Tiny Tina’s Wonderlands

Wonderlands logra ser un juego ideal para los fans de Borderlands, que sale del molde al que Gearbox nos tiene acostumbrados.

Plataformas: PS5 (Reseñado)/PC/PS4/Xbox One/Xbox Series S|X
Desarrollador: Gearbox Software
Publishers: 2K
Lanzamiento: Marzo 25/2022
Género: Calabozos y Explosivos

Borderlands 3 es un juego que poco a poco se ha expandido a través de DLCs, presentando no solo nuevos ambientes sino historias interesantes que han explorado personajes y temáticas importantes no solo para el lore en general, sino para los fans. Pese a ello, si era evidente que faltaba algo que no podía ser más evidente… ¿Y DÓNDE ESTÁ TINY TINA?

Sin duda ella es uno de los personajes más apreciados por fans y su cameo durante la campaña no pasó desapercibido. Por fortuna, su tiempo para brillar llegó y aunque se demoró un poco, al final valió la pena.

Tiny Tina’s Wonderlands es un DLCs independiente que aunque pertenece a la continuidad de Borderlands 3, no está ligado directamente a su línea argumental dado que presenta una historia que no está sujeta a los eventos del juego. De hecho, para ser más exactos, este complemento es más un sucesor al Tiny Tina’s Assault on Dragon Keep, ya que toma ideas que allí se exploraron para presentar un nuevo “mundo”.

Ese mundo se llama Wonderlands, el cual no es más que una creación de Tina para el juego Bunkers & Baddasses (B&B), una clara parodia de Dungeons & Dragons de la que ella es ‘Bunker Master’, narrando una historia del bien contra el mal en la que Valentine (Andy Samberg), Frette (Wanda Skyes) y nosotros somos protagonistas.

Dicho esto, Tina presenta una campaña de fantasía en el que debemos enfrentar al Dragon Lord (Will Arnett), un ser maligno que tiene el poder para arrasar con todo Wonderlands y que solo puede ser derrotado por el ‘Fatemaker’, un guerrero noble que representa a nada mas y nada menos que a la Rina Butt-Stallion, siendo su campeón por la justicia.

Al igual que Assault on Dragon Keep, la campaña de B&B es un Caballo de Troya para el verdadero desarrollo narrativo del DLC, ya que a través de las vivencias del ‘Fatemaker” vemos de qué se trata realmente la historia.

Pese a tener unos años más, Tina sigue siendo una persona con problemas de apego e inseguridad. Se siente sola y se le dificulta creer que las personas que la rodean la aprecian de verdad. Assault on Dragon Keep trataba sobre el luto que estaba llevando por la muerte de Roland, Wonderlands es una batalla contra si misma en una búsqueda por aprobación, por pertenecer y esos temas se reflejan muy bien a través del Dragon Lord.

Este villano es, evidentemente, una proyección de las inseguridades de Tina y es interesante como este no solo habita en el espacio de Wonderlands, sino también en el real, rompiendo la cuarta pared y poniendo en duda las decisiones de su creadora.

Está presente para traer conflicto y hacerla dudar de lo que es y, aunque podría equivocarme, se siente como un comentario sobre lo que es la depresión.

Más allá de esto sería entrar en terreno de spoilers, pero los indicios están ahí. Parte del arco de Tina para acabar la campaña de B&B es reconciliarse con sigo misma y por ende con el Dragon Lord. Valentine y Frette están como testigos, pero son mas que eso, son sus amigos,son su familia.

Es una campaña muy bien cuidada en los temas que trata y cómo los desarrolla y aunque destaca en su apartado narrativo, también trae consigo algunas cosas nuevas en términos de gameplay que vale la pena comentar.

En primera instancia, aquí no existen los ‘Vault Hunters’, sino que podemos crear de cero nuestro ‘Fatemaker’ gracias a un amplio sistema de personalización en el que se puede configurar su apariencia, atuendo y emotes, pero aún importante, su rol, ya que tenemos a disposición un sistema de clases con diversos atributos y habilidades, los cuales se enfocan en daño a distancia con hechizos, cuerpo a cuerpo y los que traen acompañantes (con sus propias ventajas y daño elemental).

Sea cual sea nuestra elección podemos complementarlo con una segunda clase, las cuales podemos intercambiar en cualquier momento sin ninguna restricción. Lo importante es tener en cuenta que en general operan como las habilidades de los ‘Vault Hunters’, en la medida que cada nivel otorga un punto que podemos gastar en un árbol extenso que poco a poco incrementa nuestro poder.

Dada la temática de fantasía, hay algunos elementos que se cambian como las granadas, que en esta ocasión son reemplazadas por hechizos de daño elemental que podemos encontrar a lo largo de todo el juego. Se recargan con el tiempo y vienen en tantos tipos que difícilmente encontraremos alguna repetida.

Otro elemento curioso es que si bien la mayor parte del juego tenemos una vista en primera persona como en cualquier Borderlands, hay pequeñas fases de exploración con un ‘overworld’ como en los RPG clásicos, por lo que tendremos una perspectiva superior hacia el juego de mesa con diversos puntos de interés, secretos y hasta encuentros aleatorios, que simplemente son fases de combate contra una oleada de enemigos.

Si hay algo que resaltar en no tan buena nota es que la campaña está segmentada por zonas y niveles, por lo que si intentamos acceder a un área de de nivel superior encontraremos una dificultad mayor que puede llegar a ser frustrante.

Lo mejor en este caso es no enfocarse 100% en la campaña para no encontrarse con esta barrera de poder, pero estando presente no deja de ser molesta porque igual fuerza el grindeo.

Fuera de lo anterior, Wonderlands cumple en lo que promete. Es un juego muy vistoso y siguiendo la línea de su lanzamiento en consolas e actual generación, no hay dificultades técnicas salvo uno que otro ocasional bug que no afecta la experiencia.

Tiny Tina’s Wonderlands es sin lugar a duda el mejor complemento para Borderlands 3 que ha salido hasta el momento. Que sea independiente le da puntos extra al no forzar la compra del juego base, lo que lo vuelve ideal para todos aquellos que solo tienen interés en Tiny Tina.

La forma en qué se explora sus problemáticas hacen de este DLC uno de los más interesantes y los ajustes al gameplay lo hacen bastante divertido.

Reseña hecha con una copia de Tiny Tina’s Wonderlands para PlayStation 5 provista por 2K.

A %d blogueros les gusta esto: