan emotiva, causaba mucho interés su adaptación a videojuego, especialmente porque el equipo a cargo de este título sería nada más que CyberConnect 2, el estudio que estuvo a cargo de la saga Ultimate Ninja Storm de Naruto.

¿Es Demon Slayer: The Hinokami Chronicles el producto que fans estaban esperando? La respuesta es un ‘sí pero no’, en la medida que adapta fielmente los eventos del anime a tal punto que hay fotogramas idénticos a la serie, todo soportado bajo un sistema de combate bastante familiar que, si bien es muy cómodo, no ofrece nada nuevo en términos de experiencia.

Argumentalmente, Demon Slayer: The Hinokami Chronicles adapta lo comprendido entre la primera temporada del anime y la película, pero concretamente va desde el entrenamiento con Urokodaki hasta el combate entre Rengoku y Akaza.

Como ha sido tradición en la saga Ultimate Ninja Storm, The Hinokami Chronicles está segmentado en varios episodios, 8 en total, los cuales están compuestos de varias misiones que debemos cumplir, además de ciertas memorias en forma de video que podemos visualizar y “complementan” los eventos que vamos visitando.

Algo interesante con la estructura del modo campaña es que cada episodio permite la exploración de pequeñas áreas donde debemos seguir un camino especifico para llegar al combate final, pero en el transcurso hay pistas y coleccionables que al final sirven para desbloquear nuevos personajes, atuendos, arenas e ilustraciones.

No es el método más atractivo ya que los escenarios son bastante lineales, pero al menos facilita la tarea de encontrar todo al 100%.

Fuera de lo anterior, todo permanece idéntico tal como se ha visto en la saga de Ultimate Ninja Storm, en la medida que después de varios enfrentamientos regulares tendremos una pelea con un jefe final, la cual concluye con la ya clásicas secuencias con QTE.

No se está reinventado la rueda, pero hay que decir que, como siempre, son bastante impactantes y llamativas, especialmente por la fidelidad que mantienen con lo visto en el anime.

Dicho eso, solo falta por entrar en detalle en el sistema de combate y la verdad es que no es fácil hablar de este apartado porque si bien es bastante familiar y cómodo, también refleja la forma en que está estandarizada la producción de juegos basados en anime donde todos están compuestos de las mismas mecánicas sin mayor distinción.

Así pues, tenemos un ataque débil, uno fuerte, una acometida (rush), el bloqueo, un soporte, un botón de “carga” o ‘Despertar’ -modo potenciado- y un ‘jutsu final’, por decirlo de una forma familiar.

Ciertamente todos los personajes se comportan de forma distinta y ahí está el éxito de Demon Slayer: The Hinokami Chronicles, pero no se juega diferente de la gran mayoría de juegos de anime que han salido en el mercado a lo largo de los últimos años.

De hecho, la gran diferencia que hay con respecto a otros títulos es el presupuesto, ya que se nota que aquí el equipo de CyberConnect 2 pudo meterle cariño al desarrollo.

No es solo porque el juego se vea bellísimo, sino porque está lleno de detalles que se agradecen. Desde la animación de los distintos tipos de respiración, que desembocan en distintos ataques, al movimiento de cada personaje y su posición de combate.

Obviamente, esto no implica que el sistema no esté “roto”, y es que uno de los principales problemas que ha tenido este tipo de juegos es que es muy fácil abusar de ciertas combinaciones para no dejar respirar al oponente, lo cual se refleja más que todo en el modo de juego online, pero que también puede suceder en los combates con dificultad ‘hard’, donde bajo ciertas circunstancias la maquina puede empezar a ‘spamear’ ciertos ataques. Por fortuna, esto último no es tan recurrente como, por ejemplo, a lo visto en el juego de One Punch Man.

Un punto flaco adicional en términos de gameplay es el repertorio de personajes. Dado que el juego solo cubre los arcos descritos, la selección la componen Tanjiro, Nezuko, Inosuke, Zenitsu, Urokodaki, Tomioka, Rengoku, Shinobu, Sabito, Makomo y Murata, sin embargo, a estos hay que añadirles las versiones de ‘Kimetsu Academy’, donde obviamente se repiten los protagonistas.

Es una lástima que de lanzamiento no se incluyan algunos de los demonios, especialmente porque se sabe que eventualmente llegarán como DLC Rui y Akaza, o que tampoco esté Kanao o Genya, que si bien para entonces argumentalmente tienen una participación mínima en la historia, habrían sido ideales para darle variedad al repertorio.

Naturalmente, parte de la experiencia de Demon Slayer: The Hinokami Chronicles se centra también en su componente competitivo online y aquí la experiencia puede variar un poco. Hay modos de combate rankeados y casuales, pero la cuestión en cualquiera de estos es encontrar partida.

Los tiempos de carga no suelen ser cortos dado que, por lo menos en los servidores de Norteamerica, no encuentra oponentes.

Aun así, ya dentro del combate la cosa es distinta y si bien hay usuarios que buscan spamear ataques o usan con frecuencia ciertos personajes, no hay problemas mayores en términos de conexión o desempeño. Sobre esto último, cabe decir que Demon Slayer: The Hinokami Chronicles es un juego impecable en esos términos, dado que no solo se ve muy bien, sino que es estable en PlayStation 5, sin bajones en la tasa de FPS o bugs de algún tipo.

Demon Slayer: The Hinokami Chronicles es sin duda un juego que van a disfrutar los fans del anime/manga por su calidad. No propone nada nuevo en términos de mecánicas o presentación, pero lo que hace, lo hace bien. Teniendo en cuenta que seguro esto será una nueva franquicia tipo Ultimate Ninja Storm, solo podemos esperar que dicho sucesor corrija algunos de los puntos flacos de esta entrega.

Reseña hecha con una copia de Demon Slayer: The Hinokami Chronicles para PlayStation 5 provista por SEGA.

A %d blogueros les gusta esto: